Cumbre ambiental, ¿con las uñas?

24 de julio del 2019

Opinión de María Piedad Villaveces

Cumbre ambiental, ¿con las uñas?

Desde hace unos meses fui invitada por Carlos Fonseca (ex director de Colciencias) y un grupo de ambientalistas a hablar sobre política de ciencia y medio ambiente en la Cumbre Ambiental. La invitación me sedujo pues considero importante apoyar las iniciativas, casi personales, que deciden emprender algunos líderes ambientales. Además, consideré muy relevante hablar de política de ciencia y medio ambiente en la coyuntura actual en la que se está discutiendo, desde las mesas de ACAC, la estructura del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. 

Con mucho agrado vi que el sitio para la Cumbre que inicialmente se había fijado en el municipio de Tenjo-Cundinamarca, luego fue trasladado a dos prestigiosas universidades de Bogotá: la Universidad Jorge Tadeo Lozano y la Universidad Central. Con alegría comprendí que poco a poco la tenacidad y la persistencia de Fonseca y sus amigos y amigas ambientalistas había recibido el respaldo de la academia. También, noté que ninguna de las entidades públicas del sector ambiental había apoyado la Cumbre. Es decir, que ni el Ministerio de Ambiente, el Ideam, el Instituto Alexander Von Humboldt, el Instituto Sinchi, el Instituto Invemar, ni las Corporaciones Ambientales apoyaron financieramente la Cumbre. 

A pesar de no contar con apoyo de las entidades públicas, los organizadores lograron atraer a un importante listado de ponentes que resaltaron la importancia de generar conciencia colectiva sobre la protección del medio ambiente. Destaco las palabras de las siguientes personas: 

  • Ana María Hernández (presidenta del Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services – IPBES) quien resaltó la necesidad de integrar más ciencia al discurso y al trabajo ambiental. 
  • Margarita Mariño de Botero (pionera del movimiento ambiental en Colombia) subrayó la necesidad de seguir trabajando por fortalecer las políticas de medio ambiente.
  • Guillermo Páramo (ex rector de la Universidad Nacional) destacó la importancia de comprender el medio ambiente a través de dos pilares de la humanidad: el método científico y la capacidad de sensibilidad.
  • Los gobernadores de Nariño y de Boyacá con discursos políticos mencionaron su compromiso con políticas regionales para proteger el medio ambiente. 

Las ponencias fueron excelentes sin embargo los presentadores se extendieron en sus exposiciones y los organizadores no quisieron interrumpirlos. Lo anterior produjo un retraso de más de dos horas en la agenda. Lamentablemente no pude quedarme a mi panel, pues tenía un compromiso por cumplir. 

Dejo encima de la mesa la reflexión sobre la valentía de hacer una Cumbre sin apoyo de las entidades del sector público, es decir con las uñas. También, destaco el  liderazgo de haber convocado a unos ambientalistas de primera. Sin embargo, es necesario hacer un llamado a las entidades públicas del sector ambiental para que apoyen este tipo de iniciativas y apoyen a los organizadores a desarrollar eventos como este con la rigurosidad y calidad que merece una temática de la relevancia que tiene el medio ambiente en Colombia.

Lo anterior, para que los ambientalistas colombianos sean recordados como lo que son: líderes metódicos y organizados, capaces de provocar reflexiones profundas y planteamientos argumentativos que ayuden a la sostenibilidad de nuestro planeta.  

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO