Resucita Godofredo Cínico Caspa

3 de mayo del 2011

Cedo la palabra

Mi apreciado amigo y excolega, el doctor Godofredo Cínico Caspa, quien desde hace varios  años me cediera todos los derechos de sus notas y artículos, me ha enviado estos apuntes, que por considerarlos de capital importancia para entender la coyuntura nacional, publico a continuación con la venia de Kien&Ke.

“No hay derecho, carajo, que por una serie de coincidencias y nada más que eso, ahora los gusarapos de la prensa comunista y los comentaristas pagados por Chávez y Castro, se vengan lanza en ristre contra el gobierno impoluto,  transparente como el aire, sin mácula alguna, cuasi divino -diría yo en piadoso rapto de fe- del prócer, adalid y prez de la patria, nuestro altísimo señor y doctor don Álvaro Uribe Vélez.

Vamos a hacer una análisis de lo que piensa la bigornia, como bien los tilda mi sobrino José Obdulio Gaviria, quien amén de ser el escribano de la inteligencia superior (y la militar también, mamertos pendejos) y el prístino autor del Estado de Opinión, sé que está pronto a publicar un libro de ética y política titulado  “Tratado de Obdulógica” en el cual pone el dedo en la llaga sobre pendejadas y falacias tan grandes como la separación de poderes, la majestad de la justicia y el respeto a la Constitución,  que lo único que permiten es darle libertades a los columnistas terroristas, que ellos si deberían estar en el fondo de los calabozos.

Es tan grande y magna la obra de los ocho años de la Inteligencia Superior que poco o nada podré tratar de defender en tan corto espacio que me permite el Morales ese (rojillo de marras, subversivillo , ateo y libertino). Sin embargo haré énfasis en varios asuntos de la recientísima actualidad:

¿Qué de malo tiene la tecnocracia y que los jóvenes aprovechen las lecciones de sus mayores?   Que agresión contra la inteligencia es haber metido presos a esos inocentes muchachos del Ministerio  de Agricultura, que lo único que hicieron fue ayudar a que la tierra la tengan los que saben de eso, y no la indiada ignara, la peonada bruta y maloliente! Deberían sacar esa tontería de la “complicidad” del código penal. Eso es como el IVA, que nunca pegó  en tierras de las venerables autodefensas y  de sus eficaces descendientes. Y ahora, para completar, la fiscal esa que como le falta un ojo cree que en país de ciegos el tuerto es rey, quiere enlodar a jóvenes prospectos del Ministerio de Protección, herederos del valencia-cossismo que tanto bien le hiciera a las instituciones,  que lo único que hicieron “de malo” fue poner a mover el dinero de la salud, de las EPS, para que no se devaluara.  Cómo se les ocurre poner en prisión a esa gente. Claro, con el eco malsano del Juan Manuel Santos, que todo lo vio y todo  lo aprendió de nuestro amo Uribe y ahora lo traiciona traicionando a sus huestes y haciendo una torcida imitación  “moralizante” del Supremo.

¿Por qué vienen ahora a molestar con procesos y moralismos trasnochados, si estamos haciendo lo mismo de siempre, ejercer el poder, el sagrado poder que viene de Dios y del Opus Dei, para cambiar articulitos, traficar influencias y demás buenas costumbres que conservamos de nuestra gloriosa historia azul? Siempre se ha hecho, siempre se hará. En eso consiste la tradición que defendemos, como la familia y la propiedad. Y para esa defensa, ahora estamos blindados con la enorme figura, con la estatua ética encarnada en  nuestro abad (me atrevo a decir) su eminencia Alejandro Ordóñez.

Hemos cuidado la platica con gran dedicación, pero que la gleba no venga a inventarse enfermadles inexistentes. ¡Qué se curen solos o que vayan a dónde sus brujos!  Fue de esa plata fuera del POS que los muchachos hicieron inversiones de valores. Y que no venga el senador Robledo, hampón maoísta, a darnos lecciones: ¿cómo así que la plata de las EPS, que se las han ganado sacándole con trabajo y sudor de la frente peso a peso a los usuarios,  no la pueden invertir para sacar de ella pingües ganancias en la banca de mis amigos los Sarmiento y demás primordiales criaturas del rey Midas?

¿Acaso esta vaina no es capitalista?  Justamente la enfermedad de los pobres debe ser el negocio de los ricos. O si no quien paga impuestos. ¿Los desechables, los del Polo?

Es como si volvieran a jorobar por las limpias transacciones que los doctores del uribismo hicieron con Yidis y Teodolindo, negocios naturales y consustanciales al ejercicio del poder.

Que respeten carajo de una vez por todas las magnas creaciones  del  neoliberalismo que hace 20 años le abrió la puerta a los limpios cuellos blancos con una magnífica teoría, productiva, que legalizó de una vez por todas la linda costumbre del contrabando, que inicio la confianza inversionista de autoría en aquel entonces ya en lontananza de su señoría  César Gaviria, y con ponencia antaño del gran conductor su eminencia Álvaro Uribe Vélez

Y ahora el tema de la “justicia”: Cómo es posible que en decisiones totalmente ajenas a la costumbre y  a la jurisprudencia bendita de que la justicia es para los de ruana, como debe ser o es que van a meter a la cárcel a la gente bien (epíteto espléndido, gente de bien como Fernando Londoño, cómo bien lo dicen Jerónimo y Tomás). ¿En lugar de meter a la delincuencial pobrería que sale a joder el Primero de mayo?  ¡Bala señores!  Y además carajo, cómo se les ocurre condenar a mi general Arias  Cabrales que sí le tocó estar al mando de desapariciones, fue en el mismo orden de ideas de mi coronel Plazas, en el altar sublime de la nacionalidad “¡para defender  la democracia, maestro! ¡Que metan presos al vociferante cojo Navarro y al gamín Petro! ¡Que les quiten el indulto a todos los guerrilleros que dejaron las armas! ¿Qué si cumplieron con la paz? Pues si y qué carajo, el tal Pizarro también cumplió y ya no está por acá ¡subvirtiendo a la indiada!

Ahora solo falta en malhadada hora y en flagrante delito de lesa justicia, que prácticamente ángeles, que coros celestiales como los conformados por Andrés Uriel o  Andrés Felipe Arias y el exministro Palacios,  que estos serafines vayan a dar con sus límpidas alas a las mazmorras del santismo.  ¡Santo Laureano de las grandes ocasiones, impide tamaña agresión de cachiporros y leninistas!

Como en las corridas de toros yo si saludo al gran Cartel de la Salud. Y si viene el Cartel de la Educación cuando pase la reforma a la ley 30 logremos privatizar esa vagabundería de las universidades públicas, pues tanto mejor. Más toros, más plata para el empresario y qué carajo  ¡más sangre en la arena! Como nos gusta a nosotros los piadosos, enemigos del aborto y de los maricas.

Defender de la jauría sindicalista, de las fauces de las abyectas fieras de la prensa, del hampa liberal a nuestros sacrificados muchachos que han ofrendado su libertad, es defender la honra monumental, la gran obra, la conquista moral de ocho años de  cruzada y perfección uribista. La plata que se han ganado unos y otros, incluidos los que están estoicos en La Picota, es plata noble, santa, legítima: son emolumentos adquiridos  por servicios prestados a la nación, valga decir a los dueños de la nación, a la gente decente y a la sociedad. Payaso pintado, payaso pagado, carajo ¿Cuál estado social de derecho? Pamplinas. ¡Estado de derecha, y punto!”

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO