100 días vs. 100 meses

20 de noviembre del 2018

Por Miguel Gómez Martínez
migomahu@hotmail.com.

100 días vs. 100 meses

Este es un país absurdo. Quieren que en 100 días se corrijan los errores cometidos en los 100 meses de Santos. Esperan que en una centena de jornadas cambien cosas que no han cambiado en un siglo. Evaluamos a los gobiernos con una perspectiva de cortísimo plazo como si los problemas se hubiesen creado el pasado 7 de agosto.

Hacer un balance de un gobierno en cien días es como evaluar a un alumno por el resultado del primer día de clase. Pero lo que resulta aún más absurdo es concluir que lo que sucede en las primeras semanas permite sacar conclusiones de lo que será el cuatrienio.

Juan Manuel Santos tuvo casi 100 meses para gobernar. Duque únicamente tendrá 48 porque ya no existe la reelección. Si existe una responsabilidad de lo que está mal en Colombia es de gobierno anterior y no del actual que hereda una muy difícil situación en el plano económico, político y judicial. Para los partidarios de Santos, su balance es la paz. Pero cuando se analizan los demás aspectos de su gestión, el resultado es muy mediocre. Lo es en los temas de crecimiento económico, crisis del aparato judicial, corrupción desenfrenada, calidad de la educación pública, financiamiento del déficit de salud, ineficiencia de las instituciones y explosión del narcotráfico como nunca en nuestra historia.

Iván Duque recibió entonces una realidad muy compleja, con un país dividido, una oposición radical y un margen de maniobra estrechísimo. Envió el mensaje de gobernar con gente joven y técnica. Ha querido con coraje romper el cordón umbilical entre mermelada y gobernabilidad. Está empeñado en que el Congreso entienda que el presupuesto no es un botín político y que los proyectos de ley no pueden ser instrumentos de chantaje del Legislativo al Ejecutivo. Tiene un grave desbalance fiscal y un problema de 230 mil hectáreas sembradas en hoja de coca que no se crearon el 7 de agosto. Tampoco lo fueron la crisis de las universidades o la impunidad rampante. El caso Odebrecht, que sacude a la Fiscalía, estalló en el gobierno de Santos que recibió recursos de esa empresa corrupto para su campaña.

Nada de lo que hoy preocupa a la opinión se ha producido en los últimos cien días. Pero esperamos que se solucionen en ese plazo lo que confirma que la profundidad de nuestro análisis político deja mucho que desear.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO