EEUU apuesta a la paz

26 de mayo del 2015

Los amigos de los diálogos de Paz en La Habana estamos muy preocupados por el giro negativo que están tomando ciertos hechos que, dolorosamente, se registran en el país y que tienen que ver con acciones de guerra que mucho daño  hacen al alma sufrida de Colombia. El modelo de negociación aprobado en los diálogos […]

Los amigos de los diálogos de Paz en La Habana estamos muy preocupados por el giro negativo que están tomando ciertos hechos que, dolorosamente, se registran en el país y que tienen que ver con acciones de guerra que mucho daño  hacen al alma sufrida de Colombia. El modelo de negociación aprobado en los diálogos de La Habana, es decir el negociar en medio de la guerra, no es el más apto para una situación como la colombiana, con tantos “enemigos agazados de la Paz”. Pero si este fue el modelo que se aceptó, no hay nada más que hacer. Por eso nos pareció bien que las partes decidieran continuar con los puntos de la Agenda después de dos hechos muy duros para el proceso. Uno, el bombardeo de la fuerza aérea a unas unidades guerrilleras en Guapi, Cauca, con el doloroso parte de 26 colombianos muertos y dos, la suspensión del cese al fuego unilateral que habían decretado las Farc desde el año pasado.

Así las cosas debo decir que me pareció esperanzador  el  importante reportaje que el embajador de los EE.UU. en Colombia, Kevin Whitaker, entregó al diario ‘El Espectador’ en su edición dominical del pasado 17 de mayo de 2015.

El Embajador Whitaker es conocedor de las realidades sociales y políticas de América Latina. Se desempeñó como Coordinador de la Oficina de Asuntos Cubanos, fue su  secretario ejecutivo. Más tarde, Director de la Oficina de Asuntos Andinos y  Subsecretario de Estado para asuntos de Latino América. Es un veterano funcionario de carrera que se ha desempeñado como diplomático en Reino Unido, Jamaica, Honduras, Nicaragua y Venezuela. Graduado en la Universidad de Virginia, lugar  donde nació. Fue nombrado Embajador de los EE.UU. en Colombia por el Presidente Barack Obama. Podemos colegir entonces que conoce bastante la situación de Colombia y de los países vecinos.

El eje central de sus respuestas viene de su frase inicial cuando manifiesta que “El proceso de Paz está  muy bien diseñado”,  a esto corresponde el apoyo que brinda  su país a las negociaciones con las Farc, tanto en el proceso como en el pos conflicto. Del mismo modo el nombramiento del delegado del Presidente Obama para los diálogos de Paz, señor Bernard Aronson, persona con mucha experiencia en negociación, que conoce muy  bien la región, a quien las Farc ha tratado con respeto. Es la forma  como su gobierno pone su granito de arena para el objetivo de la paz, afirma.

Es interesante ver  como el embajador  manifiesta una posición abierta frente a ciertos temas espinosos como el regreso o la participación directa de “Simón Trinidad” cuando afirma: El gobierno de Colombia no lo ha pedido, sin embargo, se  ha tomado nota de las declaraciones del Alto Comisionado Sergio Jaramillo acerca de la posibilidad de su liberación para participar en la parte final de los diálogos. Este  tema no está en la mesa, pero somos amigos y aliados de  Colombia y eso quiere decir que vamos a escuchar al Gobierno.

Otro aspecto en el que no se ve una postura  cerrada, es al hablar es sobre  la posibilidad  de que su país renuncie a la solicitud de extradición de los jefes guerrilleros tras un acuerdo de Paz.  A lo que responde: “Es otro tema hipotético. En mi manera de ver hay cosas que se deben decidir al  final, y eso es algo que vale en una negociación….. No es importante ni aconsejable llegar a conclusiones antes de tiempo. No estoy señalando que eso sea posible, digo que hay cosas que se deben discutir al final, no antes”.  Así mismo afirma respaldar el hecho de que el Gobierno busque la inclusión del ELN en las negociaciones, aunque dice: no tenemos un papel directo.

En lo que fue más amplio y generoso en su respuesta fue acerca de cómo y de qué manera sería el papel de EE.UU. para apoyar  en el posconflicto.  Sobre lo que afirmó: “Sería cuestión de solicitar más ayuda para ese propósito y voy a abogar por  eso”. “Otra cosa: en el posconflicto inmediato se necesita ayuda para desmovilización, pero el concepto no está decidido porque es cuestión de los colombianos. Pero si en este momento Colombia quiere participación de mi país, hay que buscar la manera de hacerlo. De lo que se trata es de infraestructura, de institucionalidad, de alternativas, de estilo de  vida, y en todas  esas áreas estamos involucrados. Yo le he preguntado a la gente: Si el gobierno puede hacer algo,  ¿Qué sería? Y la respuesta casi siempre es: Mas carreteras”.

A pesar de los episodios beligerantes que acaban de suceder, yo sigo pensando  que la paz es posible, dado que confluyen tres factores simultáneamente: Las Farc entiende que ya no tiene posibilidades de acceder al poder por las armas y  deben incursionar en el mundo de la política para hacer posible su proyecto social. El gobierno entiende que no está en su posibilidad eliminarles, en cambio sí, su perturbación no facilita  el desarrollo armónico de los planes y programas propuestos como gobierno. Los EE.UU. abren la posibilidad de discusión  sobre algunos temas que antes eran de principios, y  que hoy se  pueden requerir para  la  firma de acuerdos con sentido de realidad.  Sin olvidar  que la situación internacional nos favorece. Cuba país donde se desarrollan los diálogos de Paz está en conversaciones con los EE.UU para el  restablecimiento total de sus relaciones diplomáticas. ¡La oportunidad es ahora!  No la podemos perder.

In Memoriam. Hace varios años conocí por intermedio de mi amigo Gerardo Rivas al brillante  periodista Oscar Collazos.  Su muerte priva a las letras colombianas de un escritor demócrata en toda la dimensión de la palabra. ¡Recuerdo eterno a su memoria!

Ex. Embajador de Colombia en Europa.

Vice. Presidente del Comité Permanente de Defensa de los Derechos Humanos. CPDH.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO