El homenaje a César Gaviria

10 de junio del 2011

Me hubiera gustado saludar al expresidente Gaviria en estos días que el Partido Liberal le ofreció homenaje a raíz de los 20 años de la Constitución. Siento afecto especial hacia él por razones entrañables y lo respeto también. Es por lo que he coadyuvado y celebrado sus triunfos políticos.

No me simpatizan sus mañas, pequeñeces que solo parecerían propias de políticos de viejo cuño. Cierta mezquindad le quitó vuelo a su liderazgo. Lástima, encerrado en esa visión que no es amplia como su inteligencia y su preparación, resultó incapaz de unir al liberalismo cuando tuvo en sus manos la oportunidad. Prefirió llevarse de calle la posibilidad de contribuir a transformar la calidad de la política y la calidad de nuestro partido. Sus amigos coronados no resultaron tan competentes como creía… y los del trajín electoral son menos…

Se debe reconocer a César Gaviria que leyó al derecho el momento histórico y abrió los caminos de la Asamblea Nacional Constituyente, nacida de procesos históricos ajenos a lo que fueron su trabajo y su trayectoria al lado de la política tradicional… al lado del establecimiento. Su habilidad no ha sido promover cambios sino subirse a los que están listos… treparse en la cresta de la ola… es el “pragmatismo” que se le admira con razón, “pragmatismo” que por lo demás es la clave de los éxitos políticos en el ambiente colombiano. A los fogoneros que dejan la piel en las luchas por transformar las realidades políticas y sociales, como Lara y Galán, no les toca por lo general la cosecha de sus esfuerzos incomprendidos, rechazados, saboteados por el establecimiento, tan caro al expresidente. Las cosechas de los sufrimientos en la política las recogen los “pragmáticos”… sin despeinarse… Gaviria es “pragmático”.

Saludo desde estas líneas como Constituyente Liberal al expresidente Gaviria y lo congratulo otra vez, como lo hice en el pasado, por haberse jugado por la Asamblea que en buena hora dio a los colombianos la Carta Política que rige sus destinos desde hace 20 años. Hubiera querido ir al homenaje que le rindieron, sobre todo para abrazar a mis colegas Constituyentes Liberales. Su papel fue histórico no solo por el número decisorio, éramos la mayor bancada en la Asamblea,sino por la coherencia ideológica y por el profesionalismo y el entusiasmo patriótico con que hicieron su trabajo. La calidad de la Constitución se debe en mayor medida al calibre académico de los Constituyentes Liberales y a su experiencia en los asuntos de Estado.

Pero confieso que no hubiera pasado agradable en las efemérides del comento y por eso no fui. Me hubiera fastidiado ver en el altar de la ceremoniaa los ponentes en el Senado y en la Corte Constitucional de la contrarreforma constitucional más perniciosa y desgraciada de todas las que se han hecho. Rafael Pardo nunca podrá explicar su falta de juicio cuando dijo que impulsaba en el Senado el cambio de la Constitución para hacer posible la reelección de Álvaro Uribe. Esa gestión fue definitiva en aquel salto al abismo.

Del joven Manuel José Cepeda no digo mayor cosa… alguien que empuja a Colombia a las tragedias de la reelección… corrupción despotismo abusos devastación de los derechos humanos miserias sociales concentración de la riqueza… ese joven que dictó su discurso a favor de la reelección desde la presidencia del más alto magisterio dela Justicia Constitucional y que convalidó la racha de desgracias que vive Colombia atribuibles a ese desvarío,desgracias que se pagan con caos,miseria, humillaciones, muertos… ese joven que nos legó este asco de reelección a cambio de un miserable plato de lentejas en la mesa de su familia…este joven por fortuna jubilado joven… este joven… no merece la pena…

Bueno… y como si fuera poco, al lado de Gaviria estaba Santos… sumun del oportunismo y el candor… su porte de príncipe no sabe ni sabrá nunca de los sufrimientos que están detrás de la Constitución que celebraba ni de la nación que preside por obra y gracia del Espíritu “Santos…”. En fin… sumando y restando… era mejor no estar…

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO