Doce deseos en 2019

30 de diciembre del 2018

Opinión de María Fernanda Cabal

Doce deseos en 2019

Este 31 de diciembre renovaré mis expectativas como ciudadana, luego de que el Centro Democrático y las coaliciones de segunda vuelta presidencial, lograran el triunfo para recuperar el poder; bajo el legado de las políticas que transformaron a Colombia en el año 2002, de la mano del Presidente Álvaro Uribe.

Pediré doce deseos, uva a uva,  pensando en cómo construir un país que recoja los anhelos de los electores.

Primera uva: Acabar con la corruptela que nos dejó Santos. Deseable que todos los jefes de Control Interno rindan cuentas periódicamente a Presidencia de la ejecución del gasto público de cada una de sus entidades, previendo aquellas situaciones de vulnerabilidad para evitar el daño fiscal y la robadera.

Segunda uva: Que la cúpula militar renovada recupere el fuero militar y las garantías judiciales para quienes arriesgan su vida y se sacrifican por nuestra libertad. Que se exija que todas las investigaciones estén ajustadas al DIH y a los manuales operacionales.

Tercera uva: Que avancemos en la lucha contra el narcotráfico recuperando el control de territorios vedados para el Estado, a través de planes de desarrollo coherentes con la demanda nacional y sin atender las demandas de aquellos que pretenden tener control territorial y apropiarse de los recursos públicos.

Cuarta uva: Que se genere un subsidio a la demanda, para que los estudiantes de clases menos favorecidas accedan a la educación superior privada. Entretanto  se debe auditar el gasto de la educación pública para ampliar su oferta con calidad académica. No más barril sin fondo de prebendas a rectores y consejos directivos.

Quinta uva: Que se ajuste el presupuesto desmedido de la JEP para que no sea la cueva burocrática de la izquierda.

Sexta uva: Que los jueces de la JEP sean relevados si no cumplen con el principio de imparcialidad. No más jueces ideologizados con sesgos para aplicar justicia sobre nuestra fuerza pública y otorgar impunidad a las Farc.

Séptima uva: Que se limiten las funciones de la JEP al acuerdo. Que no usurpe decisiones relacionadas con la extradición. “El que la hace la paga”, así sea Santrich.

Octava uva: Que se haga justicia en el caso de Andrés Felipe Arias y le sean respetados sus derechos y garantías constitucionales. Sí a la doble instancia para que pueda demostrar su inocencia.

Novena uva:  Que el Presidente Duque gobierne con el partido que lo eligió. El Centro Demócratico tiene la obligación política de legitimar las promesas de campaña apoyando al gobierno desde el Congreso y el Presidente la de gobernar honrando el compromiso con millones de electores.

Décima uva: Que la Fiscalía imponga su autoridad, ubique y capture a los prófugos cabecillas de las Farc que se burlan de sus propios acuerdos de paz,  los lleve a la justicia ordinaria para ser juzgados y, si corresponde, extraditados por narcotráfico.

Decimoprimera uva: Que se recorte el gigantesco Estado burocrático que nos dejó Santos y se ahorren recursos eliminando agencias inútiles y embajadas que no cumplen ninguna función. Los colombianos estaríamos complacidos con estas decisiones.

Decimosegunda uva: Que se reforme la Ley 1448 de Víctimas y Restitución de Tierras. No más despojos infames contra propietarios y poseedores de buena fe, en su mayoría campesinos y también víctimas, que ven arrebatado su único medio de subsistencia por cuenta de un estado ladrón. Restitución sí, pero sin despojo.

Doce deseos que, de cumplirse, llevarían a este gobierno a ocupar un lugar de honor y gloria en la historia de Colombia.

Un brindis y salud, por usted, Presidente Duque, por su partido, por Colombia y por todos nosotros.

Feliz Año Nuevo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO