Bogotá, multicultural y pluricultural

27 de abril del 2019

Opinión de Roger Carrillo

Bogotá, multicultural y pluricultural

Bogotá se ha convertido en una ciudad Cosmopolita, diversa, de contrastes y eso se refleja en un variado panorama cultural, que esconde toda una tradición milenaria de los diversos pueblos que la habitan. Es el microcosmos que prueba la riqueza de la multiculturalidad de Colombia, llena de color, música y sabor, que se encuentra en la delicia de sus platos, los sonidos de su música que hacen sinfonía en cualquier gusto, las prendas de vestir y fiestas que llenan de orgullo a sus colonias.

A esta conclusión llegaron los líderes políticos del país, y por esto, también lo establece la Constitución Política de 1991, que proclamó los derechos de una nación pluralista y libre. El último Censo del DANE es el ejemplo verídico de nuestra realidad, el mismo indica que el 10.6 % de la población en Colombia es afrodescendiente, el 3.4 % indígena y el 0.01 % gitana. El 85 % restante es de naturaleza mestiza.

Bogotá al alojar en su seno a todas las expresiones culturales de esa plurietnicidad, se convirtió en la visión a escala del país, por ende, en la máxima expresión de nuestra diversidad, es de tal magnitud esta situación, que las últimas estadísticas poblacionales, establecen que los habitantes de Bogotá en un 40% aproximadamente, son oriundos de otras regiones del territorio nacional.

Esto ha llevado, a que la capital se haya convertido en el punto de encuentro de muchas personas provenientes de todo el país, y del extranjero, que llegan por diferentes razones. Es un lugar lleno de historias, voces, y miradas que se cruzan, que confluyen en la cotidianidad y que la cohabitan, nutriendo de una diversidad incalculable cada espacio, y cada perspectiva de la misma ciudad. Podemos asegurar entonces que Bogotá es una ciudad multicultural, llena de diferentes etnias, identidades, culturas y formas de pensar.

En medio de este clima actual, nuestra invitación es a generar intercambios culturales conscientes, en los que no haya jerarquías entre las culturas, y en la que nos aproximemos al otro con aprecio y respeto, más allá de las etiquetas sociales. Es completamente importante detectar y comprender estas problemáticas cotidianas, para abordar a los demás desde una nueva perspectiva, derribando esas fronteras imaginarias que lo único que logran es separarnos, privándonos de la riqueza que supone para todos, la vida en diversidad y libertad.

Es por esto, que el propósito al que debemos llegar es avanzar de la multiculturalidad a la interculturalidad; donde prevalezca la interacción entre culturas, el proceso de comunicación entre diferentes grupos humanos debe ser trascendente, con diferentes costumbres, siendo la característica fundamental: “la Horizontalidad”, es decir que ningún grupo cultural está por encima del otro, promoviendo la igualdad, integración y convivencia armónica entre ellas.

Una buena práctica internacional, es el ejemplo del Ayuntamiento de Bilbao y el desarrollo de la estrategia antimuros. Se trata de una estrategia de sensibilización social que cuenta con el objetivo de formar a personas y entidades para intensificar valores como la interculturalidad, la cohesión social y la lucha contra la discriminación. Así, más de 200 ciudadanos convertidos en  agentes ‘antimuros’ están desplegados por toda la ciudad y tratan de influir sobre las ideas y percepciones xenófobas de las personas.

En nuestro caso, falta mucho por avanzar en este camino, debemos reconocer que cualquier encuentro de personas que tenga las características de ciudad como Bogotá, en la que confluyen diversas culturas caracterizando su multiculturalidad, requiere mejorar las dinámicas de encuentro y dialogo entre pares. Esto contribuirá sin duda, a construir una sociedad ajena a conflictos generados por sus diferencias de culturas, en la que prime el respeto a la diversidad, comprensión y aceptación del arraigo cultural tan diverso de cada uno de sus ciudadanos.

Teniendo en cuenta todas las razones anteriormente expuestas; he decidido presentar próximamente en el cabildo distrital, el proyecto de acuerdo para crear el Carnaval en Bogotá “Fiesta intercultural y multicultural del país”, con el propósito principal, de defender, exaltar y reconocer la riqueza multicultural que posee Bogotá, así como lograr un sentido de reconocimiento, apropiación y aceptación de las diversas expresiones culturales de la ciudad, mediante el diálogo y escucha mutua que genere el proceso de interculturalidad, primando la horizontalidad del encuentro y por último contribuir en los espacios económicos de la ciudad a través de la industria creativa

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO