Ciencia y política: lecciones desde Argentina

21 de agosto del 2019

Opiniòn de María Piedad Villaveces.

Ciencia y política: lecciones desde Argentina

Los científicos y científicas, al ser miembros activos de la comunidad, pueden convertirse en votantes influyentes en la toma de decisiones políticas. Esto se pudo ver en la última votación en Argentina que tiene muy cerca de la presidencia a Alberto Fernández.

En su afán de mejorar la economía, el presidente actual Mauricio Macri hizo recortes presupuestales a la ciencia bajando los fondos para impulsar la investigación de un 0,35% del PIB en 2015 a 0,25% del PIB en el 2019, según datos oficiales y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). Esto le generó un profundo antagonismo entre los científicos y los cuerpos gubernamentales que hizo que los primeros salieran a la calle a protestar por los recortes.

El candidato Fernández, representante del peronismo, ha capitalizado ese descontento con un discurso sobre la importancia de la educación pública y la inversión al sector de ciencia, tecnología e innovación. También afirmó en campaña que, de ser elegido, volvería a crear el Ministerio de Ciencia que fue disminuido a una Secretaría en el gobierno de Macri.

De hecho el fortalecimiento a la ciencia ya está incluido en los 12 puntos prioritarios de los 180 primeros días de su gobierno. Entre el fortalecimiento al empleo, la recomposición de las pensiones, la desdolarización de los servicios públicos, la renegociación de los créditos de vivienda, el acceso a medicamentos, la renegociación con el Fondo Monetario Internacional y el crecimiento económico está el compromiso de la creación de tres nuevos ministerios: el de la Mujer, el de Hábitat y Vivienda  y finalmente el de Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

La agenda ambiciosa de los 180 primeros días de gobierno, en particular, sobre la re-creación del Ministerio de Ciencia parece estar animada por discursos del candidato Fernández como el siguiente: “No bajen los brazos, esto va a empezar a cambiar. No se desanimen, es todo lo que les pido. Van a ser socios de la Argentina del futuro. Tenemos futuro y el futuro no es esto, es mejor. Un lugar en el que se reconozca y se cuide al que investigue y estudia…”

Pese a ser emotivo y cargado de compromisos burocráticos, el discurso de Fernández no aborda los temas centrales de la conexión entre los resultados de la investigación científica y la productividad argentina. Tampoco aborda ni la necesidad el rol en el contexto internacional de la investigación que se genere en las universidades de ese país, ni el impacto económico negativo que puede tener la inestabilidad económica para el sector de ciencia y tecnología. Sin que un candidato explique con claridad esos puntos, es posible que el discurso se convierta en un mero gancho de una campaña política.

Ad portas de campañas de alcaldes y gobernadores en Colombia, estas lecciones de las campañas políticas en Argentina tienen que ayudarnos a reflexionar sobre el tema.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO