El alcalde de Neiva, narciso y prepotente

El alcalde de Neiva, narciso y prepotente

14 de julio del 2016

Del expresidente Pastrana Borrero se decía que al salir de su casa se paraba frente al Sagrado Corazón y exclamaba: -Confíe en mí.

Sobre el alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez, se comenta que sólo escucha a una persona, él mismo. Y los dos hablan cálidamente cuando se afeita, frente al espejo. Su sello es el enfado permanente y le embiste al que no lo aplaude.

Lea también: Gobierno garantiza tránsito de Pokemones pese a paro camionero

El joven concejal Mateo Trujillo ha logrado desestabilizarlo, irritarlo, sacarlo de casillas, desnudar su soberbia, con solo preguntar –en tono bajito y respetuoso – porqué cambiaron al proveedor de los químicos que le aplican al agua que consumen los neivamos, cuál es su calidad, de dónde salió la empresa que los vende, su idoneidad (no tiene registros de calidad) y otros interrogantes obvios.

En un hecho sin antecedentes –que yo recuerde- el alcalde se presenta al Concejo con todos sus secretarios para acompañar a la gerente de las Empresas Publicas, Cielo Ortíz, la funcionaria citada. Especulo que quería intimidar a Mateo, antiguo compañero de equipo político. O dudaba de las capacidades de la señora Ortíz para atender debate, ella sin mayor experiencia en lo público, pero experta en el manejo de centros comerciales.  O quería un show mediático, como lo hizo a medias, mientras varios de sus secretarios dormían.

Sobre el tapete quedó la babosada (o delito) de que el concejal Trujillo tiene a varios amigos nombrados en la alcaldía, lo cual configura tráfico de influencias, que sucede a todos los niveles. Pero el asunto también vincula al alcalde porque admite que transó con el concejal y le otorgó una cuota, que en mi opinión es irrisoria.

En fin, Neiva –los ciudadanos- no saben todavía de manera convincente, por boca de su alcalde y la EPN, si el agua que vamos a consumir tendrá los químicos adecuados. Tampoco los compromisos políticos o económicos que permitieron la llegada de la empresa AVIA S.A.S, para reemplazar a la conocida y local Quinsa.

A riesgo de desatar la histeria del alcalde o su mimada e inexperta gerente, pregunto:

-¿Recibió la campaña Lara (o el señor Diego Muñoz), dinero de la empresa AVIA S.A.S?

-El señor Pedro Alexander Ortegón Molano, de AVIA S.A.S es hijo o tiene algún parentesco con Pedro Libardo Ortegón Ortegón, asesinado en Bogotá y conocido como “don Pedro Esmeralda”, socio de Víctor Carranza y Gonzalo Rodriguez Gacha, “el mejicano”?

Si todos preguntamos y todos respondemos –sin soberbia ni agresiones- lograremos la transparencia, tan manoseada pero no aplicada.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.