¡El amor ha mutado!

18 de abril del 2019

Opinión de Enrique Herrera

¡El amor ha mutado!

La forma de relacionarse en el amor han mutado. Y en ello ha incidido las redes sociales  y otros fenómenos mundiales.

La modernidad líquida de la  que escribía Bauman ( y por ser líquida  todo va rápido, no se detiene, fluye a mil, nada es sólido y todos es efímero) aceleró tanto las cosas que también afectó la durabilidad del amor.   

Con la globalización, tecnología y redes  todo fluye más presuroso, se desplaza, es portable y perecedero. Lo sólido y sedentario como por ejemplo, lo que era roca y  estable, ahora es líquido y nómada como el agua.

Lo líquido  a diferencia de lo sólido no conserva mucho tiempo su forma y por tanto sufren, como todo lo que fluye, un continuo cambio de forma. Al amor le pasa igual.  Atrás quedó aquello del amor para toda la vida lo mismo que hasta que la muerte los separe. Eso era roca. Hoy todo caduca y se desmorona habida cuenta a que ya no se tolera nada que dure.

Pero vayamos al amor de antes, al que contenía la tragedia. El  de Oscar Wilde en “La balada de la cárcel de Reading”. Wilde anota en este triste poema que “Cada hombre mata lo que ama/¡sépanlo todos!/ Unos con una mirada cruel;/otros, con palabras zalameras;/el cobarde con un beso;/el valiente con la espada” pero no cada hombre muere por ello.

Y si, el amor se mata, entre otras cosas porque el amor es el habitáculo por excelencia de la inmadurez, la impaciencia y la conjetura. Los 3 tienen un denominador común: Descarrilan al amor y por esta vía  sobrevine la ruptura.

Y con la ruptura llega la parálisis, la incertidumbre, la desorientación y el miedo; la investigación del qué pasó y el  sin saber en qué momento se volvió trizas todo aquello que ahora quedó, ¡muerto!. También llega el pensamiento en círculos, ese que da vueltas sobre si mismo;  y la tusa lanza al ex con su dolor y desilusión al laberinto en dónde la salida se escabulle, la sin salida es la regla y la soledad el nuevo mundo.

Así se amaba antes. En la modernidad sólida.

Hoy, generalmente, las relaciones son precarias y provisorias, sin plazos  y sin certezas. También son más libres, no hay afán de posesión ni grandes tragedias nos dice Patricio Pron en “Mañana tendremos otros nombres”.  En el 2018 hubo en Colombia 2,3 matrimonios por cada divorcio. Ni la gente se está casando y los casados se están divorciando.

Con las apps para encontrar pareja, escribe Pron, se entró a un juego de selección y descarte desde el celular, de buscar el  match y ello no genera vínculo más allá de la información que ofrece una fotografía -en este mundo de imágenes y selfies- y una o 2  líneas de información personal. Y por esta vía se eliminó la conquista y el romanticismo.

También con estas aplicaciones las personas se convierten en mercancía y la experiencia amorosa en un objeto de consumo y  en un intercambio de servicios. Así pues, nadie elige sino que selecciona a alguien de un conjunto de posibilidades sin entender todavía que el amor no es una decisión ni una elección porque no se escoge el amor sino que  el amor lo escoge a uno.

Claro está, también existe el amor inmortal y amores que son como un tango en el sentido que el tango  más q un baile es una filosofía de vida en el que  2 personas se convierten en 1, se acompasan y acompañan mutuamente; se anda al ritmo y al unísono y nadie sobrecarga al otro; no hay abandono: el hombre siempre acompaña a la mujer y viceversa y ninguno invade el espacio del otro y, por último, en el tango el uno conoce al otro, no hay traspiés, más bien sincronía. De esos amores todavía quedan.

@enriqueha

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO