¿Crisis en el Uno?

4 de septiembre del 2018

Muy calladitamente, sin que trascendiera más allá de los linderos de su territorio, salió por la puerta de atrás el Gerente del Canal 1 Felipe Boshell, unos días después del primer aniversario del mismo. No fue parte de alguna celebración porque hasta el momento nada hay para festejar. ¿Porqué no se ha conocido más de […]

Graciela Torres La Negra Candela

Muy calladitamente, sin que trascendiera más allá de los linderos de su territorio, salió por la puerta de atrás el Gerente del Canal 1 Felipe Boshell, unos días después del primer aniversario del mismo. No fue parte de alguna celebración porque hasta el momento nada hay para festejar.

¿Porqué no se ha conocido más de esta salida? Es la pregunta del millón y se presta para unas cuantas especulaciones. ¿Podría ser por sus resultados? Pues a un año de haber salido al aire con la programación, las cifras no son las más alentadoras. De la parrilla inicial algunos espacios han desaparecido, tampoco permanecen algunos talentos que fueron contratados con muchas esperanzas.

No sería tan necesario un gerente, cuando van algunas semanas y aún no lo han nombrado.  Economía se llama eso, u optimización de los recursos. Lo cierto del balance es, sin duda, que algunas de las pérdidas sufridas hasta el momento son por falta de pauta publicitaria derivada, a su vez, de baja marcación en sintonía.

De la parrilla, el caballito de batalla sigue siendo Guerreros, el reality de las noches que a pesar de marcar en ocasiones hasta dos puntos, no refleja los resultados en ventas comerciales. Los elevados costos no corresponden a la inversión. Ahí comienza el déficit.

Dice el refrán “por el camino se alivian las cargas” y en esa labor deben andar los socios extranjeros del Canal.  Ajustando, ajustando, por aquí y por allá. Los honorarios pagados al talento deben ser revisados por un lado y las propuestas de programas, por otro lado, deben ser evaluadas para aterrizarlas en la realidad. La impresión a veces es que contrataron uno que otro paquete chileno, prometedores del oro y el moro para al final resultar nada que ver.

Por el camino han ido quedando tendidos algunos de ellos. Ya los publiqué en una columna y no quiero repetirlos. Una pérdida fueron los últimos en salir del canal. Como el Profe Adrían Magnoli, él sí representa toda una perdida por su seriedad, profesionalismo, capacidad de trabajo, experiencia y buena disposición para trabajar y colaborar con la empresa.

Otra pérdida es Silvia Corzo, presentadora de “Primera hora”, renunció intempestivamente a su puesto, cuando era la niña mimada de los socios extranjeros y nadie esperaba esta salida repentina. Al contrario, querían involucrarla más en el informativo y aprovechar su presencia familiar a los televidentes. No fue así, y por los pasillos del canal andan decepcionados unos, felices otros que consideraban que Corzo imponía sus exigencias debido a su influencia sobre algunos socios del Canal. Tenían muy en cuenta su opinión sobre algunas cosas. Para algunos aplicaba la norma de “divide y reinarás”.

Analizándolo en frío, los acontecimientos acaecidos durante este año son un signo de crisis en la empresa televisiva que debe ser examinada con lupa. ¿Quiénes de los actuales empleados de nómina o por contrato realmente dan resultados y quiénes no? Es necesario hacer una reingeniería general buscando la optimización de los recursos, tanto técnicos, como humanos. Del talento son muy pocos con audiencia propia, ya está más que demostrado en la marcación de sintonía y tendrían que ser revaluados.

Quienes se mantienen incólumes, más bien afectados por el bajo raiting del canal, son los noticieros que a pesar de todo siguen sacando la cara por la empresa dada su credibilidad y audiencia. Aunque no les guste a muchos, CM& y Noticias Uno mandan la parada así los traten como a cenicientas.

Esperamos que éste conato de crisis en el Uno se resuelva prontamente para bien de los televidentes y la competencia.  Lo necesitamos urgentemente.

Crisis en el Uno.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO