El tal blindaje no existe

24 de mayo del 2016

Es una trampa leguleya para colgarle un “mico” a la Constitución.

Dicen que la fórmula mágica para llevar los pactos con las FARC a la Constitución categorizándolos como “Acuerdo Especial de DIH” es obra de Álvaro Leyva. La revista Semana, que ya se destapó como bastión de la izquierda, relata con alegría como fue que Roy Barreras, el abogado español Enrique Santiago y Leyva, armaron lo que prosopopéyicamente llaman “el blindaje” de los acuerdos con la guerrilla. Que no es otra cosa que una trampa leguleya para colgarle un “mico” a la Constitución dándole categoría de Estado a las FARC. Sin embargo, están muy equivocados…

Pablo Escobar que era igual de mortífero, pero llegó a ser más poderoso y era más inteligente que toda la guerrilla junta, ya cometió el mismo error en el pasado. A él solito, sin contar con abogados españoles ni asesores mamertos, ni exguerrilleros soplándole, se le ocurrió que para pasar la fiesta en paz, tenía que “blindarse” y concibió y logró que nada menos que una constituyente, prohibiera expresamente la extradición de colombianos a otros países y otros sistemas judiciales; después de eso, mas aterrizado que la guerrilla y con menos muertos a cuestas, entendió que debía auto-encarcelarse. Pablo iba bien, pero le ganó la soberbia y se le cayó la estantería porque se descaró y Cesar Gaviria no tuvo más remedio que perseguirlo con el cartel de Cali, los Pepes, la DEA y toda la historia que Colombia sabe.

Pero si Escobar hubiera vivido, lo habrían extraditado, porque pocos años más tarde, su blindaje se desmoronó cuando Ernesto Samper con el yugo de su desprestigio ahorcándole, no tuvo más remedio que reformar la constitución con parte del Congreso, y borró la prohibición que “el patrón” creyó blindada. Desde entonces hasta ahora, aunque no hay Tratado de Extradición con Estados Unidos, cientos de colombianos han sido entregados a cortes norteamericanas y nadie se acuerda del tal blindaje de Escobar. ¿Por qué? Porque las cosas que se hacen a la fuerza, también a la fuerza se deshacen.

Vivo sorprendido que, tan viejos como están los comandantes de las FARC, no entiendan que con normas forzadas por la política no hay blindaje que valga. Lo que hoy haga Santos, mañana lo desbaratará cualquiera forzando la política con el mismo teje-maneje;así sea con ese supuesto rango constitucional. Al fin y al cabo, aquí las constituciones no  valen cinco chavos, y cuando derogamos la de 1886 para lanzar la que Pablo Escobar se tomó, terminamos de perratearlas. Aunque le pongan el colgarejo que quieran, mañana se derogará parcialmente o completica. Porque para una trampa otra trampa. La guerrilla sabe…

En términos pragmáticos, solo hay dos maneras en que lo pactado entraría a la historia para siempre: Que el pueblo vote punto por punto un Referendo, y los temas que obtengan mayoría se aprueben y viceversa, o que la guerrilla y el gobierno -que pareciera jugar en su bando- entiendan que hay que pactar es con todos, y se arme un gran consenso nacional donde la oposición pueda hacer reparos y al menos algunos sean atendidos. Además, tienen que consultar las voces de importantes figuras con gran experiencia, que no son uribistas, y ya se pronuncian en público contra el adefesio que presenta Roy con grandilocuencia inocentona como “el blindaje de la paz”, creyendo que descubrió el agua tibia…

Una nación que renuncia a escuchar las advertencias que se lanzan desde la experiencia, está condenada al naufragio. Si yo fuera de las FARC, escucharía con atención los reparos de Gómez Méndez, de José Gregorio Hernández, de Juan Carlos Esguerra, de Jaime Castro, y también de la mitad numérica -electoralmente hablando- que lidera Álvaro Uribe.

Miembros del Secretariado de las FARC, el único blindaje real es un acuerdo que aceptemos todos… ¡Todos! No solo ustedes y sus amistades.

Después no digan que no lo pensaron o que nadie les advirtió.

@sergioaraujoc

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO