Catálogo de las más bellas canciones de navidad

Catálogo de las más bellas canciones de navidad

20 de noviembre del 2016

Este listado de las diez mejores canciones de navidad en el mundo no incluye los consabidos villancicos, como el infaltable “Tutaina”, predominante entre la chiquillería en las llamadas novenas de aguinaldo  ante el Pesebre,  ni “El año viejo”, el porro que manda la parada en  el repertorio de la música parrandera tan apropiada para prender el jolgorio decembrino.

Nos apoyamos para su configuración en la bella obra ‘Historias de navidad’, de la investigadora musical Ofelia Peláez, vecina de Medellín.

Comienza por la mundialmente famosa ”Noche de Paz”, grabada por los más prestigiosos cantantes y traducida a casi todos los idiomas. La compuso el sacerdote Joseph Mohr, en Oberndorf, en un pequeño pueblo de los Alpes Austriacos, después de oficiar la Misa  de Gallo, el 24 de diciembre de 1.818.

“Jingle bells”, junto con “Noche de Paz”, es la canción de navidad más conocida en todo el orbe. La escribió James Pierpont, en Estados Unidos, en 1857. La mejor versión, en inglés, la hizo Bing Crosby, y en español, Celia Cruz con la Sonora Matancera.

Cuenta la cronista paisa  que existe una curiosa grabación de este tema realizada por Karl Weismann en la que el coro es hecho por los alaridos de varios perritos. ¿Serían los cachorritos de Nipper, el perro de la RCA Víctor?

Les sigue en orden de importancia “Blanca Navidad”, de Irving Berlin, un ex mesero de origen ruso  que fue a la postre uno de los más notables compositores de los Estados Unidos, su patria adoptiva. Tiene numerosas traducciones. Ha vendido millones de copias.

“El Tamborilero”, que en Colombia se hizo popular con el hispano Rafael Mattos, no es español. Sus compositores fueron los checoeslovacos Harry Simeone,  Onorate y Davis. También son famosas las versiones de Frank Sinatra y Marlene Dietrich.

Va de quinto  “Oh Tannenbaum” que los niños cantan a menudo como “Oh, arbolito de navidad”. Dice doña Ofelia que es una antigua melodía alemana. Después de muchos ires y venires, se convirtió en el himno del estado de Maryland, Estados Unidos.

Vienen luego ”Navidad”, del español Leopoldo González Porres, que inicialmente fue un bolero; “El niño carpintero”, del colombiano Samuel Botero, quien le puso la música del “Pájaro carpintero”, y  “Navidad Caucana”, una fantasía de Jerónimo Velasco.

El venezolano Hugo Blanco es el autor de “El burrito de Belén” (que no es un villancico).

Pasemos, finalmente, a los 10 del género popular: 1) “El año viejo”, de Tony Camargo y la orquesta de Rafael de Paz. 2) “La víspera de año nuevo”, de Guillermo Buitrago. 3) “Ya nació el niño”, de Leonel Ospina.  4) “Faltan cinco pa’ las doce”, de Néstor Zavarce. 5 y 6)  “Aguinaldo con Billos” y “Año nuevo, vida nueva”, de Cheo García con la Billos  Caracas. 7) “Recuerdos de navidad”, de Celio González y la Sonora Matancera. 8) “Parranda de navidad”, de Tania. 9) “Bella es la navidad”, de Richie Rey). 10) “El besito de año nuevo”, de Gustavo Quintero con Los Graduados.

La apostilla:  En las dos últimas décadas del siglo pasado desapareció como por arte de magia la ardiente disputa que mantuvieron a lo largo de muchos años las principales casas fonográficas del país (la mayoría  ellas localizadas en Medellin)  por imponer en las disco-tiendas el muy apetecido “éxito de diciembre” que sonaba hasta el cansancio en las emisoras y en las pianolas de heladerías, fuentes de soda,  bares, cafés y cantinas.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.