Zinedine Fajardo

4 de junio del 2018

Por Hernán López.

Zinedine Fajardo

Hace unos días, para minimizar los efectos de un trancón por la calle 13 desde Mosquera y hacia Bogotá, y en un bus intermunicipal, comencé a darle una vuelta reflexiva a las redes sociales y me encontré con dos noticias que, por lo menos durante un buen tiempo, les van a marcar la agenda a desocupados, analistas políticos inexpertos, comentaristas antideportivos y pues a mí: Zinedine Zidane renunció al Real Madrid y Sergio Fajardo va a votar en blanco, en la segunda vuelta.

¡Ay Santa Pacha Bendita! Una coincidencia noticiosa digna de un bocado de cardenal para desocupados, reflexivos, ardidos y, otra vez, para mí. Dos tusas, una electoral y la otra deportiva, que serán duras de soportar; dos duelos elevados a la máxima potencia del amor enfermizo por dos temas que calan en la cabeza de cualquier colombiano: la política y el fútbol.

Pareciera que el destino quiso conspirar y dejar estas dos informaciones a 15 días de dos eventos importantes para el país. Odiados por muchos, al igual que queridos, estos dos personajes han generado alegrías, tristezas, rivalidades, acuerdos, animadversiones y conformidades, entre muchos otros sentimientos.

Y, en mi concepto, se parecen. Empecemos por la renuncia.

No hay nada mejor que salir por la puerta grande. Y la decisión de Zidane fue correcta. El hombre deja el equipo de sus amores con un montón de premios y una imagen más positiva que negativa. Consolidó un estilo de juego, no aceptado por muchos, con el que cerró bocas y logró triunfos. Punto para Zidane.

Por su parte, Fajardo insistió en lo que dijo unos días atrás: no juego a las coaliciones. Decidió votar en blanco para la segunda vuelta, consecuente con su discurso. Ganó las elecciones en Bogotá; ganó el cariño de muchos de los capitalinos y le cerró la boca a muchos que no gustan de sus ideas. Punto para Fajardo.

Sigamos con su estatus: los dos son técnicos.

Fajardo se le midió a manejar la ola verde que busca cambiarle el sentido al país. Le dijo a Antanas Mockus, a Claudia López y a Jorge Robledo que fueran sus coequiperos. Ilusionaron con su ‘jogo bonito’ y consiguieron que miles de personas creyeran en sus ideas. Ganaron en opinión.

Zizu le ‘cogió la comba al palo’. Eliminó el enganche tradicional, le dio la responsabilidad a Luka Modric de organizar las ideas; definió una dura línea en el medio campo, con Casemiro y Kross; y le autorizó a Cristiano Ronaldo que hiciera su antojo. Logró un montón de títulos y dejó el nombre del Real Madrid, nuevamente, en alto.

Pero también tienen sus detractores…

A Fajardo lo tildan de tibio, por no elegir entre Duque y Petro. A Zidane, de incongruente, por el estilo de juego que planteó.

Fajardo es criticado por sus paisanos; dicen que dejó a la Gobernación de Antioquia endeudada y le cobran las fallas en el Parque Biblioteca España. Zidane fue vapuleado por permitir la salida de James Rodríguez y, además, es el calvo más odiado por la hinchada colombiana. Un montón de connacionales decidieron abandonar el ‘Hala Madrid’ y llegaron, de sopetón, al ‘Mia san Mia’ del Bayern. Esa es la prueba del ‘voltearepismo’ al que estamos acostumbrados. Y si no pregúntenle a César Gaviria, a Pastrana o a los Galán.

Tras la dimisión, Fajardo se dedicó a hacerle fuerza a su ‘poderoso’ del alma. Pero el Tolima le cortó el camino y lo dejó por fuera de la final del fútbol colombiano. Zidane, sin una gota de estrés, se fue de compras con Verónique, su mujer, y cambiaron los muebles de la casa.

¿Qué les deparará el destino? ¿Llegará Fajardo a la Presidencia en el 2022? ¿Llegará Zidane a la Selección francesa? ¿Será campeón el Medellín antes del 2022? ¿Terminará Zidane de pagar el sofá y las dos poltronas que compró? Amanecerá y veremos…

A 10 días del mundial y a 13 de la segunda vuelta el país se prepara para enfrentar a ese cúmulo de emociones que los votos y los goles están por generar. Las esperanzas se concentran en un solo objetivo: Colombia. Nuevamente invito a votar el domingo 17 de junio y a apoyar, desde la distancia, al combo de James y Falcao.

Y pues que Zidane siga amoblando la casa, mientras que Florentino Pérez se dedica a buscarle reemplazo. Hasta el momento no se sabe si el entrenador va a estar en Rusia, viendo el torneo. Pero tiempo si va a tener…

@HernanLopezAya

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO