¿Por qué Samuel Moreno no está en la Picota?

1 de mayo del 2011

Un día  antes de  ser capturado el senador hermano del alcalde de Bogotá Samuel Moreno por orden de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por su presunta participación en  el cartel – y no carrusel– del serrucho Nule, Ivan Moreno,  escribió al Consejo de Estado dando contestación a la adición de la demanda de desinvestidura promovida por quien escribe esta columna, en representación de RED VER – Red de Veedurías de Colombia Ver–. En dicho documento se pronuncia sobre los cargos   por  los cuales fuera detenido justo horas después, el día siguiente, asumiendo  una postura completamente contradictoria, irrespetuosa e incluso grosera  que contrasta con sus pronunciamientos una vez producida su detención. Iván Moreno insulta a la Corte hablándole al Consejo de Estado y denosta de los colombianos negando cuanto de prueba en prueba se desvela de cuajo como lo innegable: su inocultable responsabilidad en el concierto distrital de la filarmónica del  serrucho  y su arrastre de sus sones pérfidos al clan Moreno especialmente al alcalde, Samuel con el silencio cómplice de vastos sectores de la beligerante “izquierda“  colombiana.

En documento de su puño y letra fechado miércoles  27 de abril –que estoy dispuesto a exhibir– respecto del cargo referido a  la reunion sostenida en su casa – la misma que el Procurador conoce muy bien haciéndose campana– del barrio Teusaquillo asegura  “no corresponde a la verdad”, y que “tal reunion nunca tuvo efecto”. Quién puede creerle a Iván tras el detalle convergente de varios testigos sobre no una sino sobre al menos cuatro reuniones. Iván le sube el tono de la descalificación cuando refiere como “temeraria“ la afirmación relativa a la acusación sobre la exigencia de una mordida relativa al 6 por ciento de la fase 2 de TransMilenio. Entonces, ¿es acaso temeraria la Corte por dictarle orden de captura por la aducida exigencia de coimas o mordidas? Respecto de la reunión para “ampliar  detalles” “con relación a la estación de gasolina” en la vía Bogotá-Girardot dice igualmente no constarle, y la califica como una afirmación “equívoca”. Acaso lo temerario y equívoco no es tratar de desvirtuar las múltiples pruebas que lo refutan, en lugar de cooperar con la justicia y acceder a las rebajas del caso? Con todo, pese a que las estrategias jurídicas del clan Moreno se contrapone al cartel Nule, ello no deriva en que por ello aquellos sean inocentes, por el contrario, les hace aun más sospechosos y frágiles, pero tendrán que `sostener la caña` pues los Nule no tienen que defender su honor que les ha sido esquivo a diferencia de los Moreno, que se juegan una tradición y un innegable peso político en la vida institucional no solo de Bogotá sino del país, como que parecen tener escriturados los destinos del Polo Democrático.

Califica de “atrevida inferencia” la relativa a que “tanto el…Senador Iván Moreno como su esposa  Lucy de Moreno contactaron al grupo Nule para “negociar” las estaciones de gasolina en la vía Bogotá- Girardot”. Acaso no es quizás cada vez éticamente más “atrevida” la “inferencia” relativa a la inocencia  de Iván y sus van..van –“ban”-didos-…cuando ya hay condenados en materia disciplinaria, y varios detenidos y órdenes de captura por los mismos hechos? ¿No es más atrevido engañar a los electores y pretender hacerles creer que su majestad el Gran Serrucho Nule no entró a la alcaldía pasado por el propio clan Moreno?

Una  vez apresado por orden de la Corte Suprema Iván Moreno como disparando con regadera aseguró que “respeta la decisión de la justicia” ser esta una “injusticia contra los honestos”, y ser víctima de una difamación y de una estratagema urdida por un clan de estafadores. Al fin qué, ¿respeta la Corte o la considera un instrumento del cartel Nule y que la Corte carece de la capacidad para distinguir entre la difamación y el quebrantamiento de la ley, entre la estratagema y el derecho penal?

