El indulto otra llave para la paz

27 de noviembre del 2015

Los prisioneros indultados están condenados por el delito de Rebelión.

El indulto otra llave para la paz

El  Presidente Santos, acaba de anunciar un indulto para treinta prisioneros de las Farc, detenidos en varias penitenciarias de Colombia. Hay que reconocer que: Esta soberana decisión viene ayudar a consolidar los esfuerzos hechos por los negociadores de Paz en La Habana, en el fatigante camino por firmar los Acuerdos que le pongan  fin al conflicto armado iniciado hace más de cincuenta años, en nuestro país. La inmensa mayoría de los colombianos amantes y comprometidos con la Paz hemos recibido con satisfacción esta sabia y oportuna decisión presidencial.

Es necesario, por la salud del proceso de Paz, dejar muy en claro que los prisioneros indultados están condenados por el delito de Rebelión, sin que en ninguno de ellos haya sombras o rastros de delitos de guerra o de lesa humanidad. Corresponden a esos casos especiales que se dan en las confrontaciones armadas, donde los inculpados han participado en forma colateral en: el uso de prendas exclusivas  de la fuerza pública, en la utilización ilícita de equipos de transmisores o  receptores, así como en el porte ilegal de  armas  de fuego de uso privativo de las fuerzas armadas o de defensa personal. El Presidente Santos comprendió  que, en este largo y complejo proceso es necesario hacer un gesto de buena voluntad para devolver y cimentar la confianza en los diálogos de La Habana. Que  mejor muestra de magnanimidad! Devolver al  seno de sus familias a los prisioneros ausentes de sus afligidos hogares.

Estos gestos,  en medio de las dificultades y graves tropiezos que han caracterizado los diálogos durante los tres años largos de existencia, tanto desde  el momento que se iniciaron en Oslo, Noruega, para luego continuar en la Habana, se han caracterizado por cuidadosos y seguros movimientos de fina reciprocidad, y si bien las Farc ofrecieron y han cumplido un cese unilateral del fuego que permitió el avance en la Agenda de negociación, el Gobierno del Presidente Santos ofreció la suspensión de los bombardeos sobre los  campamentos de los insurgentes de las Farc y ha cumplido. Aunque si bien ambos son gestos de buena voluntad, tiene mayor envergadura el primero, ya que muestra de manera contundente el compromiso de suspender la guerra, tal vez  por esto el Gobierno presenta un nuevo gesto hoy con la entrega de los presos, para tratar de equiparar en dimensión lo ya ofrecido y cumplido en la práctica por las Farc. Quizás lo que esta organización estaba esperando, era el gran paso de Cese al fuego por parte del gobierno, como colofón para firmar un Cese Bilateral,  antesala al sello final del Acuerdo en La Habana. Sin embargo,  podemos observar movimientos bien delicados por parte del gobierno, donde si bien, aún no entrega lo que la insurgencia espera, si da muestras de reciprocidad que eleven el nivel de motivación de la mesa de negociación, al mostrar que está dispuesto a corresponder a nuevos avances y gestos que realice la contraparte.

Por lo anterior, no logramos entender la virulencia enfermiza de los enemigos acérrimos de  la Paz de Colombia. Las declaraciones destempladas de los dirigentes del Centro Democrático y de la Procuraduría General de la Nación,  dejan un sabor amargo en la boca de las mujeres y los hombres que trabajan por la Paz,  el anuncio del Indulto fue recibido con franca artillería pesada, cuando han sido ellos mismos los que en su gobierno aprobaron más de 200 indultos para prisioneros de guerra.  No logramos entender que es lo que se pretende, ¿será acaso perpetuar por décadas y décadas este desangre que corre las entrañas  genuinas de la nación Colombiana?  Como bien lo dijo Humberto de la Calle, jefe de la delegación del gobierno colombiano, de manera  apesadumbrado: “No entiendo a los que quieren otra década más de guerra entre los colombianos”. De ser así, aunque siempre nos opondremos a ello,  pediremos: “Señor, perdónalos porque no saben lo que hacen”.

Sin embargo, de otro lado,  voces auténticas de nuestra nacionalidad como el emblemático Senador y Director del Partido Liberal Horacio Serpa,  el Director del Partido de la U Roy Barreras, entre otros, han salido a la palestra a defender el Indulto. Del mismo  modo, el Senador  del Polo Democrático Iván Cepeda, manifestó el apoyo con su bancada diciendo “Creo que la decisión del indulto a 30 presos de las Farc muestra que hemos avanzado hacia la consolidación de la última fase del proceso”. Del mismo modo, Rodrigo Granda, integrante del equipo negociador de la guerrilla y quien fuera  indultado en la presidencia de Álvaro Uribe Vélez, expresó: “el  indulto es un importante gesto de Paz que despierta gran respaldo, ya que con voluntad política si se puede”.

Por eso decimos: El indulto es otra llave que saca el Presidente Santos para abrir nuevas puertas de la  Paz.

EX.EMBAJADOR DE COLOMBIA EN EUROPA

VICE.PRESIDENTE COMISION PERMANENTE DE LOS DERECHOS HUMANOS (CPDH)

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO