¿La vida de los mineros colombianos no vale?

17 de noviembre del 2010

transmitidas con emoción y mucho interés por la prensa y todos los medios colombianos, con justa razón, pues se trató del admirable esfuerzo que hicieron el gobierno y la sociedad chilenos para salvar la vida de treinta y tres personas.

Contrasta este interés con la escasa cobertura y preocupación que parecen manifestar los medios cuando se trata de la vida de mineros colombianos, aunque los datos son verdaderamente alarmantes:

15 de febrero- Una explosión generada por la acumulación de gas metano en la mina de carbón La Esperanza localizada en Socotá (Boyacá), causó la muerte a cuatro mineros y heridas a tres más.

19 de febrero- Dos mineros perecieron por acumulación de dióxido de carbono en una mina de carbón localizada en la vereda Pirgua, próxima a Tunja (Boyacá).

16 de junio-Una explosión por acumulación de gases en la mina San Fernando, localizada en el municipio de Amagá (Antioquia) dejó un saldo de 73 mineros muertos.

18 de junio- En el municipio de Corrales (Boyacá), dos mineros fallecieron a causa de la concentración de gas metano en el socavón El Totumo del cual se extraía carbón.

4 de agosto- Cuatro empleados perdieron la vida en la caída de una plataforma en la que se encontraban 16 trabajadores que reparaban un silo de carbón en El Cerrejón (Guajira).

En Norte de Santander el 4 de febrero de 2007 en una mina del corregimiento de San Roque, Sardinata murieron 32 mineros en una explosión, situación que se repitió el pasado 6 de octubre cobrando  la vida de otros seis mineros. Y así sucesivamente….

El diario La República, del 6 de agosto pasado comentaba con razón que el “boom” minero energético que vive el país no sólo está dejando millonarias entradas para las empresas, también ha desnudado graves problemas de seguridad industrial que han cobrado la vida este año de 85 personas en cinco minas de carbón.

La actividad minera de carbón es muy riesgosa, sobretodo la subterránea por acumulación de gases y derrumbes. La mayor cantidad de muertes de mineros se producen en Colombia en excavaciones ilegales, donde la pobreza hace que muchas personas busquen el sustento de sus familias con alto peligro para sus vidas.

La minería ilegal está fuera de control en Boyacá y Cundinamarca lo que induce a altos niveles de accidentalidad, y en el Valle del Cauca más del 60% de la actividad minera se realiza de manera ilegal. Según una representante de la comunidad minera en Jamundí, en la zona, al año, mueren entre dos y tres mineros; muchos han muerto en las minas sin darse cuenta, por el ‘gas bobo’, que no se siente, y hace que uno se quede dormido y fallezca. Pero, como la minería se desarrolla en la ilegalidad, hay mineros que se han quedado enterrados en las minas y nunca se reportan porque reportar un muerto es motivar a que las autoridades suspendan la explotación, o sea que no existen siquiera datos ciertos.

La punta del iceberg fue el espectáculo bochornoso de Zaragoza, donde cientos de retroexcavadoras y más de ocho mil personas durante meses trabajaron en la búsqueda desordenada de oro, inundando de mercurio el Río Dagua, sin importar las consecuencias para las poblaciones que beben esta agua, así como los animales. Dónde estaban las autoridades?

En Caldas hay un promedio de dos accidentes mineros por mes. Las causas principales están relacionadas con el mal manejo de estructuras para evitar derrumbes, utilización de explosivos ilegales y descuido con extracción del gas metano.

No obstante la gravedad de la situación, las noticias sobre estas tragedias son flor de un día, pues ya al día siguiente desaparecen de las preocupaciones nacionales. Muy por el contrario, desde el trágico evento en Chile, no han cesado los comentarios en los medios chilenos sobre las causas y la atribución de responsabilidades, tema que en nuestro País escasamente se plantea. Será que para los colombianos la vida de los mineros no vale?

Esperamos que el nuevo gobierno logre enrutar el “boom” minero, para que todas las explotaciones se hagan con la mira de proteger la vida y la integridad de los mineros, así como la de evitar el daño ecológico que también incide en las vida de la gente, por encima de cualquier otra consideración.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO