La carta de Antanas Mockus en la que da su voto a Santos

La carta de Antanas Mockus en la que da su voto a Santos

30 de mayo del 2014

Vamos a votar por Santos porque, como lo ordena el Artículo 22 de la Constitución, “La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento”. Queremos hacer valer nuestro derecho a la paz. Queremos cumplir con nuestro deber de propender al logro y mantenimiento de la paz. La Paz va en serio.

Vamos a votar por Santos para darle una oportunidad a la paz. Porque si el conflicto armado continúa, persistirán los horrores de la guerra y en particular las violaciones al derecho fundamental a la vida. Y la vida es sagrada. La Paz va en serio.

Vamos a votar por Santos, sin traicionar nuestra conciencia, para poder exigirle a su gobierno el cumplimiento pleno de sus compromisos y sus deberes de salvaguardia de nuestro derecho a la paz y a la vida. La Paz va en serio.

Vamos a votar por Santos porque la paz que busca debería permitir que la sociedad y el Estado empleen toda su atención y energía en respetar y hacer respetar los derechos fundamentales de toda la ciudadanía y en avanzar en salud, educación, justicia, seguridad ciudadana, vivienda, empleo, protección de los derechos humanos, de la infancia, de la cultura y el medio ambiente. Sin paz, las prioridades de los colombianos pasarían a un segundo plano.

Vamos a votar por Santos porque el proceso de paz que inició es serio, involucra lo aprendido y ha tenido los mayores avances en los cincuenta años de existencia de las FARC. Porque el diálogo partió de una base firme en 2012 al reconocerse la existencia de un conflicto armado en Colombia. Porque tiene reglas de juego claras y las negociaciones se restringen a cinco puntos de la mayor pertinencia. Porque los equipos del gobierno y de las FARC son ampliamente representativos y autorizados, se obligan a acordar un mecanismo de ratificación de sus acuerdos por el conjunto de la sociedad colombiana y han asumido el compromiso explícito de llegar a “la terminación del conflicto”. La Paz va en serio.

Vamos a votar por Santos porque suspender las negociaciones sería una irresponsabilidad que equivale a terminar el proceso y a perpetuar el conflicto. La experiencia de muchos países enseña que no es posible terminar una guerra sólo por la fuerza de las armas. La Paz va en serio.

Vamos a votar por Santos porque no es cierto que el proceso de paz en que está empeñado su gobierno suponga impunidad legal. En toda negociación y en todo acuerdo es indispensable hacer concesiones. En este caso es necesario que las dos partes cedan algo para obtener la paz, que es un bien superior. La vida es sagrada. La Paz va en serio.

Vamos a votar por Santos sin traicionar nuestra conciencia, porque la Paz va en serio.

Invitamos a votar el 15 de junio por el derecho y el deber de la paz y de la vida y por la democracia.

¡La Paz va en serio!

ANTANAS MOCKUS 
Mayo 29 de 2014 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.