Con más mujeres en el poder, ganamos todos

20 de mayo del 2019

Opinión de BePow

Con más mujeres en el poder, ganamos todos

La diversidad está de moda en el mundo empresarial. Está comprobado que la diferencias de raza, género, edad y experiencia en los puestos directivos crea compañías más dinámicas y competitivas. Y es que diferentes puntos de vista en la toma de decisiones hacen que estas sean más efectivas y creativas, algo vital en un mundo en constante cambio como el que vivimos.

En específico, un 30% de mujeres en los consejos de administración de las empresas supone un incremento en los beneficios de las compañías de un 6%, según un estudio de la reconocida firma de consultoría  Ernst &Young y The Peterson Institute  for International Economics. No sólo eso, también organizaciones como Naciones Unidas, especializadas en la resolución de conflictos, aseguran que cuando hay mujeres involucradas en los acuerdos de paz, aumentan las probabilidades de que la resolución de conflicto sea más duradera.

Pero entonces… ¿qué pasa? ¿por qué no hay más mujeres en puestos de poder? Todos sabemos las cantinelas típicas: se quedan embarazadas, son un lastre para la empresa, hay que protegerlas y no mandarlas a zonas de conflicto, las mujeres añaden tensión sexual en las empresas, son emocionales, lloran…

Podíamos empezar a rebatir cada uno de estos puntos, sobre todo el del embarazo, ya que hay estudios científicos pioneros que aparecen en el libro Maam, Maternity as a Master, en los que se asegura que la maternidad, si se toma como un máster, puede desarrollar habilidades muy útiles para las empresas y convertir en líderes a las mujeres; pero no queremos perder el tiempo en desmontar ideas ancestrales cangrenadas en la sociedad. Preferimos aprovecharlo para convencer de las ventajas de tener más mujeres en los puestos de liderazgo.  

Ya hemos visto los beneficios económicos, pero no son los únicos: aumentar la presencia de mujeres en el consejo de administración de una compañía supone un mayor conocimiento de las necesidades y las demandas del mercado global, ya que hoy en día el consumo femenino supone un mercado emergente de más de 18 trillones de dólares de la renta mundial, a tenor de los estudios de Ernst&Young. Lo mismo si esto se extrapola a la política u a otros centros de poder como los medios de comunicación. Lo que es más, si una compañía es inclusiva y tiene buena reputación en diversidad, atraerá más clientes y hará que el talento quiera permanecer en sus filas. Son grandes upsides.

Claro que uno se puede quedar en la zona de confort, seguir en el statu quo, aferrado a los prejuicios contra el embarazo, sobre la debilidad y la emocionalidad de la mujer, y no arriesgarse y  apostar por estas ventajas, las de la diversidad, que en el futuro serán fundamentales. Pueden no aumentar el espacio en los consejos de administración para las mujeres, ni examinar a los que ocupan los sillones del poder ahora, que tal vez ya se hayan quedado obsoletos en un mundo cambiante como este. Pueden continuar así y ver el futuro negro que les espera.

O también pueden apostar por la  diversidad, tanto las compañías, como los gobiernos y hasta las propias mujeres, que somos las primeras que tenemos que apostar por nosotras mismas. Porque la diversidad presenta una oportunidad para sacar todo ese potencial que ha estado aletargado dentro de nosotras por siglos de mensajes recalcitrantes patriarcales. Y ahí es donde Bepow, nuestro medio de comunicación para el crecimiento personal y profesional de las mujeres ambiciosas de habla hispana, quiere hacer la diferencia, para contribuir en ese proceso.  

Para que las mujeres con ansias de poder salgamos de la zona de confort, nos preparemos, trabajemos, estudiemos, nos arriesguemos y lleguemos a liderar y romper el statu quo, tomando los sillones que nos merecemos en las compañías por nuestro bien, por el bien de la sociedad y de las propias empresas.

Es un cambio de mentalidad abismal, lo sabemos, hasta el punto de que se rumorea que es necesario un cambio generacional para que se pueda implementar. Pero en Bepow creemos que podemos trabajar juntas todas las personas ahora en algo que nos interesa a todas, que nos traerá más beneficios, más procesos de paz, más eficiencia, creatividad y más innovación…

Dinos, ¿tú qué vas a hacer? ¿Vas a seguir sin arriesgar en la zona de confort o vas a probar el poder de la diversidad?

Por Carla de la Vega, co-fundadora de Bepow.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO