Trump “asegura” a su mujer en la Casa Blanca

Foto: @FLOTUS

Trump “asegura” a su mujer en la Casa Blanca

12 de junio del 2017

Tras la suma de desplantes de uno y otro (que si le cogió la mano, que si lo rechazó, que no viven juntos y hasta que habría un tercero), la primera dama de los Estados Unidos confirmó que hizo la mudanza con su hijo, el menor de Trump.

Lo de la infidelidad, aunque suene a despropósito o disparate, lo dijo una escritora británica (Mónica Byrne) y lo publicó hace dos días el periódico El Mundo, de España. Sostiene que la primera dama de Estados Unidos es infiel a Trump y sale con el jefe de seguridad de Tiffany.

–Los rumores hablan de “un matrimonio tan solo de cara a la galería”.

“Según Byrne, la primera dama sería infiel a Trump, con el jefe de seguridad de Tiffany, concretamente en una de sus conocidas joyerías en la Torre Trump, donde Melania vive junto a su hijo. La escritora incluso ha publicado una fotografía con el rostro del presunto amante de la ex modelo eslovena. Al parecer, apunta Mónica, la relación nació hace varios años y continúa en la actualidad.

Byrne también sostiene que Melania vive “encarcelada en un matrimonio” y que firmarán los papeles del divorcio en cuatro años, que es lo que puede durar la presidencia de Trump de no repetir éxito en las próximas presidenciales.

“Melania ha sido miserable e infeliz desde que su marido decidió postularse para la Casa Blanca”, decía Byrne.

La polémica está servida, ya que durante los últimos meses en la corte de Trump en Washington también se rumorea que el presidente tiene sus líos extramatrimonales. “Pero el problema más grave entre ambos es que Trump nunca la ha visto como una esposa. Por eso, no ha ahorrado humillaciones hacia ella en público. Lo único que le interesó de ella fue que era guapa y salía bien en las fotos, que es muy sumisa y discreta, y que con ella tuvo todo el sexo que quiso. Que es mucho”, contaba Pablo Pardo, corresponsal de El Mundo en Washington.

Ahora en la Casa Blanca.

Estaban viviendo en Nueva York “para que el único hijo del matrimonio presidencial acabara su curso escolar”. Ella y el niño –Barron- no se mudaron con el Presidente a la Casa Blanca y se quedaron en su residencia de la Torre Trump de Nueva York.

“Este domingo –según El Mundo-, los tres han regresado juntos a la Casa Blanca tras pasar el fin de semana en el club de golf de Trump en Bedminster (Nueva Jersey). Los padres de Melania, Amalija y Victor Knavs, también pasaron el domingo con la familia presidencial y se espera que se conviertan pronto en figuras familiares en Washington, según medios locales”.

La mudanza de la primera dama de Estados Unidos a la Casa Blanca despeja, en consecuencia, rumores malsanos y especulaciones absurdas.

Pensando con el deseo, la luna de miel ha vuelto a ese hogar y también la paz espiritual y física para el presidente de la mayor potencia mundial.

Asegurándola en la Casa Blanca, se asegura menor murmuración.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.