De Bob Dylan a The Mills

De Bob Dylan a The Mills

22 de Agosto del 2016

Por: Manolo Bellon

Una de las cosas ricas en la vida es conseguir discos. Por supuesto, eso implica escucharlos y compartirlos cuando valen la pena. Como en este caso. Son dos discos que vienen de extremos de la historia. Uno, de 1962, del poeta no laureado de los años 60, Bob Dylan y el otro del grupo colombiano The Mills de 2015.

El disco de Dylan es una joyita que hallé en Tornamesa. Es un vinilo que ya pasó por 50 años largos. Es su primer disco y solo lleva su nombre y en contraste con discos posteriores, apenas dos canciones de su autoría. El resto es un recorrido por autores de folk y de blues, considerados en ese momento como música intelectual, para universitarios y gente seria, de esa que realmente piensa. Para poner el asunto un poco de contexto, 1962 es el momento de la inanidad musical. Estaba en pleno furor el twist y otras ondas bailables que poco aportaron a la cultura musical. No había mucho que resultara interesante hasta el punto en que todo estaba centrado en canciones, en los discos sencillos, poco de álbumes o discos de larga duración. Faltaban todavía dos años para que llegara la refrescante avalancha de la invasión británica liderada por The Beatles.

Entonces, cae en un ambiente que no está preparado para un disco de estas características. Su productor es el legendario John Hammond, ejecutivo de la disquera CBS conocido por su habilidad para hallar talentos y desarrollarlos, cosa que hoy en día ya no se hace. Entendió que pese a una voz poco agradable había una capacidad de emocionar en Dylan y que detrás de su talento en la guitarra y una intensa armónica, había además una enorme capacidad para escribir canciones. Las dos canciones propias son muy personales. Takin’ New York es su relato de cómo llega a Nueva York con la intención de conquistarla. Un tema de corte blues, con sabor blanco. Song For Woody, es su homenaje al gran compositor e intérprete de folk Woody Guthrie, que inspiró a muchos compositores de esos años. Indican el camino que en poco tiempo iba tomar la carrera del nacido Robert Zimmerman.

Hay curiosamente, tres canciones que tocan el tema de la muerte, que no era inusual en esos comienzos de la década de los 60. In My Time Of Dyin’, es una canción góspel de origen afroamericana, reflexiva y emotiva. Fixin’ To Die, en el estilo Delta Blues escrita por el gran Bukka White y finalmente See That My Grave Is Kept Clean, con cierto humor negro (Asegúrate que mi tumba se mantenga limpia) de otro genio del blues Blind Lemon Jefferson.

El resto del disco contiene canciones muy interesantes de gente como Jesse Fuller, a veces excelentes versiones de tradicionales como The House Of The Rising Sun, que par años después sería enorme éxito para los ingleses The Animals.

Si tiene la oportunidad, dedíquenle tiempo a este trabajo fonográfico que abría el camino para uno de los más grandes de todos los tiempos, Bob Dylan. Hace unos días tuve la oportunidad de ver en concierto al grupo bogotano The Mills. Hace dos o tres años que no los venía en escena. Me alegra poder decir que vi un crecimiento en su puesta en escena, su empatía con el público y un grupo totalmente compacto y entregado a su música. Bako está en un buen momento vocal, Diego Cadavid, adorado por sus fanáticas, simplemente es uno más en el grupo como el muy buen baterista, Ray en el bajo trabaja en perfecta sincronía con Cadavid en poner la base rítmica del grupo, mientras que la guitarra de Geogy y los teclados de Dizee completan ese sonido de rock melódico que suena muy bien.

De Cierto, es el disco que lanzaron el año pasado mezclado por el brillante ingeniero de sonido Chris Lord-Alge, uno de los genios gringos del estudio de grabación. Sus trabajos con Rolling Stones, Tina Turner, Smashing Pumpkins y otros deben ser suficientes como carta de presentación. Es un disco relajado, inclinado a la balada rock con canciones que generalmente arrancan suaves, luego se endurecen con la guitarra de Geogy y que enmarcan perfectamente la voz de Bako que ha crecido (bien alto que es…) como intérprete dando sentido, emoción y entrega en los temas.

Deseo, Odiar y No Olvidar, Insitnto, El Amor Duele, de lo que me gustó y que ya está en mi iTunes.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.