Carta abierta al Director de la UNP

Carta abierta al Director de la UNP

9 de mayo del 2019

Bogotá D.C., 9 de mayo de 2019

Señor
PABLO ELÍAS GONZÁLEZ M.
Director
Unidad Nacional de Protección
Ciudad.

Respetado Director,
+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++.

Cada una de estas cruces, es un líder social que ha sido asesinado, no por problemas de faldas, menos por ajustes de cuentas, ellos han muerto por querer un cambio en el país, en sus territorios y en la sociedad.

El pasado fin de semana, hombres armados atacaron a varios líderes sociales que se encontraban alistando una reunión con el estado en Santander de Quilichao al norte del Cauca, cuando fueron sorprendidos por estas personas quienes dispararon en varias ocasiones y lanzaron una granada, allí se encontraba una compañera, Francia Márquez, la líder social y ganadora del Premio Nobel de Medio Ambiente, quien salió ilesa por fortuna.
Gracias a la rápida acción de los escoltas, nuestros líderes están sanos y salvos, tres de los hombres de protección están fuera de peligro y recuperándose, pero continua el miedo, la zozobra de que vendrá mañana, de que pasará de ahora en adelante. Tener amenazas no es fácil de llevar, uno es valiente, pero sabe que en la esquina de la casa lo pueden asesinar, que de camino al trabajo pueden apagar la vida o en el momento menos pensado ya no podremos seguir luchando por Colombia.

Desde la primera amenaza que me llegó por parte de las llamadas ‘Águilas Negras‘, la UNP me asignó un esquema de protección (me sentí algo más seguro) pero días después a mi padre lo intentaron asesinar, allí se incrementó más el miedo y entendí que las amenazas van en serio, son directas y claras y lo único que quieren es acabar con todo aquel que piensa, trabaja y actúa diferente. Pese a todo esto, fue desmontado mi esquema a tal punto que solo me dejaron un hombre de protección y que ha sido de confianza para mi. Además de la última amenaza que llegó hace unos días y sumándole que intentaron ingresar a mi casa rompiendo las chapas de la puerta, el miedo y el riesgo crece, por los seguimientos que nos hacen a diario pero no ha sido suficiente para que tomen medidas de reforzar mi seguridad enserio.

Pese a mis diferencias con la Fiscalía General de la Nación, debo decir que el fiscal que fue asignado a mi caso ha sido una persona eficaz, humana y consciente, no solo el sino todo su despacho, han sido diligentes y conocen el alto grado de riesgo en el que estoy, no solo yo sino mi familia, pero sus programas de protección no me pueden acaparar ya que al ser periodista el único que lo puede hacer es la UNP quien maneja mi población.
Pero es un llamado a Pablo Elías González, el director de la Unidad Nacional de Protección, para que tome en serio nuestra seguridad, porque aquí no sabemos quién es el próximo, puede ser algún líder en los territorios o puedo ser yo.

Señor Director, NOS ESTÁN MATANDO.

De usted,

Andrés Hernández.
Twitter. @AndresCamiloHR

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO