2012, a la luz del Impresionismo

2 de enero del 2012

Felizmente en el 2012 la efemérides de Debussy nos regalará la luz impresionista en el entorno cultural. También por asociación recibiremos la luz de Monet, Manet, Degas, Pisarro, Ravel, entre otros notables artistas que produjeron cambios muy significativos en el arte por eso, porque trajeron la luz, las sutilezas en el manejo del color y […]

Felizmente en el 2012 la efemérides de Debussy nos regalará la luz impresionista en el entorno cultural. También por asociación recibiremos la luz de Monet, Manet, Degas, Pisarro, Ravel, entre otros notables artistas que produjeron cambios muy significativos en el arte por eso, porque trajeron la luz, las sutilezas en el manejo del color y las “impresiones”, tanto en la pintura como en la música, y que significó una clara ruptura con el lenguaje estético que los precedía: el Clasicismo y el Romanticismo.

Hablemos entonces de “El Impresionismo”, -finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX- , período en el que sin duda se destaca la fuerza creativa de los (impresionistas) franceses, y en general, como lo he mencionado, se caracteriza por romper con el lenguaje estético de sus antecesores, particularmente del Romanticismo. En la música, casi todos los Impresionistas utilizaron la escala tonal completa, la nueva ubicación de los acordes en formas no trabajadas anteriormente, como lo hizo Debussy desde el Preludio de la siesta de un fauno, como podemos apreciar que él hizo e hicieron a través de este nuevo lenguaje de nuevas formas y técnicas para “pintar cuadros sonoros”.

Debo aclarar a los lectores que en mi objetivo de compartir con ustedes estos temas de la música no están los análisis musicológicos, como sí resultaría valioso abordarlos en el transcurso del año, en tantas actividades que seguramente figurarán en los calendarios culturales de la ciudad y en todo el mundo. El asunto de las estructuras (académicas) en la composición musical, y en este caso, en el ámbito impresionista, resultaría muy valioso ampliarlos ojalá guiados mediante exposiciones didácticas por el Maestro Guillermo Gaviria, notable compositor colombiano y catedrático de la Universidad Javeriana, o en conversatorios con visión integral de las artes, guiados igualmente por musicólogos, por pintores y por especialistas en artes plásticas, en ballet y en literatura, para acercarnos a este interesante momento en la historia de las artes para la mejor comprensión de las contribuciones de su legado.

Con esta breve introducción llegamos a la conmemoración de los 150 años del nacimiento del compositor francés Claude Debussy (1862-1918), inspiración de mi saludo de Año Nuevo a todos los lectores de KienyKe para compartir esta importante efemérides, motivo para anunciar varias dos nuevas columnas sobre su vida y obra.

Claude Debussy
Galería on line/ google

Debussy obtuvo a los 21 años el Prix de Roma y en 1903 fue nombrado Caballero de la Legión de Honor, reconocimientos a la grandeza de su talento artístico pero sobre todo, denota la firmeza y compromiso con su misión personal a través de la música, y la música, “su música”, trascendió gracias a su indeclinable vocación sin que las vicisitudes personales y familiares que lo rodearon, lo hubieran opacado.

No deja de sorprenderme cada vez que oigo su música, (especialmente su único e inefable cuarteto en sesiones que igualmente incluyen el único cuarteto del también compositor impresionista, Maurice Ravel), que a Claude Debussy le hubiera sido imposible acceder a la educación pública formal básica y secundaria, por causa del castigo -un castigo por extensión-, del que su padre recibió por participar en actos de rebelión.

Pues bien, ante esta lamentable situación, Claude fue enviado a vivir con parientes cercanos, quienes por fortuna notaron de inmediato su talento musical extraordinario y a los 10 años lo matricularon en el Conservatorio Nacional de París donde comenzó, por fortuna, su camino en la música.

A continuación me complace invitarlos a disfrutar dos ejemplos del legado de luz:

El primero, tomado del recorrido en la retrospectiva de Monet, París, 2010-2011 y el segundo, de Debussy en dos obras para orquesta: -el Preludio a la siesta de un fauno, y en el segundo video, el segundo movimiento del tríptico “El mar”.

¡ Feliz Año para todos !

 Claude Monet

EFE/ registro tomado de video on line/ youtoube
-De la retrospectiva “Claude Monet, la luz hecha pintura”
Grand Palais de París, Sept. 2010-enero 2011

 Claude Debussy

Preludio a la siesta de un fauno- obra orquestal-
Video on line/ youtoube

El Mar-obra orquestal
Segundo movimiento: juego de las olas-
Video on line/ youtoube

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO