Análisis sin fronteras

1 de abril del 2011

Esta semana tuve la oportunidad de impartir una plática a estudiantes del Cetys en Mexicali, dentro del Congreso de Administración y Mercadotecnia titulado Grandes retos para grandes líderes, donde me pidieron les hablara sobre mi experiencia personal como mujer empresaria mexicana y mis recomendaciones para el éxito. Con humildad de las lecciones que te da la vida, quisiera compartir con ustedes algunas de las ideas que comentamos en esta charla con estos estudiantes universitarios, esperando que sean de su interés.

Sabemos que el éxito puede tener varias interpretaciones personales tales como un nivel de estatus social, el alcanzar una meta u objetivo que previamente nos habíamos propuesto, aquello que es lo opuesto al fracaso, entre otras muchas definiciones, pero una que en lo personal me agrada es la de Ralph Waldo Emerson quien alguna vez dijo “El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene”.

Durante esta plática compartí diez  recomendaciones, que me han sido de utilidad para enfrentar los retos profesionales y personales que en mi vida se me han presentado:

1. Tengan la humildad de pedir ayuda, siempre nos será de utilidad pedir consejos de personas que respetemos, evitemos inventar la rueda, ya que como dijo Lao Tse: “Saber que no se sabe, eso es humildad. Pensar que uno sabe lo que no sabe, eso es enfermedad”.

2. No olviden reírse, en este mundo de prisas, presiones, malas noticias debemos enfrentar los retos con buen humor, buscar el lado positivo a las cosas. Friedrich Nietzsche tenía la siguiente frase “La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar”. Nuestra inteligencia y salud está vinculado a nuestra capacidad de reírnos, especialmente de nosotros mismos.

3. Aprendan a escoger sus batallas, busquen ser prudentes, no compren todo lo que les venden, no se apunten en todas las comisiones, busquen escoger qué es lo que vale la pena buscar y que deben de dejar ir. Vivir en constante conflicto desgasta y perdemos el tiempo innecesariamente. Lean el milenario libro “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu para aprender a hacer estrategias y escoger nuestras batallas.

4. Su éxito profesional y personal, depende de su capacidad de negociar y resolver conflictos, en esta vida debemos de aprender a negociar, saber cuándo debemos ceder, pero también cuándo debemos exigir lo que nos corresponde, entender qué quieren los demás y qué es lo que realmente es importante para mí, como dijo alguna vez John F Kennedy “Jamás negociemos con miedo, pero jamás temamos negociar”.

5. Comuniquen eficazmente, aprendan a escuchar. Una de las mejores herramientas para triunfar hoy en día es saber comunicar bien, pero lamentablemente se le da mucho énfasis al hablar, al escribir y al presentar nuestras ideas pero poco se habla de la importancia de saber escuchar, debemos hacer un esfuerzo especial en entender a los demás, en vez de querer imponer nuestras ideas. Peter Drucker decía que “Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice”.

6. Busquen controlar sus emociones, aprendan a no dejarse llevar por las hormonas sino por las neuronas, no podemos controlar muchas de las cosas que nos suceden, pero si podemos controlar cómo reaccionamos ante eso que nos pasa. El famoso escritor argentino Jorge Bucay nos dice: “No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones”.

7. Nadie es perfecto, en especial nosotros, aunque nos sintamos hechos a mano, en esto cabe recordar la frase célebre del crítico y novelista francés Jean Baptiste Alphonse Karr: “El hombre todo lo perfecciona en torno suyo; lo que no hace es perfeccionarse a sí mismo”. El reconocer nuestras imperfecciones nos permite aspirar ser mejor. El reconocer la imperfección de los demás, nos permite comprenderlos mejor, lo que me lleva al punto ocho.

8. Aprendan a ponerse en los zapatos o tacones de los demás, seamos empáticos, no quieran imponer sus gustos, ideas, preferencias sobre las de los demás, hagan un esfuerzo consciente por entender el punto de vista de quienes los rodean, aprendan a trabajar en equipo, a no anteponer sus intereses a los de todos los demás.

9. Siempre apostarle a la cortesía y al respeto, ya que como dice el dicho “lo cortés no quita lo valiente”, si queremos ganarnos el respeto de los demás debemos empezar por mostrar nosotros respeto a las personas que nos rodean.

10. No temas al qué dirán, el éxito no es de los temerosos sino de los que confían en sí mismos, no importándoles los problemas y pruebas que tengan que enfrentar, ya que como lo dijo el gran inventor Thomas Alva Edison: “Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito”.

Cierro estos párrafos con una frase de Colin Powell, el famoso militar y político estadounidense de origen jamaicano, la cual me parece muy valiosa y que engloba mucho de lo que les he platicado: “No hay secretos para el éxito. Éste se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso”. Tan sencillo, y tan difícil como eso.

En Internet: www.anamariasalazar.com
Twitter: @amsalazar
Facebook: anamariasalazarslack

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO