Ninguna cortina aleja del incendio campaña Santos

Ninguna cortina aleja del incendio campaña Santos

7 de marzo del 2017

La tal reforma política es una cortina de humo para alejar de la Casa de Nariño el incendio de Odebrecht, ha venido planteando abiertamente Julio Sánchez Cristo en la W, quizá el más influyente periodista radial en la Colombia de hoy.

Quizá sí, quizá no, el ministro Juan Fernando Cristo le responde a él, sin nombrarlo: -Curioso que quienes más hablan y critican la forma como se hace política hoy en Colombia son los que menos quieren hacer reformas.

Mientras avanza o se derrumba la reforma (pienso que lo segundo) la conflagración toca las puertas santistas y la fiscalía –en su ultimo comunicado oficial- deja al descubierto que los sobornos de Odebrecht no sólo llegaron a la campaña de Oscar Iván Zuluaga (del Centro democrático) sino también a la del presidente Santos (de la U). Las dos organizaciones políticas están salpicadas por las coimas y la corrupción.

Hay nombres muy relacionados con este gobierno en el escándalo: Roberto Prieto, gerente de la campaña; las ex ministras Gina Parody y Cecilia Álvarez (¿se van a residenciar en Nueva York?); el senador Bernardo “Ñoño” Elías; Luis Fernando Andrade, director de la ANI  (vinculado formalmente), entre otros.

Colombia vive hoy un torbellino inédito contra la corrupción y aunque los ojos de las autoridades y del país se han centrado en el caso Odebrecht, ya llegarán –pienso con el deseo- las investigaciones sobre otros asuntos y el saqueo a municipios y departamentos.

Parecía una frase ligera sostener que la corrupción era peor que la guerrilla con todos sus horrores. Pero hoy los colombianos estamos entendiendo que sí, que sin abrir toda la olla podrida ya se siente nauseabunda.

El caso Sancho publicidad

La sorpresa mayúscula en torno a que una agencia de publicidad esté relacionada con el escándalo Odebrech tuvo este martes una confirmación. Sancho BBDO dijo en un breve comunicado que responderá a las acusaciones hechas por la Fiscalía.

La fiscalía informó que Odebrecht firmó el 2 de febrero del 2014 un contrato para realizar una encuesta de opinión y le pagó a la empresa panameña Paddington, vinculada a Sancho, un millón de dólares. Sancho confirmó la existencia del contrato y anunció que continuará cooperando con las autoridades que lo requieran.

Alt_silvana_giaimo_odebrecht_corrupcion

La clave del embrollo y el compromiso de Sancho con Odebrecht lo precisa la fiscalía al sostener que la mencionada transacción “habría sido efectuada con el fin de lograr una aproximación con el gobierno del presidente Santos, en orden a viabilizar el reconocimiento y pago directo de las reclamaciones existentes para aquella época con ocasión del proyecto Ruta del Sol II, que ascendían a una cifra cercana a los 100 millones de dólares, por circunstancias que los funcionarios brasileños estimaban no eran imputables a su compañía”.

Los hermanos Ghisays

Otro hecho estremecedor en toda esa tragicomedia nacional ha sido la captura y confesión de un importante empresario cartagenero, Enrique José Ghisayz Manzur, quien aceptó que “lavó” una coima millonaria recibida por la adjudicación de la ruta del sol.

Según una fiscal de la Unidad Anticorrupción –y versión de El Heraldo-  los hermanos Enrique y Eduardo Ghysays serían los accionistas de la empresa offshore panameña Lurion Trading Inc, a la que Odebrecht giró los US$6,5 millones

Lurion fue constituida para ese único fin en 2010, tras adjudicación de la Ruta del Sol II en 2009, de acuerdo a la imputación.

“El presidente de Odebrecht Colombia, Luiz Bueno, se reunió el 26 de octubre de 2009 en un apartamento con García Morales. Allí García solicitó 6,5 millones de dólares para intervenir en adjudicación del contrato de la Ruta del Sol II. Un día después quedaron descalificadas las demás firmas de la licitación y en diciembre se adjudicó el contrato a Odebrecht”, describió la fiscal.

Agregó la investigadora que Bueno pidió a García que buscara amigos pudientes para girar los dineros sin despertar sospechas, y García buscó a sus amigos de infancia en Cartagena, los hermanos Enrique y Eduardo Ghisays.

“Enrique Ghisays viajó a Miami y abrió una cuenta y una empresa offshore en Panamá, llamada Lurion. A Lurion se giraron por parte de Odebrecht 6,5 millones de dólares entre marzo y septiembre de 2010. Y entre 2010 y 2011 se retiraron de la cuenta 6 millones 480 mil dólares, quedaron 20 mil para administración de la cuenta”, leyó la delegada.

Añadió la fiscal que la comisión para los cartageneros Ghisays fue de 750 mil dólares.

Además, la investigadora señaló que hay un faltante de 2,3 millones de dólares en todo el dinero que llegó a la cuenta de los cartageneros.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.