El Ministro más frío que una piedra

El Ministro más frío que una piedra

4 de Junio del 2017

A Guillermo Rivera, hoy Ministro del Interior, muy pocas veces lo vi sonreír, menos reír, durante los años que estuvo en el Congreso, en su calidad de Representante por el Putumayo. Es un hombre frío, cerebral, inconmovible. Pero en esta ocasión (en el video que vamos a mostrar) parece una piedra. Escasamente pestañea, no se incomoda, no mueve la cabeza. Ningún músculo de su cara reacciona, aunque a menos de medio metro un líder del paro de Buenaventura le protesta.

El ministro recibe sereno, inexpresivo, el regaño. Se mantiene impávido durante el discurso gritado de su interlocutor, ante un grupo de personas que también se muestran tranquilas. Estuve por pensar que la exaltación del reclamo del dirigente, que movía sus manos, de pronto golpearía la cara del ministro.

“Usted sabe que el Esmad está ‘garrotiando’ y echándole gases a los ciudadanos de Buenaventura. Estamos reclamando dignidad, queremos vivir como ciudadanos, como seres humanos, ¿Es o no es un estado social de derecho? Mire la arrogancia del Estado de ustedes que representan”, rugió el representante de la protesta.

Rivera no interrumpió, no contestó, no asintió, no negó. Tampoco se le veía nervioso ni a punto de frenar la arenga. Siguió escuchando, inalterable, quieto, atento.

-“Ustedes ni siquiera pueden suspender 48 horas el paso de las tractomulas. Ministro, las tractomulas no pueden estar por encima de la gente de Buenaventura, respete a la gente de Buenaventura y se lo digo calmadamente y mirándolo a los ojos porque yo estoy en las calles viendo cómo su gente que usted comanda dice que a estos negros hay que matarlos y darles duro. Estamos en desacuerdo con esa desidia y con ese racismo que representa el Estado cuando no puede hacer nada por controlar lo que está pasando con nuestra gente en las calles”.

El video fue tomado por los periodistas que estaban en el lugar, en Buenaventura. Enseguida los micrófonos se enfilaron al Ministro, interrogado sobre una respuesta, que él negó también suave y fríamente.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.