¿Sorpresa? ¡Las mujeres!

26 de mayo del 2014

“Se las sentía crecer día a día, sus intervenciones y publicidad llegaban al alma.”

Y llegó la primera vuelta electoral con mucho de lo esperado y algunas sorpresas. Se esperaba que nadie alcanzara el 50%, es decir que la segunda vuelta sería una realidad y eso ocurrió. Ya habían pronosticado varias firmas encuestadoras que los dos primeros serían Santos y Zuluaga. Efectivamente así se dio. Entre ellos el margen fue estrecho, apenas un 3 y medio %, sin embargo confirmó el liderato del candidato uribista a quien poco parecen haber afectado los escándalos del hacker.

Con esta situación nos veremos enfrentados a una elección entre dos examigos y hoy fuertes enemigos, en un país que no se decide a romper con las tradicionales maquinarias, que se repartieron entre los aliados de Santos, la U, el Partido Liberal y Cambio Radical y los seguidores de Álvaro Uribe, Ex partido de la U, ex liberales como Carlos Holmes Trujillo, ex Cambio Radicales y ex Conservadores. Es decir, los mismos con las mismas.

Se quedaron por fueran millones de personas en una abstención gigante hastiada precisamente de esto, de la politiquería, de los falsos conflictos, de los métodos fraudulentos, de maquinarias aceitadas con nuestros recursos. Un mensaje claro y contundente para estos dos hombres que pasan a la segunda vuelta. La gente quiere otro tipo de política.

Las otras tres fuerzas, la de Martha Lucía, Clara y Enrique, no se pueden sumar para decir que llegaron casi al 42%, aunque matemáticamente eso fue así. Sin embargo ellos son como el agua y el aceite y por eso no se logró una fuerza alternativa que contrarrestara a Uribe y Santos.

Lo que sí fue sorpresa fue el crecimiento de las mujeres. Ellas crecieron desde cifras de un solo dígito hasta un porcentaje muy importante de más del 15% cada una. En las últimas semanas se las sentía crecer día a día, sus intervenciones y publicidad convencían y llegaban al alma, aunque la polarización de los dos punteros hizo que se concentrara en ellos y la información noticiosa.

También fue sorpresa el derrumbe de Peñalosa, cayó al último lugar con un lánguido 8%. Otra vez los verdes desperdician una oportunidad y dejan ir entre los dedos esa “ola” que de manera transitoria alcanzó a ilusionar a muchas personas.

Ahora vendrán los reacomodos. Algunos difíciles y otros apenas obvios pero no será seguramente la suma automática de un o una candidata a otro. Para los procesos presidenciales funciona más la opinión que la mecánica.

Habrá que ver si el Polo toma partido o se abstiene frente a Santos y a Uribe. Uno de sus principales voceros, el senador Robledo, parece inclinarse por no hacer alianzas con ninguno de los dos, pues para él son caras de una misma moneda. Sin embargo otra cosa podría pensar la candidata Clara López que se ganó esos importantes casi dos millones de electores, a pulso. Ella fue más que su partido y la gente aparentemente votó por la persona, más que por la organización.

La misma cosa podría pasar en las toldas azules, rebeldes frente a su candidata que conquistó el tercer puesto con un margen muy pequeño sobre Clara López. Martha Lucía no es una mujer que se deje llevar por su partido. Ella tendrá en sus manos una decisión personal, porque los conservadores votarán como maquinaria con quien les ofrezca mejores posibilidades. Para ellos la decisión ideológica es prácticamente igual, al fin y al cabo han estado disfrutando la mermelada en ambos bandos.

Y queda Peñalosa, quien tampoco la ha tenido fácil con su partido, un grupo díscolo que no lo acompañó y dividió afectos entre su propio representante y Santos.

La pregunta que queda es si esta segunda vuelta nos reserva otras sorpresas, otros escándalos o si, por fin, habrá ideas y se dibujarán diferencias de fondo y no solo acusaciones de traiciones personales  o bochinches sin fundamento.

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus/

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO