¿Un sueño real?

24 de noviembre del 2010

Nunca sueño dormido, pero el sueño que voy a comentarles quebrantó esa regla natural.

Entrada la noche de un día de finales de agosto pasado, en los albores del gobierno de Juan Manuel Santos, y seguramente afectado en mi parte no consciente por lo inesperado de varias de las primeras decisiones del nuevo huésped de la casa de Nariño, caí rendido en mi cama, rumiando ideas y confrontando realidades. En eso me la paso, no importa en lo que esté, desde que tengo conciencia.

A la mañana siguiente, al despertar e ir recobrando el pensamiento consciente, de golpe mi mente empezó a narrar el singular sueño.

En su orden secuencial, Santos aparecía con Germán Vargas Lleras, a puerta cerrada en el estudio de una casa de campo, como las de Anapoima. El primero de pie, inclinado hacia el otro, hablándole en voz baja y con rostro trascendente; el segundo, sentado, atento, en el extremo derecho de un viejo sofá rojo intenso, lunanco, para más señas (muy raro si están en Anapoima…).

Juan Manuel le señala: “… Lo que voy a decirte es casi como un secreto de Estado. Un presidente no puede aparecer proponiendo algo así. Debes asumir que esta charla jamás se produjo…”

Germán, irradiándole seguridad, lo interpela: “Puedes contar conmigo”.

Reanuda Santos: “Germán, ya es hora de que volvamos a retener el poder en apellidos ilustres como los nuestros; tenemos que volver a adecentar la Presidencia. El asunto es así, como ministro del interior tendrás todo el protagonismo para sacar adelante las reformas que te granjearán el reconocimiento del país entero.”

Germán, mirándolo fijamente, y con el ceño fruncido, gesto característico suyo, apenas balbucea.

Santos prosigue: Reagrupamos en torno a la causa del gobierno al Partido Liberal, a Cambio Radical y a los congresistas de la U, que por efecto del poder nos apoyen, de modo que con el transcurso de mi período se vaya desvaneciendo la injerencia de Uribe. Eso lo iremos manejando con mucha sutileza.

“La idea es volver a reunirnos todos como Partido Liberal. No olvidemos que eso somos, liberales de pura cepa, y esto, te repito, hay que volver a adecentarlo, por nuestros mayores. Reagrupado el Partido, ya nos pondremos de acuerdo sobre quien de los dos va para el siguiente período. Ten en cuenta que estamos pensando a mediano y largo plazo.”

Repentinamente, Germán se pone de pie y da medio giro a su derecha, tropezándose levemente con la gran mesa rectangular de centro, hecha de madera y vidrio.

Juan Manuel, reacciona ágilmente y tomándolo por el hombro izquierdo, sin mayor esfuerzo, logra deshacer parte del giro de su interlocutor, de modo que quedan frente a frente. Y continúa: “Tú aún eres joven, pero como estamos pensando en El Partido, eso lo arreglamos sin problema. Vas  a ver…”

Hacia adelante, no recuerdo más. No sé si ahí terminó el sueño o continuó. Con algo de angustia hago esfuerzos por recordar si fue lo uno o lo otro. Con el paso de los días y analizando el asunto, me inclino a pensar que se truncó; por una razón; cómo es que lo que recuerdo aparece con tanto detalle.

En todo caso, desde entonces lo abrupto del corte me genera algunas preguntas que no he podido responderme. ¿Será que Germán Vargas aceptó la propuesta, pero imponiendo que se intercalen en los dos siguientes períodos? ¿Será que Juan Manuel aceptó la exigencia? ¿Será que mi sueño no pasa de ser algo descabellado que no tiene ni pies ni cabeza? Pues, sigo sin tener la respuesta, pero, por si acaso, el Santos gobernante adoptó varias propuestas liberales y los medios ya informan de la unión del Partido Liberal con Cambio Radical. ¿Será que el sueño comenzó a volverse  realidad?

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO