¿Cuánto cuesta el Cambio Climático?

2 de junio del 2011

Al hablar sobre cambio climático lo más común es que se discuta sobre sus causas y consecuencias sobre el ambiente y sus impactos sobre el ser humano, dejando de lado los impactos económicos y sobre el desarrollo que este fenómeno podría causar. En el 2006, Sir Nicholas Stern, publicó El Informe Stern: la verdad del Cambio Climático, informe que pone de manifiesto los costos económicos del cambio climático y los riesgos de la inacción.

Todos los impactos del cambio climático sobre el planeta llevan implícitos unos costos económicos que usualmente no son internalizados. Por ejemplo:

  • A medida que el nivel del mar aumente las ciudades costeras se verán en la obligación de invertir en la construcción de muros de contención o diques para prevenir su inundación, si no cuentan con los recursos económicos para estas inversiones tendrán que emigrar hacia zonas más altas, aumentando el número de desplazados y refugiados ambientales, con los consecuentes impactos sociales, ambientales y económicos que estas migraciones pueden generar.
  • Las variaciones de los regímenes de temperatura y precipitación  afectarán la productividad del sector agrícola, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria, especialmente de los países en desarrollo.
  • Las muertes por malnutrición y enfermedades transmitidas por vectores en todo el mundo aumentaran, y con éstas los costos sobre el sistema de salud.
  • La ocurrencia de eventos climáticos extremos aumentará en periodicidad e intensidad. Los costos de las inundaciones, sequías, olas de calor, etc., sobre la economía mundial se encuentran entre los más notorios. La primera ola invernal le costó al país cerca de 7 billones de pesos y se estima que la reconstrucción del país puede llegar a ascender a los 16 billones de pesos.

El Informe Stern realiza una evaluación de los principales costos y de los riesgos que conlleva la inacción frente al cambio climático, llegando a dos conclusiones que ponen de manifiesto la necesidad imperante de actuar ahora:

1. “Si no actuamos, los costes y riesgos totales del Cambio Climático equivaldrán a una pérdida anual permanente de, al menos, un 5 por ciento del PIB mundial. Si se toma en consideración un conjunto más amplio de riesgos y efectos, los daños estimados podrían elevarse hasta el 20 por ciento o más del PIB mundial.” (Stern, 2007, pág. 21)

2. El costo de tomar las medidas necesarias para estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero –GEI- y para adaptarse a las consecuencias del cambio climático, podría limitarse al 1 por ciento del PIB mundial por año.

Colombia es un país altamente vulnerable al cambio climático, los fenómenos del Niño y de la Niña que el país ha sufrido durante los últimos dos años son una muestra de la necesidad de adaptarnos a los impactos del cambio climático, de cuidar y proteger nuestros bosques por ser fuente de agua y por su papel tanto en épocas de sequía como en épocas de extensas lluvias. Para el país es más rentable propender por la conservación de estos ecosistemas y aprovechar las oportunidades para impulsar el ecoturismo que tener que enfrentarse a millones de tierras inundadas, vías destruidas, pueblos sumergidos bajo el agua.

Las conclusiones del Informe Stern son una realidad, es mejor actuar y prepararse ahora, que esperar a ver que impactos nos trae el Cambio Climático y empezar a correr para mitigarlos y adaptarse a estos. Los costos de ser reactivos sobrepasan con creces los costos de ser proactivos.

Sir Nicholas Stern visitará por primera vez el país el próximo 22 de junio y presentará el Impacto Económico del Cambio Climático y las medidas para mitigarlo, durante el XIII Congreso Nacional y IV Internacional de Servicios Públicos y TIC, que se realizará del 22 al 24 de junio en Medellín.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO