El momento de los colombianos en Silicon Valley

El momento de los colombianos en Silicon Valley

11 de mayo del 2019

No puede pasar de agache la visita del presidente Iván Duque a Silicon Valley. Son muchos los expertos que vienen advirtiendo en los últimos años el atraso de Colombia con respecto a otros países de la región -y ni hablar de los países desarrollados- en cuanto a los avances tecnológicos y la preparación para la cuarta revolución digital. Los últimos gobiernos, conscientes del déficit en las áreas de mayor demanda global como ingeniería de sistemas, telemática, desarrollo de software y análisis de datos (BigData), han venido introduciendo estrategias para formar a los jóvenes en estas áreas y motivar el emprendimiento de nuevas tecnologías. Por tal razón, no es menor que el presidente de los colombianos se haya reunido con los líderes de compañías como Apple, Microsoft, Cisco, Amazon y Google con el fin de atraer inversión y apoyo a los programas de educación, energías renovables, ciberseguridad, inteligencia artificial, programación e innovación.

Está demostrado que los países que le apuestan realmente a la inversión en ciencia y tecnología logran cerrar las brechas sociales y poner a andar su economía. Hace décadas que Corea y Singapur entendieron dicha lógica que además está altamente correlacionada con un mayor PIB per cápita. En el top de los avances en robótica, inteligencia artificial, nanotecnología, biotecnología y computación cuántica están Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Holanda, Australia y China. Sin ir más lejos, Brasil y México superan ampliamente a Colombia en el impulso a las industrias creativas.

Nuestro país –hay que decirlo- se dejó coger la tarde ingresando a la nueva era digital, pero tampoco somos los más atrasados del planeta. El CEO de Microsoft en Colombia, Marco Casarín, dijo recientemente que, si la evolución digital continúa al ritmo que va, en el 2025 podría haber un déficit de 200.000 especialistas en tecnología. Sin embargo, señaló que nuestro país es el que tiene mayor crecimiento y penetración en las plataformas de la nube en América Latina, lo que nos hace atractivos ante grandes compañías que buscan crecer en la región.

Como es bien sabido, una de las mayores prioridades del gobierno Duque es impulsar la economía naranja en Colombia como factor clave de crecimiento y desarrollo social. A inicios de este año, Colombia y el Foro Económico Mundial firmaron en Davos, Suiza, un convenio gracias al cual se abrió hace dos semanas en Medellín el Centro para la Cuarta Revolución Industrial, tal y como se ha hecho en otras ciudades de China, India, Japón, Israel y Emiratos Árabes Unidos.  Precisamente, en la visita del mandatario de los colombianos el pasado jueves a las instalaciones de Apple en California, su director ejecutivo, Tim Cook, se mostró interesado en respaldar este Centro de tecnología en Medellín y vincularse a CEmprende, un programa nacional de emprendimiento y empleo por medio de alianzas público-privadas.

A propósito, al fondo de capital de riesgo e impulsor de nuevas empresas ‘500 Startups’ -donde también estuvo el presidente Duque- han llegado más de 1.300 solicitudes de emprendedores colombianos de los cuales la compañía ha apoyado a 11. Para que haya un mayor respaldo se debe incrementar la capacitación de los jóvenes del país, así como las ayudas económicas para que sus proyectos puedan competir hombro a hombro con los mejores de cualquier parte del mundo. Con este fin, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a través de Bancoldex, y en alianza con iNNpulsa lanzarán la próxima semana una plataforma de emprendimiento exponencial que pretende dotar de herramientas a aquellas personas que busquen una oportunidad de negocio a través del desarrollo de las nuevas tecnologías.

Volviendo a Silicon Valley, tenemos que destacar la presencia de los 14 emprendimientos colombianos escogidos para acompañar al presidente Duque. Se trata de jóvenes que hace pocos años montaron sus negocios basados en resolver las necesidades de la nueva era. Resaltamos a algunos de ellos como Sebastián Jaramillo, gerente de PinBus.com, la plataforma electrónica de venta de tiquetes de transporte intermunicipal más grande del país; Hernando Rubio, cofundador de Movii, una billetera digital móvil que permite la inclusión financiera de los colombianos; Julián Torres, gerente de Fitpal, una aplicación que permite la entrada a los mejores gimnasios de Bogotá, Medellín y Cali; Felipe Tascón, fundador de Mesfix, una plataforma de negociación electrónica basada en el ‘crowdfunding’; y Sergio Pachón, cofundador de Kiwi Campus, empresa de entregas a domicilios por medio de robots, especialmente en universidades.

Lo anterior nos demuestra que sí se están haciendo esfuerzos en nuestro país para involucrarnos de manera decidida en esta revolución 4.0. y es deber de todos quienes ejercemos algún liderazgo en la vida pública preparar a los colombianos a crear y desarrollar sus propias ideas en tecnología, informática, robótica, ciberseguridad, softwares, e industrias que generen valor cultural y propiedad intelectual. Por ello avanza en el Congreso un proyecto de ley de mi autoría con el que se definen incentivos tributarios a las micro y pequeñas empresas que se creen para desarrollar tecnologías de la información e innovación, así como a las que se dediquen a las industrias creativas.

Esta iniciativa, que busca darle dientes a la economía naranja, establece que aquellas personas que en la próxima década inicien su actividad económica en los sectores de tecnología e innovación serán exentos del pago de renta por 20 años y no serán objeto de retención en la fuente. De esta manera, impulsamos los emprendimientos especializados en la producción, comercialización y licenciamiento de tecnologías de la información o prestación de servicios de bigdata, hosting y cloud computing con base en el software o hardware desarrollado en Colombia, así como de aquellas que produzcan contenidos de carácter cultural e intangible.

Es momento de competir a la altura de los mejores emprendedores, desarrolladores y programadores del mundo. Seguramente algunos se reirán y pensarán, ¿pero cómo, si hay países que nos llevan años luz? ¡Pues sí es posible! Colombia ha mejorado sus procesos y tiene que seguirlo haciendo, pero hay miles de proyectos de innovación que se quedan a mitad de camino por falta de apoyo o presupuesto. ¡Qué mejor manera de dar el salto que con el respaldo de grandes compañías como Apple, Microsoft, Cispo, Google o Amazon! Por eso no es menor que el gobierno nacional haya logrado acuerdos de cooperación con estas firmas o que, por ejemplo, Google, esté comprometida con llevar internet a los lugares más apartados del país donde no hay fibra óptica. Ya iniciamos y potencial nos sobra.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO