A mi novia no le gusta

14 de agosto del 2018

Pocas son las mujeres destacadas en la radio comercial colombiana por sus éxitos e incuestionables resultados. Aún y a pesar de la apertura para algunas no son muchas las oportunidades para la inclusión de ellas en el medio. Sus éxitos son innegables y lo dicen las cifras y los resultados de sus gestiones al frente […]

A mi novia no le gusta

Pocas son las mujeres destacadas en la radio comercial colombiana por sus éxitos e incuestionables resultados. Aún y a pesar de la apertura para algunas no son muchas las oportunidades para la inclusión de ellas en el medio. Sus éxitos son innegables y lo dicen las cifras y los resultados de sus gestiones al frente de una emisora o departamentos radiales de las diferentes cadenas comerciales en el país.

Tres nombres destacables en el campo nacional actualmente: Blanca Luz Holguín en la cadena RCN radio; Dalia Marleny Bernal, directora de Olímpica Estéreo Bogotá y la Tata Solarte, hasta hace diez días directora de Tropicana Estéreo de Caracol radio. Ampliamente reconocidas por su gestión desde sus inicios las tres gozan del respeto de la gente del medio. Se lo han ganado a pulso, nadie les regalo nada. No es sino mirar sus respectivas hojas de vida para saber cómo y por qué llegaron a donde se encuentran actualmente.

Por eso no es procedente creer lo sucedido con Tatiana Solarte, más conocida como “La Tata” Solarte, nombrada hacia un mes larguito como directora de Tropicana Estéreo de Radio Caracol, cargo al cual llegó por decisión de un buen amigo suyo a quién ella había recomendado en la empresa hacia algunos años y con quien trabajaban hombro a hombro en comunidad de intereses. La Tata ya estaba ejecutando un plan de acción para subir del puesto dieciséis la emisora y colocarla entre los diez primer lugares. Hasta ahí todo bien.

Por eso la tremenda sorpresa cuando el pasado viernes 3 de agosto del mismo amigo y compañero de trabajo recibió la noticia de su desvinculación por parte de la empresa debido a una “supuesta” reestructuración en la cual ella no estaba incluida ¿A tan solo un mes de nombrada y ya estaba afuera? Como para no creerlo. Pero como hay un diciente refrán que reza “lee entre líneas y acertarás”, ella ni corta ni perezosa optó por hablar directamente con la cabeza mayor para averiguar más en detalle cuál era el transfondo de la apresurada y repentina decisión.

Efectivamente así se lo preguntó al presidente de la empresa y éste le contestó:

“No fue decisión de la empresa, el señor Ray Barrios coordinador de emisoras de la cadena pidió su cabeza – porque a la novia usted no le gustaba-“.

Lo de menos es quién será la novia del señor. Allá él si quiere complacerla poniendo en bandeja de plata la cabeza de quien a ella no le parece o la incomoda.

Lo que no tiene presentación desde ningún punto de vista es la posición de todo un Ejecutivo de talla internacional al aceptar este motivo como justificación para prescindir de los servicios de una empleada capaz, inteligente, camelladora, conocedora, carismática y con ganas de hacer cosas por la empresa para la cual labora. Si así son todas las decisiones de las altas directivas de Radio Caracol apagá y vámonos. Quiero pensar que el desconocimiento por parte de ellos de quién es quién en el medio Colombiano los llevaron a tomar medidas arbitrarias y absurdas, como en el caso de la Tata Solarte, que bien merece respeto por su trayectoria y resultados.

Si bien es de libre discreción de la empresa es hacerlo, deberían justificarlas con argumentos contundentes y no con la frase “A mi novia no le gusta”.

Lo peor: le bloquearon del todo el camino, porque iba para “Salsa con estilo” programa emblemático de “La W” y no la dejaron. ¿Tanto poder tiene la noviecita del coordinador de emisoras de esa cadena que se impuso por encima de las decisiones presidenciales?

Si todo va a pasar así que se alisten quienes no sean de los afectos de la practicante de marras.

Estas tres mujeres están en esas posiciones solamente por su talento y trabajo. Nada más, sin noviecito a la vista que les complazca sus caprichos.

¡Que pena!

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO