Córdoba, la olla podrida, “manchada de sangre”

Foto: Twitter

Córdoba, la olla podrida, “manchada de sangre”

28 de mayo del 2017

-Córdoba es un departamento saqueado. No hay una sola dependencia que no esté siendo investigada por la Fiscalía General de la Nación, que busca destapar una de las peores ollas de corrupción del país. El fiscal general, Néstor Humberto Martínez Neira, está al frente de las pesquisas y en su agenda figura el departamento como una prioridad en la lucha contra este flagelo. “En Córdoba la corrupción está manchada de sangre”, dijo hace unas pocas semanas, cuando dio a conocer los primeros resultados de las indagaciones.

La radiografía es aterradora, según la describe Óscar Montes, en El Heraldo: Esta semana, la Fiscalía General volvió a mostrar resultados en Córdoba, al ordenar la captura las hermanas Mara Graciela Bechara de Zuleta y María Fátima Bechara Castilla, propietarias y directivas de la Universidad del Sinú. La primera de ellas se desempeña como rectora de la institución educativa y la segunda es la representante legal de la Fundación para el Conocimiento y Desarrollo de la Diversidad Biótica de Colombia “George Dahl”.

Otras tres personas también fueron capturadas, entre ellas el representante legal de la empresa Conservación y Desarrollo Forestal (CDF) y un profesor de la universidad de Córdoba.

El caso más reciente que tiene conmovido al Departamento es el de la captura de las hermana Bechara Castilla, quienes hacen parte de una tradicional y muy connotada familia de Córdoba, con vínculos desde hace muchos años con sectores académicos, políticos y empresariales del departamento. Mara Bechara es la suegra del Gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, hermano del senador por el Partido de la U, Musa Besaile. A su vez es tía del Representante a la Cámara por ese mismo partido político, Raimundo Méndez Bechara, hijo de Ilse Bechara y hombre de confianza del senador Besaile. María Fátima se desempeñó como rectora de la Universidad del Sinú hasta el año de 2015.

El joven y corrupto gobernador Lyons

De acuerdo con la Fiscalía General, en diciembre de 2013 el entonces gobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, celebró de manera irregular convenios por la suma de 9.575 millones de pesos, que fueron financiados por el Sistema General de Regalías (SGR) del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Departamento.

El primero de ellos se denominó Caña Flecha, tenía por objeto el desarrollo e investigación aplicado al modelo experimental, sostenible e innovador de la cadena productiva de artesanías, derivadas de la llamada Caña Flecha que se produce en el departamento. El mismo fue celebrado por la Gobernación, la Universidad del Sinú y la Fundación para el Conocimiento y Desarrollo de la Diversidad Biótica de Colombia “George Dahl”. El costo de este primer convenio fue de 3.000 millones de pesos, pero el avance físico del mismo apenas fue del 30,5 por ciento, según un informe de la Contraloría General.

El segundo convenio -también irregular, según la Fiscalía General- se denominó “Agroforestal”, tenía como objeto la investigación y desarrollo aplicado de un modelo experimental para el manejo productivo y sostenible de los sistemas agroforestales en Córdoba. El costo del mismo fue de 765 millones de pesos y su avance fue apenas del 42,5 por ciento, según la Contraloría General.

La principal ficha del saqueo -al parecer- es el  ex gobernador Lyons, quien estaría ultimando los detalles para regresar al país con el fin de responder por más de veinte imputaciones, entre las que se destacan concierto para delinquir, falsedad en documento privado, peculado por apropiación, interés indebido en la celebración de contratos y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales.

Lyons ocupó la Gobernación de Córdoba entre 2012 y 2015. Llegó al cargo de la mano del senador Musa Besaile, de quien fue abogado en Bogotá, cuando el senador de La U debió afrontar algunas denuncias relacionadas con su función como parlamentario. Lyons ganó la Gobernación con 340.000 votos. El hecho convirtió a Musa Besaile en el “hombre fuerte” de la Gobernación.

El Fondo de Ciencia y Tecnología y los políticos avarientos

Prosigue Montes en El Heraldo, cuyo director (Marco Schawartz) autorizó reproducir este informe:

-Una vez en el poder, el llamado Fondo de Ciencia y Tecnología del Departamento -que permite el manejo de los recursos provenientes de las regalías- se convirtió en la “joya de la corona” y la entidad por medio de la cual se giraron los multimillonarios recursos para financiar proyectos, muchos de los cuales no pasaron del papel a la realidad.

La entonces recién creada figura del Fondo de Ciencia y Tecnología, se convirtió en la caja menor de la Administración Lyons para tratar de darle gusto a los políticos, quienes -insaciables y avarientos- se despacharon miles de millones de pesos. Una sola cifra muestra la magnitud del saqueo: entre 2012 y 2013 en Córdoba se aprobaron 1 billón, 32 mil millones de pesos para proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación. ¿Dónde está toda esa plata? Es la pregunta que se hacen los habitantes de Córdoba y de Montería, su capital.

Hablé con un contratista oriundo de Córdoba, cuya probidad, honestidad y transparencia no admite ninguna objeción, quien me contó -bajo absoluta reserva de su identidad- su experiencia a la hora de presentar un proyecto de desarrollo agroindustrial en su departamento. “Celebro contratos en toda la Región Caribe y quería aportar mis conocimientos a mi departamento. Presenté un proyecto muy interesante y lo primero que me dijeron era que tenía que buscar un ‘padrino’ político y me presentaron a un diputado, quien de inmediato me dijo que el treinta por ciento del contrato era para el Gobernador. Hasta ahí llegaron mis ganas de trabajar en Córdoba”, me contó, aterrado con los hechos, el contratista.

¿Y los carneros dónde están?

De todos los multimillonarios contratos celebrados por el ex gobernador Alejandro Lyons el que más ruido produce es el que se conoce como “el de los carneros”, cuyo pomposo título es muy llamativo: “Aplicación de Ciencia, Tecnología e Innovación en Carneros para mitigar los efectos del TLC en Córdoba”. El programa fue aprobado mediante el acuerdo 008 del 23 de Agosto de 2013 por un valor de 16.680 millones de pesos. De acuerdo con la Contraloría General, los avances financieros del proyecto están por el orden del 75 por ciento, mientras que su avance físico es apenas del 43 por ciento. El “proyecto de los carneros” fue contratado por la Corporación Nacional de Investigación y Fomento Forestal (Conif) y la Corporación de Tecnologías Ambientales Sostenibles (Ctas). La primera era representada por Juan Agustín Gualdrón y la segunda por Luis Vega González. Ambos están detenidos por orden de un juez de Montería por celebración indebida de contratos.

Según la Contraloría General, desde la cuenta maestra de Conif se hacían traslados de dineros mensuales a una cuenta de ahorros particular. El 12 de marzo -15 días antes del homicidio del ex director de Regalías de Córdoba, Jairo Zapa- dicha Corporación subcontrató con la Corporación Centro de Investigaciones y Enseñanza Agroecológica (Ceniagroecológico), de propiedad de Jesús Henao Sarmiento -asegurado por el crimen de Zapa- para el suministro de 13 mil ovinos mejorados genéticamente para conformar la red de productores. No obstante, dicha cifra se redujo a 6 mil de forma inexplicable.

El último giro de dineros de Conif a Henao -quien debía comprar los pies de cría y hacer los cruces para su mejoramiento y luego suministrarlos para mejorar la red de productores- se hizo el 7 de abril de 2014, poco antes de ser capturado por el homicidio de Zapa. El monto de la transferencia fue de 1.985 millones de pesos. El gobernador, Edwin Besaile, se comprometió a liquidar este contrato -según él- por “el ambiente de corrupción que lo rodea”.

Contratos, contratistas y el crimen de Zapa

A la hora de buscar títulos sugestivos para impresionar con los proyectos en Córdoba no se andan por las ramas. Uno de los que dice el Gobernador Besaile que liquidará, lleva por título: “Investigación sobre el Corredor Agroecológico Caribeño Córdoba – La Guajira en la cuenca del Río Sinú”, aprobado en julio de 2013 y cuyo monto asciende a 50.548 millones de pesos. El mismo fue asignado a la Corporación de Áreas Protegidas  y la Corporación Nacional de Investigación y Fomento Forestal (Conif). Una de las empresas subcontratadas por ellos fue García Bazanta Asesores y Consultores SAS, por 539 millones de pesos. El representante de la empresa -Maximiliano García Bazanta- fue detenido en 2014, sindicado de ser coautor del homicidio del ex director de Regalías del Departamento, Jairo Zapa, ocurrido el 27 de marzo de ese año en Montería. Otra de las empresas subcontratadas para la ejecución del multimillonario proyecto fue la Corporación Ceniagroecológico, cuyo dueño es Jesús Henao Sarmiento, sindicado por la Fiscalía General de ser el determinador directo del crimen de Zapa. El monto de esta subcontratación fue de 1.500 millones de pesos. El secretario general de la Gobernación, Roberto Tirado Hernández, funcionario de absoluta confianza de Besaile, sostiene que la liquidación de los contratos se hará verificando tanto lo ejecutado de los mismos, así como el hecho de que el faltante deberá ser reconocido por el contratante. La Gobernación -por su parte- haría efectivas las pólizas aseguradoras.

La captura de las hermanas Bechara

La detención de Mara y María Fátima Bechara tiene conmovida a Montería. Ambas tienen estrechos vínculos con el sector académico de la ciudad, pues son propietarias y directivas de la Universidad del Sinú, así como con el mundo político y empresarial de la capital de Córdoba. El principal argumento de la defensa de la familia Bechara, así como de la propia universidad, es que la institución participó en la formulación de proyectos para el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías desde el año 2012, luego de recibir una invitación formal de la Gobernación del Departamento, al igual que otras entidades educativas, con el fin de presentarlos al OCAD. La Universidad precisa, además, que “nunca ha girado dinero, ni recibido recurso económico alguno de las empresas Corporación Centro de Investigación y Enseñanza Agroecológica Ceniagroecológico, Fundación Conservación y Desarrollo Forestal, Corporación de Áreas Naturales Protegidas, Corporación de Investigación y Fomento Forestal y de la Fundación George Dahl”. El centro académico sostiene de igual manera que su actuación en todos y cada uno de los proyectos que están siendo cuestionados e investigados por la Fiscalía General y la Contraloría General se ajustaron a los procedimientos legales establecidos y que los mismo contaron con rigurosos procesos de auditorías. De cualquier manera, la decisión de la Fiscalía General, así como la orden judicial impartida por un juez para que las hermanas Bechara fueran trasladas a una cárcel de Bogotá, causó un gran impacto en la capital de Córdoba, donde su familia goza de alta estima y reputación.

¡Calma, calma, que no panda el cúnico!

Desde que en Montería se supo que el ex gobernador Alejandro Lyons estaba preparando maletas en el exterior para venir a responder por las veinte imputaciones que le hace la Fiscalía General, muchos de sus amigos y allegados están viviendo en un verdadero “estado de nervios”.

La razón para tanto nerviosismo es que Lyons no sólo conoce las entrañas del monstruo de la corrupción en Córdoba, sino que sabe exactamente qué parte de la misma le corresponde a cada uno de ellos. Lyons sabe por dónde le baja el agua al molino del saqueo en Córdoba. No hay una sola dependencia inmune al robo. Ni Salud, ni Educación, ni Regalías… Ni una sola.

Es un rumor generalizado en la capital de Córdoba que varios de quienes le sirvieron de testaferros en el pasado reciente, hoy están desesperados vendiendo apartamentos y fincas que adquirieron de forma fraudulenta, pues saben muy bien que un arreglo de Lyons con la Fiscalía General, incluiría no sólo la delación de sus antiguos socios y testaferros, sino también la entrega de sus bienes.

“Están ofreciendo apartamentos en Coveñas y fincas en Lorica a precio de huevos, pues están encartados con los bienes que compraron con los negocios que hicieron con Lyons, al que -además- tumbaron”, me dijo un amigo ganadero de Ciénaga de Oro, quien conoce muy bien el mundo de las inversiones en el Departamento. En otras palabras: el inminente regreso de Lyons al país, los tiene muertos del susto. Punto. Lo mismo sucede con sus antiguos aliados políticos con quienes compartió manteles antes de romper cobijas con ellos. Estos últimos son los más nerviosos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.