.edu.co

12 de abril del 2011

La mayoría de la gente está de acuerdo con reformar a la educación en Colombia pero el problema y la pregunta es ¿cómo? Porque pareciera que está más amenazado el anteproyecto que pretende reformar a la educación superior y a la Ley 30 de 1992, que la privatización de las universidades públicas.

Además y en términos generales, al sector privado no le interesa cambiar el modelo educativo, porque su fin naturalmente es el lucro y mantener el modelo tradicional de desarrollo. Pero si el gobierno estuviera hablando en serio, debería empezar por meterle la mano a la educación básica y de una vez cambiar todo el sistema educativo del país.

Ahora bien, mayores recursos o fuentes de financiación no siempre son sinónimo de cobertura o de calidad pero sí son necesarios para más becas, créditos, subsidios, programas de postgrado, ciencia, innovación, tecnología, investigación y para capacitar a los maestros. Y por eso pienso que el presidente Santos está confundiendo “el buen gobierno” con las buenas intenciones y a la educación con la economía.

Porque no creo que el gobierno quiera privatizar a las universidades públicas, lo que pasa es que el Estado no puede garantizarles la educación a los colombianos y mucho menos resolver los problemas estructurales que la caracterizan.

Además, con el mismo presupuesto de hace 20 años es imposible pensar en modernizar a unas universidades, donde se socializa la pobreza y se lidia con “elenos”, “farianos” y “paras”, todos amparados en la autonomía universitaria. Pero como lo uno no justifica lo otro, tampoco es posible reformar a la educación superior sin la comunidad universitaria.

Lo triste del asunto es que necesitamos más universidades públicas y cerrar a todas las universidades de garaje, porque menos del 40 por ciento de las personas en Colombia acceden a la educación superior y sólo el 5 por ciento de los docentes cuentan con un título de doctorado y así es muy difícil balancear las desigualdades…

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO