Con talento pero sin plata

Con talento pero sin plata

18 de mayo del 2018

Desde el momento en que trascendió la noticia del retiro de José Galat, de la Presidencia del canal Teleamiga, la gente quedó en suspenso, especialmente los seguidores del mismo.  Tradicionalmente católico acérrimo quedó marcado con la impronta de su dueño desde sus inicios. Un enfrentamiento con Diego Arango, su gerente, por los principios de los contenidos generaron la salida del más liberal, Arango, quien fuera candidato a la Alcaldía de Bogotá y que durante su administración logró colocarlo en un buen lugar entre los canales con perfil religioso, abriendo espacios a programas para las señoras de su casa y algo para el entretenimiento, género gustador entre los televidentes.  Su vacío lo asumió con mano de hierro el doctor Galat, hasta ahora, cuando decidió irse a descansar y delegar la responsabilidad en su hija.

Ella obviamente con muchos años, menos de edad y una visión más abierta, está dispuesta a modernizarlo y volverlo competitivo frente a las demás propuestas televisivas.  Con inteligencia y conocimiento supo desde el primer instante que lo lograría contratando talento reconocido de la pantalla chica en el país. Ellos traerían consigo a sus seguidores, gente nueva para mostrarles una opción menos comercial pero seguramente atractiva en algunos casos.

Los primeros nombres que sonaron fueron esperanzadores:  Mónica Hernández, ex – presentadora del ganador Bravísimo de City TV, quién durante dieciséis años lideró la sintonía en este espacio del fin de semana.  Mónica llevaba consigo gente conocida como Sandra Mazuera, también de Bravísimo, con quién hacen una buena llave. Todo pintaba exitoso hasta cuando Mónica se enteró que la nueva parrilla arrancaría en Agosto y las condiciones iniciales de contratación le fueron cambiadas.  Hasta ahí duró el encanto. Ahora regresó a la radio la casa de donde salió hace unos cuantos años porque fue de Olímpica Estéreo a Bravísimo. Experiencia radial es la que tiene. Que se sepa la negociación está frenada.

El segundo talento llamado a negociar fue Martín Karpan, el actor Argentino residente en Colombia desde hace unos diez años, quién protagonizó “El auténtico Rodrigo Leal”, novela triunfadora en la televisión Colombiana y varias producciones más.  Todo hacía presumir que la contratación era un hecho. Presentaría un programa de turismo, dándose la oportunidad de mostrar otra faceta a la conocida por los nuestros. Sin embargo, el día en que supuestamente debía definir el contrato no le convencieron los ofrecimientos monetarios y hasta ahí llegó la ilusión de tenerlo como uno de los polos atractivos para los televidentes en éste canal.  No llegaron a ningún acuerdo. Martín salió de las instalaciones de Teleamiga con cara larga.

Si bien hay que reconocer las buenas intenciones de la nueva gerente del canal de cable, también se debe tener muy en cuenta que éstas se logran con dinero en mano.  De lo contrario mejor no intentarlo. Es cierto, hay crisis en la contratación de talento para la pantalla chica, también es cierto que se a éste talento se le llama para atraer televidentes que sumarán a la hora de las mediciones y vender publicidad a las agencias.

Aunque Teleamiga tiene una audiencia cautiva de católicos de ultranza, se deben tener en cuenta los cambios en la fé de los ciudadanos del mundo.  Ya no es solamente este credo el que guía el camino espiritual de muchos de ellos, la competencia es mucha, especialmente los cristianos cuyos pastores andan inmersos en la política disputándose la mermelada.

Deben abrir el espectro y ponerse a tono con la modernidad y los sucesos actuales y futuros.  De lo contrario todo quedará en ganas.

Si quieren talento, contrátenlo, pero con plata.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.