El que peca por la paga.  Por otro lado aseguró Ivan Moreno que su detención constituye una “injusticia contra los honestos”, y le asiste razón pues debió haber sido detenido mucho antes, no era necesario esperar tanto para echarle mano en algo que se ha convertido en una novela por entregas, dándole tiempo a Germán Olano para `volarse`. Cabe preguntarse por que hasta ahora la Fiscalía no se ha movido más rápido contra Samuel Moreno y  Andrés Uriel Gallego, Emilio Tapias, Julio Gómez entre otros, pese a militar señalamientos públicamente conocidos hace meses, para así contrarrestar de cuajo prácticas generadoras de  la cleptocracia  y de la Nulecracia , de la Morenocracia y de la Gallegocracia…

El serrucho omnipresente. Afortunadamente la Corte Suprema no solo advierte la entrada del serrucho Nule al Congreso –Iván Moreno, y Germán Olano inicialmente–, sino que señala al Palacio de Nariño – Andrés Uriel Gallego, Edmundo del Castillo etc.– , y el alcalde de Bogotá, a quien no le bastará con seguir repitiendo automáticamente cómo la adjudicación de la fase 2 de TransMilenio se realizó en la administración de Lucho Garzón, lo cual es cierto, pero no lo es menos que se habrían pactado comisiones –quizás no las únicas– durante el gobierno de Samuel Moreno. Tampoco fue contralor Moralesrussi para entonces, pero la Procuraduría demostró que participó en los acuerdos sobre `mordidas`.

Ciudadela Picota Resort.  Seguramente habrá casa fiscal recién pintada y remodelada como la otorgada a los Nule para Iván Moreno, –quien no debería ser recluido en la Picota con los Nule– y quizás exija tambien cocina y baño privado, agua caliente, cuarto propio y seguridad completa de las que no gozan la mayoría de los colombianos, ni los presos en el pabellón de  alta seguridad –donde deberían estar–, sin contar con ningún privilegio especial.

El futuro político y penal de Los Moreno está pegado con saliva y solo pende de una Corte inflexible y sobretodo de una fiscalía firme e  intransigente que olvide las cercanías históricas entre el partido Liberal de Vivianne Morales con el propio Iván Moreno como ministro que fuera del truculento gobierno de Ernesto Samper Pizano, para dar el paso siguiente y procesar ágilmente a Samuel Moreno Rojas antes de concluir su periodo como alcalde y llevarlo a acompañar a su hermano Iván ya no en la picota pública, sino en la cárcel la Picota… Los Moreno son peor que los Nule, pues estos se declararon saqueadores desde un comienzo, y nadie les pago por esquilmar el erario público, en cambio a los Moreno fuimos nosotros, todos(as) los(as) colombianos(as) quienes pagamos para que terminaran en lo que terminaron, ellos juraron respetar la Constitución y la ley, asi como la defensa del interés general – pero inclusive se alzaron con el merecido prestigio sembrado por `el general` durante y después de su dictadura militar –como todas y a nombre de lo que sea repudiable–, pero aun así si metió los pies en asuntos de gobierno, jamás metió las manos…lo que si vinieron a hacer sus cafres nietos… Iván y Samuel… para que desgastan el aparato de justicia y los órganos de control, acaso por qué no tienen un acto de dignidad y se retiran de la vida pública confiesan sus delitos en lugar de seguir jugando a las escondidas y seguirle sacando el bulto a las investigaciones como hasta ahora lo ha venido haciendo Iván Moreno? Menos mal que la Corte Suprema lo paró en seco y al ordenar su captura le puso el cascabel al gato…

Si el país a través de la justicia y los órganos de control no llegan hasta el fondo de este macrodesfalco corremos el peligro de estimular los carteles emergentes de la contratación pública y enterrarnos en un sumidero aun peor. El país desafortunadamente está tan acostumbrado a destapar escándalos como a enterrarlos sin haberlos concluido, esperamos en esta ocasión como país poder escapar a la recurrente trampa de la impunidad o de la judicialización parcial, de mandos medios, que incluso se regalan o se venden para salvar a sus mentores: los delincuentes de cuello blanco.

Samuel Moreno está con el agua al cuello en la Picota pero Pública…pero por qué no está en la cárcel la Picota si está claro que el serrucho entró al Palacio Lévano de la mano del cartel Nule?

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO