¿Bogotá en bicicleta estática?

1 de marzo del 2015

“El próximo gobierno debe empujar para que nos movilicemos pedaleando por la ciudad.”

Parece una paradoja. A cada rato nos dicen que Bogotá es un icono mundial en el uso de la bicicleta como modo de transporte alternativo y sostenible. Y las cifras que nos citan buscan sostener esa afirmación. Que contamos con una red de 376 Kilómetros de ciclo rutas, nos dicen. Que tenemos institucionalizadas la jornada del Día Sin Carro, las Ciclo vías Dominical y Nocturna, nos recuerdan. Que como expresión de las denominadas “nuevas ciudadanías” irrumpen por doquier colectivos que promueven la bicicleta y que según la Secretaría de Movilidad se realizan 450 mil viajes diarios por este medio, nos insisten. Y ello para no hablar de los bici taxis, otro invento muy bogotano, que merece ser formalizado y articulado al Sistema Integrado de Transporte Publico de la ciudad.

Son datos que el Gobierno de Bogotá esgrime a propósito del Cuarto Foro Mundial de la Bicicleta que acaba de realizarse en Medellín. Un evento que con éxito congrega anualmente a autoridades ambientales y de movilidad, expertos y académicos, redes de ciudadanos y colectivos de bici usuarios de todo el planeta. A esta iniciativa le debemos la difusión de experiencias y la promoción de una cultura ciudadana que nos anticipa a un componente importante en el futuro de la movilidad en las grandes urbes del mundo. Cuyo nacimiento fue la respuesta de la sociedad civil brasilera al accidente que cobró la vida de 20 ciclistas que participaban en el recorrido mensual conocido como Massa Critica. Muy oportuno este evento en nuestros contextos, precisamente cuando las ciudades colombianas, grandes y medianas, avanzan en la implementación de sus sistemas públicos de transporte.

La actual administración de la Capital ha querido darle continuidad y hasta subirle el volumen al discurso en favor del uso de la bicicleta. Así quedó consignado en el Plan de Desarrollo Bogotá Humana con metas e indicadores precisos. Es pan de cada día en el discurso gubernamental. En la última jornada del Día Sin carro el Alcalde Gustavo Petro, emocionado por los resultados, se apresuró a proponer multiplicarla una vez por mes. Pero como en muchas áreas de la actual gestión de la ciudad, en este asunto “entre el dicho y el hecho todavía hay mucho trecho”, para decirlo coloquialmente. Por ejemplo, Según la Fundación Ciudad Humana más de 300 kilómetros de ciclo rutas se encuentran en mal estado por falta de mantenimiento. Y son reiteradas y crecientes las denuncias de la ciudadanía, medios de comunicación y sectores de opinión de los problemas de iluminación y seguridad en estos corredores de movilidad.

No sobra recordar también que llevamos sin éxito, 5 años después de aprobado por Acuerdo del Concejo Distrital, tratando de implementar el Sistema de Bicicletas Publicas. Que nos propusimos para este cuatrienio construir 145,46 nuevos kilómetros de ciclo rutas y solo hemos llegado al 6.25%. Que registramos cero avance en la conexión de la red de ciclo rutas existentes con intersecciones o estaciones del Transmilenio o del SITP mediante ciclo puentes. Y que lo mismo nos ocurre con los 23 ciclo parqueaderos que nos habíamos propuesto en el Plan de Desarrollo. Aunque acabamos de inaugurar el sexto bici carril, modalidad complementaria que debe estar funcionalmente articulada a la red de ciclo rutas.

No queda duda que el próximo gobierno distrital debe dar un gran empujón también en esta materia. Que construya las condiciones para que nos movilicemos pedaleando por la ciudad. Y que  la bicicleta estática solo la usemos en el gimnasio.

@AntonioSanguino

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO