El fiasco de Duque en la ONU

1 de octubre del 2019

Por: Jacobo Solano.

El fiasco de Duque en la ONU

La vista del presidente Duque a la ONU, resultó ser un fiasco por cuenta de lo mismo de siempre, Nicolás Maduro. Esta vez fue por el dossier que pretendía develar ante el mundo su alianza con las guerrillas terroristas colombianas, pues resulta que el informe resultó una “colcha de retazos”, soportado con fotos falsas y no fue una, ni fueron dos, ni tres, hasta ahora van cuatro fotografías que no corresponden a la realidad y no sabemos cuántas más van a salir, lo que sirvió para que la misma Delcy Rodríguez, en la Asamblea General del organismo internacional, denunciara el hecho como un montaje y Nicolás Maduro, con su característico lenguaje vulgar y desproporcionado, lo llamara “el imbécil de Porky”.

Todo por un informe mal elaborado, los asesores encargados debían renunciar, hicieron quedar en ridículo al país, en una cumbre donde el tema principal eran las fórmulas para mitigar el cambio climático, incluso una chica de 16 años, Greta Thunberg, se robó el protagonismo al decirle la verdad a todos los mandatarios del mundo.

Esperábamos que nuestro presidente Duque, ahora que el Amazonas arde y que nuestra biodiversidad está amenazada por la minería ilegal, que liderara una convocatoria internacional con una propuesta climática ambiciosa que incluyera a Brasil y a EE.UU., renuentes a fomentar políticas proteccionistas, con el objetivo de lograr consensos. Pero no, Duque fue lánguido con su mensaje ambiental y se enfocó en Venezuela, le dedicó la mayor parte de su discurso a denunciar lo que todo el mundo sabe y nadie quiere ver, que en Venezuela se violentan los derechos humanos, que no hay democracia, que hay presos políticos, que es la retaguardia del ELN, que Márquez y Santrich con su banda reciclada de terroristas están viviendo allá de lo lindo, que el narcotráfico se tomó la frontera, en fin, eso y muchas más verdades, pero definitivamente, a Duque con Venezuela, no le sale una; lo de la ayuda humanitaria fue un fiasco, cometieron todos los errores habidos y por haber, luego, las fotos de Juan Guaidó con paramilitares en la frontera que nadie pudo esclarecer y deslegitimaron al presidente interino, que si bien inició con fuerza, se fue diluyendo y hoy, prácticamente no representa ninguna amenaza para Nicolás Maduro, quien sigue fuerte y atrincherado en el Palacio de Miraflores, respaldado por Rusia y China.

Mientras en New York se mostraban fotos falsas, en Bogotá se vivía la peor semana de paros y protestas en manos del ministro de Defensa, Guillermo Botero. Ya es hora de que Duque entienda que el tal cerco diplomático no funcionó, el problema venezolano, por más que nos impacte, tienen que resolverlo ellos, seguir insistiendo y promoviendo la caída de la dictadura es un desgaste que no terminará en nada y puede afectar sus proyectos internos, además incidir en su popularidad, algo que lo perturba mucho. No puede seguir en ese incesante enfrentamiento verbal que propicia una constante tensión, su deber es dedicarse a gobernar Colombia y a solucionar nuestros propios problemas: salud, desempleo y seguridad, por solo mencionar los más inmediatos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO