“De Homo Sapiens a Homo-Idiotes”

22 de junio del 2018

Por Felipe Riaño
Psicólogo
Maestría en Psicoanálisis y Experto en Conducta Humana.

“De Homo Sapiens a Homo-Idiotes”

Algo mal pasó con la evolución. Esto es lo que afirmo cuando observo la gran cantidad de videos de personas haciendo todo tipo de actos irracionales no propios de la especie de los Homo Sapiens, el hombre inteligente.

Desde mi experticia como Psicólogo y experto en Conducta Humana (behaviorism), me dedico a estudiar la integralidad del comportamiento humano en sus diferentes hábitats. Pero para ponerlo en contexto, el ser humano a través de la evolución, desde el australopithecus al homo abilis, pasando al homo erectus, homo neanderthaliensis hasta el día de hoy el homo sapiens, considero que he logrado materializar mi hipótesis y determinar que desde el inicio de milenio, un cromosoma no se desarrolló del todo haciendo que la conducta esta nueva especie sea más primitiva que la del Hombre-Sabio (homo sapiens). Esta nueva especie de la que tanto les hablo la he denominado: Homo-Idiotes.

Llegué a esta conclusión porque observo que esta especie abunda. Hay demasiados Homo-Idiotes en los diversos hábitat de nuestra cotidianidad, ya sea en las calles, estadios de fútbol, oficinas, en todos los servicios de transporte, ya sean carros, aviones, buses, transmilenios, centros comerciales y demás. Es desmedida la cantidad de esta especie y esto está afectando no solo su propia especie, sino la nuestra.

Pero no se preocupe, con varios colegas pudimos determinar las características esenciales de esta especie para que usted pueda tanto identificar fácilmente a esta especie o saber si usted hace parte de ella.

La ignorancia es un rasgo muy fuerte en esta especie. Encontramos que no se logró desarrollar ciertas áreas del neocortex como del sistema visual. Con razón dicha especie no logre leer más de 1.8 libros año como lo hace el colombiano promedio, pero por ciertos aspectos que no logramos entender científicamente, sí puedan leer más revistas de ocio. Esto comprueba por que estamos catalogados como el sexto país más ignorante del mundo.

Nota: Si usted es de los que sigue creyendo que la teoría de la evolución es debatible, usted pertenece a esta nueva especie.

La crueldad es un rasgo atípico pero común en esta especie porque el área que se encarga de la empatía y la compasión, siendo la corteza insular, no pudo desarrollarse efectivamente haciendo que esta especie dedique su tiempo a denigrar públicamente a otra persona por cómo huele en un avión.

La avaricia es una propiedad fuerte del Homo-Idiotes colombiano debido al gen del egoísmo. En las altas jerarquías podemos denotarlas en los corruptos como los Nule o uno que otro congresista que se enriquecen a costa de los más pobres. Este rasgo comprueba el por qué Colombia es el tercer país más desigual del mundo.

La hipocresía es otro rasgo de esta especie cuando éstas siguen haciendo apologías a las narco-novelas, el humor barato los demás, memes despectivos, entre otras particularidades que evidencian la incoherencia de lo que predican y practican.

El resentimiento es otro aspecto típico de esta especie primitiva el cual produce en efecto la incapacidad de perdonar a otras especies y pasar la hoja con el fin de evolucionar.

La insolencia es otro aspecto que encontramos en el Homo-Idiotes el cual generan distintivos lingüísticos como el de “usted no sabe quien soy yo”, o uno mucho peor, la necesidad de bañarse en cualquier momento, como por ejemplo el de una colombiana que visita la fuente del museo más emblemático del mundo “El Louvre” y decide bañarse y filmarlo. Esto me recuerda a Sófocles cuando expuso que “una sociedad donde quede impune la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo”.

El irrespeto es otra diferencia que encontramos fuertemente como el caso de un colombiano que logra que un japonés u otras culturas repitan sin saber que están diciendo, como el caso de algunas expresiones vulgares contra sí mismo.

Todos hemos sido idiotas alguna vez en la vida. Pero cuando estas conductas persisten y llegan a ser habituales en los diferentes hábitats en una sociedad, es de carácter preocupante. La palabra idiota proviene del griego “idiotes”, para referirse a aquel que no se ocupaba de los asuntos públicos, sino sólo de sus intereses privados. La raíz “idio” significa “propio” y es la misma que en “idioma” o en “idiosincrasia”. Pero en nuestra cultura prevalece la idiotincrasia el cual de forma desinteresada por los demás, prevalece más el egoísmo.

El deber de la especie del Homo-Sapiens (hombre sabio) es que siga con la sabiduría y sepa cuando limitarse y desligarse frente a esta nueva especie que se jacta con humor barato de las debilidades y fragilidades de los demás. Porque la enseñanza que nos deja el japonés que mientras limpiaban su propia basura luego de un simple juego, uno que otro colombiano ensucia con su basura la pureza de esta cultura.

Como diríamos coloquialmente, “estamos pintados…” pero no de amarillo azul y rojo, sino de idiotez.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO