Del Elefante al Gran Serrucho (I)

24 de abril del 2011

Desde 1985 cuando hice las veces de domador del elefante  alegórico al ingreso de  más de seis millones de dólares del cartel de Cali a la campaña Samper presidente, los símbolos  se han vuelto parte  de nuestro lenguaje de denuncia y sensibilización pública, pasando por la mogolla, de esta a la lupa presentando en sociedad el Gran Serrucho como comienzo de un mandato nacional contra la corrupción y por la defensa de la participación ciudadana en el control social.

La corrupción agrava el crudo invierno y saqueo, la posibilidad de salir menos tarde de esta grave crisis. Sin pulcritud en lo público esta crisis se ha de convertir en la gran oportunidad para que surjan más Nules, más Agroingresos seguros que atenten contra los más desprotegidos y contra la propia unidad e identidad patria.

La mogolla  para 1985  decía  referencia al parlamentario de Sahagún, Córdoba, de nombre Heyne Mogollón, una  especie de Teodolindo y Yidis juntos, que propuso el archivo de la investigación penal y política contra el presidente  Samper. Estas mogollas, una gigante que tambien ideé, corrió de la mano del elefante por la discusión pública respecto de los mecanismos de censura a semejante atropello a la institucionalidad democrática. Era la primera vez que la sociedad civil le ponía  la cara y el pecho para enfrentar y sacudirse del narcotráfico, y más precisamente de la narco-política.

Como resultado de esta actividad de seguimiento a los procesos sociales y legales respectivos, Comisión de la Verdad, y Ciudadana de seguimiento, fui invitado al grupo de los “conspis” habiéndome designado coordinador de varias de estas dentro y fuera de la sede natural, la casa de don Hernán Echavarría Olózaga- q.e.p.d.-.

Llegaron nuevas denuncias y todo el mundo se había abierto. Entonces con lupa en mano seguimos el estandarte anticorrupción, y la lupa como símbolo de veeduría y control entró en el imaginario colectivo, eso nos diferenció como RED VER, Red de Veedurías Ciudadanas de Colombia.

No siendo suficiente la lupa, esto es mirar, esta semana lanzamos el Gran Serrucho – un serrucho de verdad de más de cinco metros de largo- frente a la Alcaldía Mayor de Bogotá,  en la misma plaza de Bolívar – como hicimos con los anteriores símbolos-, para denunciar el desbordamiento de la corrupción tanto en el cartel de la contratación Nule, como el AIS –Agro Ingreso Seguro-, las chuzadas del DAS, falsos positivos, DNE, y sus aliados. Para exigir la vinculación de todos y cada uno de los responsables particularmente los de cuello blanco, incluido en ministrito Arias, y los Moreno, del Castillo, y todos los altos responsables del desgreño institucional.

El Gran Serrucho se paseará por toda la geografía patria, y en Bogotá no dejará de pasearse frente a la Alcaldía Mayor, la sede del IDU, del Congreso de la República, el Ministerio de Agricultura, la sede de los Juzgados en Paliqueado- en apoyo- y la Fiscalía General- en apoyo-, y por los alrededores de la Casa de Nariño porque consideramos que allí entró el Gran Serrucho…como el Elefante…

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO