Cruyff, un ejemplo a seguir

26 de marzo del 2016

“Como persona, como pocos.”

Pocas veces en el fútbol se encuentra alguien que puede ser referente dentro de la cancha, en su vida personal y en su carrera profesional tras dejar de patear el balón. Esta semana, el 24 de marzo, falleció uno de aquellos escasos personajes, el líder de la denominada ‘naranja mecánica’ y del ‘tiqui taca’ del F.C. Barcelona, Johan Cruyff.

El 15 de noviembre de 1964, un joven de sólo 17 años llamado Hendrik Johannes Cruijff, ‘Johan Cruyff’, debutó en el Ajax de Amsterdam en un juego frente al Groningen, al que le anotó, ese día, el primer gol de una carrera que no sólo marcaría a su club sino quedaría registrada con letras de oro en la historia del balompié mundial.

Ocho Ligas Eredivisie (holandesas), cinco Copas de Holanda, tres Ligas de Campeones de Europa (consecutivas, entre 1971 y 1973), una Copa Intercontinental y una Supercopa de Europa hicieron al club holandés uno de los más grandes del ‘viejo continente’ y el mundo gracias a la magia del ‘mago’.

En su país también conquistó una liga y una copa con el Feyenoord, último club que lo tuvo como jugador y al que llegó tras su paso por el F.C. Barcelona, donde levantó una Liga y una Copa del Rey.

Veintidós meses después de su primer partido como profesional, Cruyff debutó con la Selección de Holanda frente a Hungría y, una vez más, marcó gol en ese juego, el empate 2-2 en los últimos segundos del compromiso. Con él, su combinado nacional, denominado la ‘naranja mecánica’ gracias a su estilo de juego, con el 14 como gran referente, es considerado uno de los mejores oncenos de toda la historia.

Llegó a la final de la Copa del Mundo de Alemania 1974, pero los holandeses la perdieron con los anfitriones. Sin embargo, en ese certamen, Johan fue reconocido como el mejor jugador. Entre los 19 reconocimientos individuales que tiene como futbolista, se destacan tres Balones de Oro, la distinción como mejor jugador europeo del Siglo XX de la FIFA y el Premio Laureus a la mejor carrera profesional. 411 goles en 705 juegos marcaron su vida dentro de la cancha.

Su grandeza se destacaría aún más en el banco, como director técnico. Una vez más, esta etapa inició en Ajax, con el que conquistó dos Copas de Holanda y una Recopa de Europa. Luego, su gran leyenda se forjó en el F.C. Barcelona, gestando el llamado ‘Dream Team’.

Dirigiendo a los catalanes, el ‘mago’ logró una Copa del Rey, cuatro Ligas, tres Supercopas de España, una Recopa de Europa, una Liga de Campeones y una Supercopa de Europa. En 1992 levantó los trofeos de la primera división y la copa ibérica además de copa y supercopa continental.

Como estratega recibió tres galardones, dos como D.T. del once ideal del año y uno como Mejor Entrenador del Mundo, por la World Soccer Magazine.

Su estilo de juego marcó la ‘nueva era’ del F.C. Barcelona, la del ‘tiqui taca’ que adoptó La Masía y que, durante los últimos años, ha hecho a ese plantel uno de los más grandes del planeta. La Generalidad de Cataluña (Gobernación) le otorgó la ‘Cruz de San Jordi’, el más alto reconocimiento de ese estado español, en 2006.

Fuera de los estadios, el ‘mago’ creó el Johan Cruyff Institute, en 1999, una entidad diseñada para impartir educación en varios campos vinculados con el deporte, como la administración, gestión empresarial y mercadeo. Actualmente, esta institución cuenta con cinco sedes y por ella han pasado más de cinco mil estudiantes. Con esta organización, el holandés contribuyó, y lo seguirá haciendo, con la formación y crecimiento del deporte global.

Como persona, como pocos. No sólo lo digo por las palabras que otras personalidades del mundo han mencionado sobre él. Tuve la fortuna de conocerlo, un 28 de diciembre de 2010 caminando por las calles de Barcelona y, aunque sólo conversamos un par de minutos, quedé convencido de que estaba no sólo frente una leyenda del deporte más lindo del mundo sino con una persona, en todo el sentido de la palabra. Ojalá todos los futbolistas siguieran su ejemplo, no sólo en su carrera profesional y personal, que también sepan aprovechar sus ‘años de gloria’ para vivir con gloria y tranquilidad su etapa ‘postfútbol’.

@FelipeTrujilloB

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO