Bogotapp

Bogotapp

9 de mayo del 2019

Una ciudad de aplicativos permitiría una interconexión más democrática entre sus ciudadanos, un gobierno en línea más transparente y un uso del espacio público eficiente, miles de soluciones privadas se han presentado a través de aplicaciones, sin embargo, en materia de gobierno y servicios públicos el desarrollo de las mismas está crudo, en parte por falta de voluntad política y en parte por la dificultad de superar la difícil maraña legal que hay para aplicar la tecnología en las políticas públicas.

La georreferenciación de las basuras, los trancones y la inseguridad deben ser las más básicas para avanzar en diseños de unas que permitan ver la ejecución del presupuesto distrital y local en tiempo real, además de saber cuál es el hospital distrital más cercano o el que tiene menos tiempo de espera en sus filas, sería más fácil pagar los impuestos con una aplicación de la secretaria de hacienda e inclusive podríamos reemplazar los parquímetros en las bahías de parqueo por una aplicación en donde se cobre de la tarjeta de crédito el tiempo de estacionamiento.

Pero está visión debe empezar por armonizar las plataformas digitales de las entidades de la capital, además de capacitar en educación STEAM a nuestros niños, técnicos y profesionales, como dijo el CEO de Rappi “La programación va a ser un idioma en menos de lo que pensamos” y es fundamental aprenderlo para competir dentro de las necesidades del mercado e incluso será una realidad en un futuro para los trabajadores del gobierno, o cuantos contratistas no han salido de sus entidades por no saber usar un computador?, la era digital es la cuarta revolución industrial y aunque tengamos ciertas ventajas competitivas sobre Medellín, ellos ya se dieron cuenta de eso, no esperemos más y utilicemos la tecnología para mejorar nuestra calidad de vida.

La iniciativa para convertir el internet en un derecho fundamental para los colombianos se hundió en la cámara de representantes hace unos años, quizá por la dificultad de garantizar otros derechos por parte del estado, es innegable que en el futuro todos los ciudadanos tendremos el derecho a utilizar la red, en Bogotá actualmente el 67% de los hogares cuentan con conexión a internet y aunque todavía falta mucho, el reto es aún mayor para el acceso a internet público. Avanzar en ese sentido no solo mejorara la comunicación entre los ciudadanos sino de los mismos con el gobierno, sin hablar de la facilidad que tendrá para el recaudo de tributos: lo cual permitiría reducir sus tarifas para darle un respiro a las empresas y las familias mientras se ataca la informalidad.

Como en su momento se institucionalizo el manejo digital de los archivos en las entidades públicas, se debe institucionalizar el uso de aplicativos para acceder a la información gubernamental, llegara el día en que podamos recargar nuestros carros eléctricos o sacar vehículos de los patios a través de una aplicación en pocos minutos.

Sí logramos que la mayoría de los bogotanos tenga internet y que a través de su Smartphone puedan tener una interacción en tiempo real con las entidades estatales, desde una denuncia hasta la capacidad de conocer un indicador habremos avanzado mucho hacia una Bogotá futura.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO