¡Alcalde: Ningún golpe de Estado!

10 de diciembre del 2013

“La convocatoria a sus seguidores es un acto notoriamente político que violenta la Constitución”.

Comprensible que el Alcalde Gustavo Petro sienta el estómago revuelto, pero eso no significa que tenga la razón ni lo autoriza a violentar e incendiar verbalmente la institucionalidad del país abusando de los recursos públicos distritales. Sí! de los recursos públicos, porque el Canal Capital no es el Canal del Partido Progresista de Colombia (o del Partido Alianza Verde) sino de todos los bogotanos. ¨Les pido sintonizar Canal Capital para mantener comunicaciones¨, dijo el alcalde vía Twitter y todos los ¨periodistas¨ de inmediato al servicio de la causa particular y personal de Gustavo Petro Urrego y de su Partido Político.

La convocatoria a sus seguidores para movilizarse hacia la Plaza de Bolívar de Bogotá como respuesta a la destitución proferida en su contra por parte de la Procuraduría General de la Nación, es un acto notoriamente político y en causa propia que violenta también la Constitución y la ley. Es deber del mandatario de los bogotanos respetar las restricciones legales que como servidor público que continúa siendo le cobijan. Un verdadero demócrata respeta y se somete a la Constitución y las leyes vigentes.

El señor Petro Urrego solicita ¨tranquilidad¨ y ¨firmeza¨ a sus seguidores que convoca a la Plaza de Bolívar, pero luego les trina lo siguiente: ¨Le pido al mundo solidaridad. Estamos ante un golpe de Estado sobre el gobierno progresista en la ciudad de Bogotá¨. Este tipo de manifestaciones incendiarias además de ser distantes de la verdad son contrarias a la Constitución y la ley en boca de un funcionario público como es el Alcalde Mayor de la Ciudad Capital de los colombianos. Cualquier parecido con la denominada ¨Revolución Bolivariana¨ parece no ser pura coincidencia.

El Alcalde Petro debería tener la grandeza que le exige ser el Alcalde Mayor de la Ciudad Capital para respetar la institucionalidad del Estado Social de Derecho que lo acogió luego de que hiciera parte de un grupo alzado en armas y así enfrentar jurídicamente la decisión de la Procuraduría ante los Jueces de la República de Colombia. No puede pretender cubrir sus notorias y graves falencias como administrador público y gobernante, con manifestaciones públicas inducidas y alimentadas con resentimientos y odios de clases.

La arbitrariedad de Gustavo Petro es la causa de la sanción que hoy la Procuraduría le impone al Alcalde Mayor de Bogotá. El mandatario hizo oídos sordos a todas las advertencias autorizadas que le señalaron oportunamente que estaba violando la ley. Pero él decidió pasar por encima de ella y fabricó un decreto ilegal para actuar aparado en la presunción de legalidad de que gozan los actos administrativos.

En la decisión del Procurador General de la Nación no hay ningún golpe de Estado sino la aplicación debida de la Constitución y las leyes vigentes en nuestro Estado Social de Derecho. Las actuaciones consientes y premeditadas del Alcalde Petro y de su equipo para apropiarse de la prestación de un servicio público que desde la vigencia de la Constitución de 1991 no está reservado con exclusividad para el Estado, y la contratación indebida a dedo de sus propios contratistas, no pueden menos que tener las consecuencias legales previstas en la norma.

El alcalde Petro sigue sin referirse públicamente sobre las afirmaciones del entonces Secretario de Salud, ahora de Gobierno y probablemente su sucesor, Guillermo Alfonso Jaramillo, cuando en entrevista a un medio digital de especial importancia y reconocimiento refiriéndose al también destituido Diego Bravo, afirmó: ¨ El problema fue de una gerencia que jugó con dos cartas en la mano porque por debajo de cuerda le jugaba a los empresarios y por el otro lado le jugaba al Alcalde.¨

Por eso siguen vigentes los mismos interrogantes: ¿Cuáles son esas cartas por encima y por debajo de la mesa de que habla el entonces Secretario de Salud y hoy de Gobierno? ¿Será que estamos frente a otro capítulo del carrusel? El Alcalde Petro tiene la palabra.

@RFelipeHerrera

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO