¿Por qué no te vas?

30 de noviembre del 2010

Cuando Álvaro Uribe salió de la Gobernación de Antioquia en 1998, en una sabia decisión se fue a Oxford, donde recargó baterías para seguir en la política a su regreso. Ya en 1993 había estado en Harvard, donde estudió administración y resolución de conflictos. Irse del país después de la intensidad y agotamiento que significan ser Presidente de Colombia ¡por ocho años! permite bajar el perfil, no dar papaya y recobrar la tranquilidad, mirando las cosas desde afuera, al tiempo que se mantiene su imagen positiva.

Cuando salí de la DIAN fui nombrada Embajadora en Canadá por el Presidente Pastrana. Había recibido no solo amenazas, sino que también todas las ías me estaban investigando. Mientras fui Embajadora, no sólo  estos procesos continuaron sino que también mis enemigos esculcaron donde no había  para seguir mortificándome. Al cabo de tres años finalmente me di cuenta que mientras tuviera un cargo público no podría librarme de las ías. Decidí entonces bajar el perfil renunciando a la Embajada y me mudé a Estados Unidos. Inmediatamente se acabaron las investigaciones y los titulares de prensa.

Es costumbre de los Presidentes exiliarse después del mandato. Julio César Turbay  se fue como Embajador en el Vaticano; César Gaviria se fue Washington como Secretario General de la OEA; Ernesto Samper a España, lo mismo que Andrés Pastrana. Otros como Belisario Betancur y Virgilio Barco se retiraron completamente de la vida pública, ya sea como decisión de vida o por enfermedad.

Pero Alvaro Uribe no solamente se quedó en Colombia sino que continúa dando lora por todos los medios, twitteando a 140 caracteres por minuto y librando sus peleas a través de la prensa. Siendo Presidente tenía teflón, nada afectaba su imagen positiva, superior al 70% después de ocho años de gobierno. Los colombianos nunca dejaremos de agradecerle al Presidente Uribe haber enderezado el país, darle certeros golpes a la narco guerrilla que aseguran su pronto final, y acabar con el paramilitarismo como institución.

Mientras fue Presidente escándalos como las chuzadas del DAS o el dichoso Agro Ingreso Seguro (seguro para la campaña del pincher Arias) no lo tocaban, tenía teflón. Pero llega un momento en que el teflón se raya y se le van pegando cosas a la sartén hasta que hay que botarla y conseguir una nueva llamada Juan Manuel Santos.

El nuevo Presidente tiene una imagen positiva de 80% . Los colombianos estamos contentos de que se haya acabado la peleadera con las Cortes, de que la Fuerza Pública no haya perdido bríos, de que no haya que comprar políticos para pasar las reformas fundamentales que requiere el país y de que se hayan arreglado -por el momento, las relaciones diplomáticas con los vecinos. Santos es el Presidente que el país requiere en este   momento, no solo para acabar del todo con el narco terrorismo de los barbudos, sino también para el post conflicto con la reparación, para garantizar que continúe la buena racha de inversión extranjera, de crecimiento de la economía y la derrota definitiva de la inflación.

Mientras tanto Uribe se está enterrando el cuchillo solito, dando papaya con su diarrea verbal. Con cada declaración, por ejemplo defendiendo el asilo de sus exfuncionarios, le está echando leña a la hoguera de su baja en popularidad. Esa chequera está que se sobregira. Como dije, se raspó el teflón. Pero Uribe  es todo un varón que le sigue dando en la cara marica al que se le atraviese, a tal punto que el mismo Procurador, aquel rezandero del Opus Dei que el mismo Uribe colocó, le está diciendo que no se meta.

Uribe, con todo lo que te quiero, respeto, admiro y agradezco, y tu lo sabes, te digo ¿por qué no te vas?

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO