A mí que me expliquen…

17 de septiembre del 2012

No es  una pregunta pretenciosa sino todo lo contrario. Precisamente por no estar en ningún cargo público de relevancia y estar muy cerca de lo que sienten muchos hombres y con mayor razón muchas mujeres, me pareció interesante plantear una serie de preguntas que con seguridad están en la mente de muchos que no tienen […]

No es  una pregunta pretenciosa sino todo lo contrario. Precisamente por no estar en ningún cargo público de relevancia y estar muy cerca de lo que sienten muchos hombres y con mayor razón muchas mujeres, me pareció interesante plantear una serie de preguntas que con seguridad están en la mente de muchos que no tienen voz. Varias de ellas no son originales, sino recogidas de encuentros con la gente de este país que es pensante y valiosa. Para empezar:

¿Por qué la mayoría de las grandes empresas del país se gastan millones de pesos en páginas enteras en El Tiempo para apoyar la nueva marca país, en vez de una sola con todos esos nombres apoyando las conversaciones de paz?

¿Por qué será que Pacific Rubiales se ha vuelto más que Dios en Colombia? Está en todas partes y todo lo financia. ¿Así les va de bien a sus socios o así les va de mal a sus pobres trabajadores?

¿Por qué será que los empresarios de este país creen que no les va a tocar hacer ningún sacrificio para que la paz sea sostenible, si se logran los acuerdos?

¿Por qué les importa tan poco a los partidos políticos lo que les pasa a las mujeres colombianas? ¿Cómo se atreven a apoyar la reelección de Procurador que es lo peor que nos ha pasado?

¿Por qué el moderno presidente del Partido Liberal no ha sacado de esa organización a ese diputado bárbaro que le pegó salvajemente a su hija, cuando no se necesitan más pruebas de las que ya existen?

¿Por qué será que nadie le ha recordado al expresidente Uribe la famosa frase del valioso expresidente Alfonso López quien afirmaba que “un ex presidente es como un mueble viejo que nadie sabe qué hacer con el”?

¿Por qué será que las mujeres colombianas quedaron borradas del grupo negociador? Que lo haga la guerrilla vaya y venga, ya sabemos que las mujeres son básicamente sus objetos sexuales y sus niñeras, cocineras etc.. ¿Pero que lo haga el Gobierno?

¿Por qué será que ante Michelle Bachellet, el presidente Santos reconoció la situación de las mujeres colombianas como las más afectadas por el conflicto pero nunca las puso en la primera fila de la negociación?

¿Por qué será que el Gobierno en vez de hacer una reforma pensional, seria y solidaria como la que hizo la presidenta Bachelet en Chile, opta por un nuevo parche: ¿subsidios relacionados con los pobres aportes que hagan los que viven en la informalidad?

¿Por qué será que en el Gobierno nadie suma e ignora que cuando las promesas no son sostenibles, se convierten en descarado populismo para ganar elecciones?

¿Por qué será que el Gobierno no entiende que tienen la primera Ley del cuidado de América Latina y sin embargo le sigue dando limosnas-becas a las mujeres que realizan estas actividades con los niños?

¿Por qué será que el criticado “establecimiento” está tan seguro de que pueden seguir enriqueciéndose sin contribuir a construir un país realmente solidario?

¿Por qué será que a nadie le preocupa lo poco que hacen los gremios por impulsar la transformación productiva de sus sectores y una verdadera generación de empleo digno?

¿Por qué será que los colombianos nos tragamos todos los sapos y solo nos quejamos en circuitos cerrados?

Qué bueno que en este nuevo país que esperamos surja del momento que vivimos, se den canales de comunicación de manera que no sean las columnas de opinión la única posibilidad de pedir, con todo respeto, explicaciones.

E-mail cecilia@cecilialopez.com

www.cecilialopezcree.com

www.cecilialopez.com

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO