Buscándole la comba al Polo

16 de mayo del 2011

Es lógico que a un sector del Polo no le gustara la terna para reemplazar al alcalde suspendido. Entre otras cosas porque internamente se habían cocido las habas para que Samuel Moreno no terminara su período. Y que a los conservadores como Miguel Gómez no les gustaran los escogidos, pues es más que obvio. Ellos preferirían que se pudiera encargar algún Mazuera, o alguien de la casa. También lógico que al presidente Santos no le gustaran los ternados, porque hubiera querido uno de las filas de la U.

Pero lo que no se ve muy lógico es que los rincones de la Casa de Nariño estén hoy pensando en buscarle peros a los tres nombres escogidos por el Polo y que los jurídicos de Presidencia estén hurgando inhabilidades para encontrar la fórmula que permita devolver la terna. La norma es clara y una terna es para escoger entre los seleccionados, no para tomarse el derecho de descalificarla. Ese no es el espíritu de la Constitución y la ley. El derecho de proponer en este caso es del Polo y el deber de escoger entre los propuestos es del Presidente. Invertir los papeles es hacer o mismo que sugirieron los tinterillos palaciegos durante los dos cuatrienios anteriores.

Porque aunque Juan Manuel Santos quiera hacer distancia con las prácticas del gobierno anterior, en su mandato  sobreviven aún las tendencias a desconocer la norma y a buscarle el esquince al derecho. En esas oficinas jurídicas de presidencia y de algunos ministerios existen los mismos abogados de mediopelo que conceptuaron que las chuzadas no tenían problema legal, que los seguimientos contaban con legitimidad, que Agro Ingreso Seguro se enmarcaba en la ley, que los falsos positivos eran ajustados a derecho y que el referendo cumplió la normatividad.

Es ahí donde está el problema. Ellos van a encontrar la salida para embolatarle la alcaldía al Polo. Y el gobierno de Santos seguirá inevitablemente por el camino que trazó su antecesor, que logró incluso que las Cortes se contagiaran al no aceptar las ternas que a su juicio no les parecía. El sendero de la desinstitucionalización y del articulito seguirá campeando en la Casa de Nariño y la interpretación acomodaticia  volverá a enseñorearse de sus pasillos. En jurídica de Palacio van a tener que asesorarse de los funcionarios del Ministerio de Comunicaciones que han resultado magos para inventar los mecanismos que le saquen el quite al espíritu de la ley para adjudicar canales o tumbar derechos fundamentales impunemente. Ese parece ser el camino sugerido al presidente Santos para amargarle la terna al Polo.

Buscarle el ladito, esculcar como  aguja en pajar inhabilidades, meter micos y entregar notarías no le va a quedar bien a Santos, si quiere marcar la diferencia con su antecesor. Pero como para su desgracia muchos de los funcionarios de esta administración son herencias o reencauches de la anterior, por ahí saldrán con la formulita para desconocer el derecho del Polo a proponer su terna.  No nos extrañemos que los antiguos funcionarios de los edmundos, hagan como los de las marías del rosario, y le encuentren la comba al Polo para que el partido de oposición quede sin representación en la primera autoridad de la capital.

Y el asunto es que es en el calor de las épocas electorales donde se presentan fácilmente estas vulnerabilidades. Por alguna extraña razón ahí es donde pululan las ofertas y las salidas de lo que Mockus llama el camino del atajo. Así ocurrió con el abuelo de Samuel en 1970, así ocurrió con los cinco millones de dólares que volvieron un ocho mil la elección de Samper, así ocurrió con el articulito de la reelección de Uribe, y así acaba de ocurrir, pero a la inversa, con el ministerio y sus tics seudojurídicos que boicotearon la reelección de la comisionada Zulma Casas. Y como en esta coyuntura hay quienes creen que la U tiene que poner alcalde, no es raro que alguien piense que hay que preparar el terreno como sea.

El gobierno Santos se debate entre lo nuevo que lo diferencia y lo viejo que les gusta a muchos de los funcionarios reencauchados. Pero si se imponen  estos últimos el terreno se preparará en las arenas movedizas de las vías de hecho y se seguirá por el despeñadero de la desinstitucionalización.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO