Carlos Palacino y Emilio Tapia dos rostros de la impunidad extrema

22 de septiembre del 2013

Casos de Emilio Tapia y Carlos Palacino.

Tanto el riesgo que corre el proceso que la Contraloría General de la República  adelanta contra Saludcoop, o más precisamente contra Carlos Palacino, según los hallazgos de esta como de la Procuraduría General, resulta ser el innegable capo del cartel de la salud, cuyo saqueo por su cuenta  representa el solo de tres veces más de la totalidad del cartel de la contratación, una de cuyos capos es Emilio Tapia, quien ni siquiera cuenta con detención domiciliaria.

Carlos Palacino en Saludcoop y Emilio Tapia: injusticia al límite

En la pasada semana Carlos Palacino interpuso una tutela contra la contraloría para tumbar dicho proceso, y Emilio Tapia saliendo del exclusivo centro de la 93 de Bogotá, donde este capo se hallaba protegido gracias a que no cuenta ni con una  detención domiciliaria so pretexto de “colaboración con la justicia” muestran como la justicia no solo cojea sino que flaquea y también quizás  se entrega a espaldas  del país, y del interés general de contener la impunidad de cuello blanco.

La tutela amenazante  contra la investigación de Saludcoop adelantada por la Contraloría General

La  Red de Veedurías Red-Ver fue la primera que denunció las irregularidades en el contrato de arrendamiento de la nueva sede de la Contraloría  General, sobre el que creemos que se debe investigar el posible pago de coimas, e incluso si el estudio previo técnico no fue previo ni tan técnico, como lo denunciamos incluso ante la Fiscalía General y la Auditoria General entre otros. También recibimos  llamadas advirtiéndonos de posibles “chuzadas” por parte de funcionarios de esa entidad a nosotros mismos.  Pero eso es una cosa, y otra que no se puede desconocer es la batalla  sin cuartel que la Contraloría General – junto con la Procuraduría General- ha dado en el tema  de Saludcoop y su cabeza Carlos Palacino.

Fiscalía bajo la lupa  de la sospechosa duda: ¿Palacino piloto del choque de trenes?  

El Fiscal General se ha  quedado callado. Como se recordará  en calidad de abogado fue asesor  de Saludcoop, y es vecino en una  finca – construida por el emporio Palacino- en el Meta. En la Fiscalía General el tema  no solo no avanza  sino parece más bien retroceder. Al mismo tiempo que la Fiscalía se trasladaba la semana pasada  a la sede de la Contraloría General para supuestamente obtener información del cambio de sede hacia el lujoso sector  comercial, -con base en denuncia de la Red de Veedurías Red-Ver- y sobre las supuestas interceptaciones telefónicas, al parecer también se habría  alzado la información relacionada con Saludcoop, y curiosamente  justo después  días  después Carlo Palacino y su emporio corrupto ataca a la Contraloría  General, una  vez conocida toda la información por la Fiscalía, tan cercana al mismo.

La tutela  no es contra la Contraloría General es contra la salud de los colombianos(as) y el erario publico

El país  precisa estar advertido que este no es un problema del imperio Palacino contra la Contraloría General sino contra más de un billón de pesos salidos del bolsillo de los contribuyentes, y cuyo desmán ha puesto en riesgo la vida y salud  de miles  de compatriotas a manera de un genocidio sofisticado pero igualmente letal, a espaldas del país en una vorágine de apetitos personales que ha aceitado superintendentes de salud, congresistas, permeado sectores gubernamentales a todos los niveles, y ahora contraataca de la mano con el silencio de la fiscalía, contra el silencio de los inocentes.

Atentado contra  el capo Emilio Tapia revive la pregunta de por qué no está preso

Emilio Tapia, capo del cartel de la contratación, sufrió un atentado la semana pasada, el cual se hubiera podido evitar  si hubiera  estado tras las rejas  como todos los implicados por el saqueo más grande a Bogotá.

Atentado contra Emilio Tapia  quien  saqueó el erario público

Lo más  grave no es el atentado contra Emilio Tapia, sino que este tras saquear  las  arcas públicas como uno de los principales capos  del cartel de la contratación en la capital de la República, y en varias otras regiones del país, como lo hemos  venido denunciando, se haya manutenido libre e impune ante  la vista ciega no solo de la fiscalía  sino de la justicia  toda que hace  rato lo debió ponerlo tras las rejas de un pabellón de alta seguridad de la cárcel la Picota.

Emilio Tapia encarna plenamente la cultura de la ilegalidad, y de la avivatada, según la cual entre más se  perjudica a la sociedad, se coloca en una superior  condición delatora y por frente a las mejores  posibilidades de burlarse de las instituciones, blindarse en la más sórdida impunidad, sin siquiera una detención domiciliaria, y así mantenerse en los más exclusivos restaurantes de la ciudad, y del país derrochando cuanto le saqueo al erario público, es decir  a nosotros los ciudadanos, protegido con esquemas de seguridad – que deberían ser pagos por los propios delincuentes de cuello blanco y no por el bolsillo de todos los colombianos de bien- más  fuertes que aquellos  que los propios funcionarios encargados de investigarlos… o de quienes luchan contra la corrupción sin cuartel.

Emilio  Tapia, de corolario en estos días de amor y amistad, tocó fondo por lo que fue capaz  hasta de descaradamente dejar en la calle a su propia exmujer, en la  separación de bienes.

La mano negra  de la corrupción se deja sentir una vez más

Lo cierto es que este  hecho en cualquier caso revela  que hay un plan cuidadosamente ordenado para golpear estratégicamente o intimidar a quienes de una forma u otra confrontamos el cartel de la contratación, yo mismo fui víctima de ese mensaje intimidatorio producido la semana pasada con el saqueo de equipos y pruebas en un vehículo de seguridad, desbloqueando el sistema de alarmas y generando un distractor con un acto de hostigamiento previo, y las autoridades aun ni se pellizcan y el tema se pondrá más  gris cuando la fiscalía decida meterle  mano a los señalamientos múltiples contra el Gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, que hemos  venido en parte judicializando.

@redveeduriasver

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO