Apple: El Arte de Construir una Tribu

6 de mayo del 2015

“Apple crea Océanos Azules en todas las categorías en la que se ha instalado.”

Hace unos años un amigo que se dedica a la banca privada y se especializa en inversiones en Bolsa me dijo: “Debí haber comprado la acción de Apple cuando vi que estaban haciendo cola”; tenía toda la razón. La empresa más valiosa del mundo ha logrado crear alrededor de su marca una pasión en sus consumidores sólo comparable con la que se siente por el equipo de fútbol del alma, por la banda de música preferida.

Los números del último trimestre son simplemente increíbles:

– 61.2MM de Iphones vendidos, con un 40% de crecimiento.

– 4.7MM de Macs vendidos, 10% de crecimiento vs un 7% de decrecimiento de la industria de PCs.

– 5 billones de ventas a través del App Store con un crecimiento anual del 100%

– 22% de incremento este año en la acción que ya llega a los US$130,56. De llegar a los US$175 será la primera compañía en llegar a un valor igual al trillón.

– Caja para hacer inversiones por valor de US$193.5 billones.

– Lanzamiento del Apple Watch en donde la oferta ya supera la demanda y cuenta con 3.500 apps disponibles.

– Crecimiento de Apple Pay que ya tiene 500 bancos asociados.

Apple ha sabido crear Océanos Azules en todas y cada una de las categorías en la que se ha instalado (Mp3,Pcs,Venta de Música, Venta de Libros, Tv, Relojes), creando categorías antes inexistentes, diseñando mercados para nichos poblacionales nuevos, y usando la innovación y el servicio al cliente  como su ventaja competitiva (les recomiendo leer Apple Blue Ocean Strategy).

Lo increíble de la historia de Apple no es solamente su capacidad estratégica que sobrevive la muerte de su fundador y que nos sigue permitiendo disfrutar de sus creaciones. Es sobre todo la capacidad de crear una tribu de seguidores, fanáticos para ser exactos, que defienden la marca más allá de sus aciertos, evangelizan a los no conversos en cada interacción, y hacen cola para comprar de primeros sus productos como si de la final de la Champions se tratara. Apple logró lo que cualquier profesional del mercadeo sueña: Construir una Tribu.

Seth Godin, autor de Tribes y pionero en  el  concepto de tribus, sugiere una receta de mercadeo bien diferente  a la tradicional  que sin duda explica  el éxito obtenido por Apple:

-Las empresas hoy deben  pedirle permiso al consumidor. Deben buscar tener  el privilegio de entregarle de manera anticipada y personal productos, servicios o mensajes que este realmente quiera recibir.

-Deben entender que lo que el  Consumidor realmente quiere no es comunicarse con su empresa, es comunicarse con otros consumidores; quiere tener de que hablar. El valor de la empresa es el de facilitar esta comunicación, habilitarles la posibilidad de contar su historia, facilitarles el espacio para que se encuentren.

-En vez de estar pensando en encontrar consumidores para sus productos, la empresa moderna debe preocuparse por encontrar productos/servicios para sus consumidores, debe conocer la psicología de su tribu y entender sus necesidades.

-Finalmente debe entender que toda su estructura trabaja para la tribu, no para la empresa. Son ellos los que nos dan trabajo y deben ser ellos y sus necesidades nuestra obsesión.

La gente va a formar tribus con o sin nosotros, es la razón de ser del ser humano: encontrar con quienes compartir sus sueños. La habilidad de nuestras empresas es pues la de trabajar para hacer que estas tribus funcionen mejor. Apple lo entendió a la perfección. Construyó un imperio basado en una máxima: Hacer productos que unos pocos adoraran y salieran por el mundo a evangelizar. Crear pasión en unos cuantos creyentes capaces de tatuarse la manzana en el pecho y dispuestos a construir una tribu. Esa tribu tiene hoy más de 250MM de seguidores.

@PabloALondono

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO