Santos tiende la mano a Uribe con grandeza

13 de julio del 2016

Santos ha entendido que el enemigo de la paz no es Uribe.

Si la mano firme y el corazón grande es el símbolo que caracteriza el pensamiento del expresidente Alvaro Urive Vélez, ahora parece haberle llegado la hora de poner por encima la grandeza de su corazón ante la mano tendida del presidente Juan Manuel Santos. En una carta en la que el presidente le hace a Uribe un llamado a trabajar juntos por la paz del país, luego de unos sentidos reconocimientos sobre la mano firme necesaria en su momento y en donde le adjudica un papel preponderante a su politica de la seguridad democrática como antesala para haber llegado la negociación con las FARC, Santos le pide al expresidente que se una a la causa de la firma de la paz y que se sienten a discutir las diferencias.

Hasta el más suspicaz de los parlamentarios del Centro Democrático deberá reconocer que es un acto de gallardía de Santos que obliga a Uribe a no ser menos. Es como si hubiera escuchado a los uribistas no furibundos que han manifestado de alguna manera que Santos no debiera contribuir a la polarización. Pareciera que Santos despues del anuncio de la firma de la paz hubiera reflexionado en escenarios de tranquilidad y haya llegado a la conclusión de que el momento exige ser más grande que las circunstancias. Santos sabe que ganó pero que la nobleza obliga. Y si bien en algunos momentos se dejó sacar la piedra y respondió con piedras hoy sabe que la paz es tan vulnerable que bien vale la pena abandonar egos y rencores y tender puentes a la oposición.

La mano tendida de Santos lo coloca en una estatura diferente. Como cuando en la cancha de futbol un jugador le extiende la mano al que cayó en medio del forcejeo. Y no se necesita necesariamente que haya ganado pero desde luego, y es palmariamente notorio, que va ganando. Y cuanso se presentan estos escenarios siempre hay dos opciones o se decide aplastar al contrario o se le deja una salida digna. Santos decidió como buen jugador que su contradictor puede ser un gran aliado para lo que se viene. Con lujo de detalles le cuenta que las armas si se van a entregar a la ONU y que los guerrilleros estarán sometidos a la justicia transicional.

No va a haber impunidad, le dice Santos a Uribe, en un tono categórico que sugiere que el expresidente no debiera preocuparse por eso. Y también expresa rotundamente que no quiere que mientras los guerrilleros puedan reincorporarse a la vida civil, los militares tengan que pagar condenas exorbitantes, como ha sucedido en algunos casos recientes. En la carta se notan los esfuerzos del presidente por aclarar las preocupaciones manifiestas del expresidente, pero sobre todo se nota que no es demagógico cuando le reconoce su importancia y liderazgo, y justifica qu precisamente esa es la razón por la que lo invita a hacer causa común por el bien de la paz en Colombia.

Lo cierto es que las voces que han clamado porque Santos no polarice, que haga las paces con Uribe y que lo tenga en cuenta, hoy parecen haber sido escuchadas por el presidente. Alvaro Leyva, el excomisionado de paz Luis Carlos Restrepo, Angelino Garzón y Alex Bernot, entre muchos, que han pedido que se cuente con Uribe para la firma de la paz, como condición para que se garantice una salida real al conflicto, pueden darse por bien servidos con este gesto del presidente Santos, que en honor a la verdad, parece que hubiera salido de su propia cosecha y no tanto de los asesores que hasta el momento han dejado ver que por ser mas papistas que el papa, han atinado muy poco.

Es predecible que en la primeras de cambio la respuesta de los uribistas no sea la esperada en tono reconciliador, pero de seguro pondrá a pensar a los sectores más sensatos de quienes han apoyado hasta ahora las inquietudes del expresidente Uribe. Porque las cosas han llegado a un nivel que permite vislumbrar un escenario en el que los comandantes guerrilleros vayan a buscar el favor popular por las vías democráticas. Y como dicen ya muchos es preferible tenerlos en el parlamento que echando bala. Y es probable que en algunas advertencias y alertas tempranas al expresidente le asista la razón pero en todo caso siempre serán más útiles sus conceptos del otro lado de la barricada, al lado de Santos y de las instituciones.

Y es que con la llegada Nestor Humberto Martínez a la Fiscalía, se augura el fin de la era Montealegre que parecía estar empecinada en encarcelar a Uribe y a cuanto dirigente del CD se destacara como factor de poder en el Uribismo. Hecho que también puede haber animado a Santos a que se decidiera por suspender la guerra fria con el expresidente. Si a esto se suma que el propio Martínez en el pasado ha puesto sus buenos oficios para tratar de limar asperezas entre Santos y Uribe, lo que se avisora es más la mano tendida que la mano firme. Y con mayor razón si se insiste en que la paz es un bien supremo que amerita replantear la táctica para apuntalar la estrategia. Y una cosa más, Uribe puede ganar mucho si sabe hacer el cambio.

Porque la invitación parece de corazón y refleja que Santos ha entendido que el enemigo de la paz no es Uribe, que su malestar con algunos aspectos de los acuerdos es legítmo aunque no pueda no ser pertinente y que su experiencia es válida y necesaria para avanzar hacia una paz sostenible. Por eso apela certeramente a la frase del Papa Francisco: “No podemos permitir otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”. La pelota está en la cancha de los uribistas y hay que estar prestos a que inicialmente no asimilen bien el fair play que propone Santos, pero no hay que desesperarse ni cerrar la puerta porque poco a poco los seguidores de Uribe se irán desmontando de su visión cortoplacista de la paz.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO