Cambio y fuera a los taxímetros en Bogotá

30 de mayo del 2018

Opinión de Diego Molano.

Cambio y fuera a los taxímetros en Bogotá

Esta semana detuvieron a un taxista en Bogotá por cobrar a extranjeros la suma de 440 mil pesos por un servicio del aeropuerto hasta el centro de la ciudad. Este conductor fue detenido gracias a la denuncia de otros compañeros taxistas que no quieren ser parte de un negocio fraudulento que muy a menudo ocurre en esta ciudad.

Les cuento esto porque hoy está sobre el tapete la implementación de las nuevas tecnologías que llevarían a mejorar el servicio de taxis en la Capital del país. Esto quiere decir que los famosos taxímetros pasarían a la historia para darle paso a tabletas que calcularía el costo del servicio.

Hoy hay cerca de 800 mil ciudadanos que se mueven diariamente en taxi en Bogotá y por ello la importancia del tema.

La Secretaría de Movilidad ha dado algunos plazos para que todos los taxistas tengan implementada una nueva plataforma digital con dos tabletas que reemplazaría a los taxímetros y generaría una forma digital de información de tarifas, registro y seguimiento del vehículo.

Así como suena, suena bien, ¿Quién no querría más seguridad, tranquilidad en el cobro de tarifas, confianza con el conductor y mejor servicio? Todos quieren esto, pero la realidad es otra.

Actualmente Bogotá cuenta con 52 mil taxis formales quienes son los que están obligados a asumir este reto, sin embargo no hay más de 500 que ya implementaron esta tecnología; por qué?

La pregunta que nos hacemos es qué tan preparados están los taxistas, los usuarios y los empresarios para esta medida. Para empresarios como Estefanía Hernández Gerente de Taxis Libres o Ernesto Sandoval gerente de Taxis Tele Club, la nueva tableta no resuelve ni mejora el servicio de taxis, dicen que tienen claridad con la migración tecnológica pero opinan que la plataforma, además de que falla mucho, no ven necesario la compra de estas tabletas ya que con los celulares podrían adelantar esta renovación.

Luis Carlos Díaz, representante de los conductores de TaxisBog, dice que el gremio ha sido claro y manifiesta: “nunca nos vamos a preparar para que nos maten y si hacemos visible la problemática de seguridad, el Distrito quedaría muy mal parado”. Diariamente, dicen ellos, son aproximadamente 14 los conductores afectados por robo, atraco y hasta asesinato. Aquí se refieren al riesgo que hay con el robo de las tabletas en los taxis; y es que cada vehículo debe tener dos de estos aparatos, uno para el conductor y otro en la parte de atrás para que el usuario modifique su destino y conozca la ruta.

Es cierto que la tecnología está caminando y lo podemos ver con el servicio de Uber u otras plataformas no autorizadas que están en el mercado hace más de 5 años. Y aquí nos seguimos preguntando ¿el taxista entraría en un desbalance competitivo? Para qué tabletas si con el celular se podría prestar un buen servicio y ya no tendrían que asumir el costo de la tableta?

Los conductores insisten que los decretos son improvisados y que no hay estudios de cobertura de internet en la ciudad. Y que dicen los usuarios? Aquí la medida también tendría implicaciones en las tarifa porque se puede incrementar entre 7, 8 o 9%; ¿están dispuestos a pagarlos?

Lo único claro acá es que el mundo se mueve hacia la modernización, hay una necesidad en el mercado, el cliente busca comodidad, confianza y sobretodo seguridad; el paso a esta tecnología debe ser gradual y muy concertada con los conductores y empresarios; es urgente atender a los usuarios, dar un buen servicio implementando una tecnología cómoda, es urgente que dejemos de pensar en nosotros mismos y actuemos hacia un bien común pero con responsabilidad, equidad y mucho control.

Los taxistas deben ser conscientes de que los ciudadanos exigen un mejor servicio. Uno que sea rápido, digno y seguro. Tienen que mejorar su servicio al ciudadano, la tecnología puede ayudar mucho pero no es lo único.

La Secretaria de Movilidad debe escuchar más las inquietudes y preocupaciones de taxistas y empresarios respecto a la gradualidad para implementar las tabletas y plataformas digitales. Se debe iniciar pero introducirlas progresivamente.

Lo que no puede darse es una lucha campal entre el Distrito y los taxistas afectando a los ciudadanos y a su movilidad, mientras las plataformas y servicios ilegales no tienen control y campean por doquier.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO