Duplas inter-generacionales para ciencia

12 de febrero del 2020

Por: María Piedad Villaveces.

Duplas inter-generacionales para ciencia

El pasado lunes fui invitada por la Ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación a la primera reunión entre el Colegio Máximo de las Academias y el Ministerio. El objeto de la reunión era presentar las estrategias a implementar en el naciente Ministerio y aunar esfuerzos para fortalecer la institucionalidad del Sector. Recuerdo que había representantes de las Academias de ciencias, medicina, economía, lingüística, geografía e historia. También estuvieron presentes representantes de la Sociedad de Ingenieros.

Agradezco que la Ministra no sólo haya invitado a las Academias sino también a representantes de otros segmentos de la sociedad civil organizada como ACAC, pues considero que esos son espacios de diálogo que permiten la discusión abierta que ayuda a proyectar conjuntamente el futuro del sector. Sin embargo, dado que era el primer encuentro entre la Ministra Torres y las Academias después de las tensiones mediáticas que se habían producido en las semanas anteriores por las declaraciones hechas por Mabel Torres como investigadora (antes de posesionarse como Ministra), esperaba que la agenda incluyera algún punto. Lo cual, solo se dio por un cambio de agenda que se solicitó y, en un tono muy tímido. 

Después de la reunión me quedaron sonando tres temas que quisiera compartir en esta columna:

  • Lo primero, fue que, antes de que llegaran la Ministra y su equipo, yo era la única mujer presente. Las directivas de las Academias parecen estar integradas sólo por hombres. En el siglo XXI la falta de representación femenina entre las directivas puede interpretarse como excluyente. 
  • Lo segundo, fue sentir poca representación de las nuevas generaciones en este escenario. 
  • Lo tercero, fue observar que estos representantes de las Academias usaron un lenguaje excesivamente amable y cordial con la Ministra. No que yo esperara que la reunión se tornara agresiva, pero sí esperaba que estos directivos de las Academias abrieran un diálogo con la Ministra sobre la situación y las formas estratégicas de abordar, conjuntamente, la situación en beneficio de la institucionalidad. 

Esto me lleva a pensar en el grado de representatividad  de los investigadores activos a través de las Academias en Colombia. Lo anterior debido a que, Colombia ya cuenta con más de 9000 investigadores con doctorado. Cerca de 5% de estos, al vincularse a la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia, han manifestado su deseo de contribuir a la sociedad pues muchos han logrado su nivel de estudio gracias a los recursos públicos. 

En ese escenario, me atrevo a hacer estas sugerencias buscando que aprendamos de lo que ha ocurrido y que fortalezcamos las Academias como organizaciones voceras de los intereses de los investigadores colombianos:

  • Las Academias no sólo estén representadas por la experiencia y la sabiduría sino también por el ímpetu, la juventud y la capacidad de inclusión de los investigadores científicos de las nueva generaciones. La combinación de ambos haría que se proyecte la voz del investigador crítico, constructivo y estratégico que requiere el país. 
  • Cuando las Academias sean llamadas por los Ministerios a reuniones que involucren la construcción conjunta de política públicas, se conformen en estas organizaciones “Duplas” que combinen la sabiduría y la juventud. 
  • Los mensaje de las Academias no se deben limitar a amables palabras que eviten confrontaciones sino que, con propuestas sólidas, establezcan lineamientos claros que transmitan las necesidades de los investigadores. Para que, con estas, los tecnócratas puedan proponer políticas de ciencia, tecnología e innovación que respondan a dichas necesidades. 
  • El propósito de los mensajes de los representantes de las Academias, más que coyuntural, debe ser estructural relacionado con la importancia de incorporar en la cultura colombiana principios del pensamiento científico y de su método. Lo anterior, buscando un desarrollo sostenible de nuestra sociedad. 

Sin ser Academia, pero habiendo podido participar en ese primer encuentro, desde la sociedad civil organizada seguiremos participando de forma crítica, constructiva y pública buscando fortalecer la institucionalidad de ciencia en Colombia. 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO