Como si no existiera

Como si no existiera

8 de noviembre del 2017

He encontrado esta cita del Rebe Maharash que quiero compartir con ustedes en este breve artículo dedicado a la motivación y a la urgente necesidad de buscar ese fuego interior que nos anima a actuar: “Ante un obstáculo, ni intentes pasarlo por alrededor, o por debajo, más bien pásalo directamente por arriba como si no existiese”.

Por otro lado está esa otra mirada al obstáculo en el cuento Vamos a cazar un oso que disfrutamos tanto leyéndolo con nuestros hijos, en el que la respuesta a cómo pasar cada obstáculo que se presenta al grupo de aventureros, se dice en coro:

por arriba no podemos pasar
por debajo no podemos pasar
Ni modo… la tendremos que atravesar.

Pasarlo de manera mágica por arriba o atravesarlo con determinación parecen ser las opciones más indicadas cuando queremos superar un obstáculo. Lo que tenemos los colombianos por delante es uno de dimensiones colosales que nos abruma y paraliza. Un país dejado al garete sin quien lo gobierne en donde reina la anarquía se ha convertido en el lugar menos propicio para que sus habitantes encuentren las motivaciones que los animen para llevar a cabo su misión en la vida.

Nos encontramos en un momento en el que todavía podemos decidir como asumir esta difícil situación y si lo vamos a hacer motivados o arrastrados por las circunstancias. La motivación es la clave que nos permitirá atravesar el obstáculo con firmeza pero también la que posibilita que lo pasemos por arriba como si estuviéramos volando.

“Motivación es acción y creación, es el puente entre uno mismo y sus realizaciones”. Rubén Segal concentra en esa definición la esencia de la motivación. Pare este Rabino atravesar el obstáculo y pasarlo por arriba se resuelve con un puente. Para lograr nuestro objetivo apremiante de rescatar al país del fango en que se hunde qué mejor manera que la de ponernos con entusiasmo a construir un puente de esos entre todos.

Tenemos unos sólidos cimientos en los cuales apoyarlo, unos fundamentos democráticos que no han podido socavar quienes están empeñados, desde hace décadas, en destruir el país con la misma saña con la que lo hicieron con nuestra hermana Venezuela. De esos cimientos surge la opción de decidir en las urnas un presidente y un Congreso con el que nos sintamos plenamente representados y orgullosos.

Sobre esos cimientos podemos construir una estrategia definida para enfrentar el fraude que se avecina. Nos hundiríamos en el pantano, como les ocurrió a los venezolanos, si permitimos que se roben las elecciones de nuevo.

Tenemos que emprender el camino motivados porque tenemos un “por qué” muy claro, el de lograr el país que tanto hemos soñado e impedir que nos arrebaten ese sueño.

Tengamos presentes estas palabras de Segal con las que termino, ellas nos animan a emprender esta batalla decisiva que se avecina:

“Es menester que creamos en nosotros mismos, en nuestro potencial, en nuestra capacidad de inclinar la balanza del mundo para el lado del bien. Abandonar todo pensamiento negativo y desarrollar una motivación positiva para con el mundo y la sociedad”.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.